Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208502

Chile: trabajadores del cobre obtienen históricos beneficios 

El sindicato de la mina Escondida, el mayor yacimiento mundial de cobre, obtuvo compensaciones salariales y gratificaciones que alimentan las esperanzas de trabajadores de otras minas que discuten con sus empresas una mayor tajada del rentable negocio en momentos de históricos altos precios del metal.

Los trabajadores mineros de Escondida (BHP) ya habían realizado una extensa huelga en 2017. Este año la empresa decidió otorgar lo que pedían antes que soportar otra medida de fuerza.

   Expertos consultados por Reuters mencionaron que al buen desempeño en el valor del cobre se suma la obtención por parte de los trabajadores del reconocimiento por mantener las operaciones durante la pandemia, en el marco del agitado clima político que vive el mayor productor mundial del mineral rojo.

   Los agremiados en Escondida lograron la semana pasada, luego de un tenso período de discusiones y a pocos días de ser habilitados para una huelga, bonos y beneficios finales equivalentes a unos u$s 30.000 por trabajador. Los beneficios fueron mayores que los otorgados en marzo en la negociación de la mina Los Pelambres de Antofagasta, que entregó más de u$s 24.000 por trabajador.

   “Nuestro legítimo Bono de Reconocimiento, equivalente al 1% de los dividendos pagados a los dueños, a distribuirse a todos los trabajadores en partes iguales, ha sido recogido, más allá de los nombres dados para su pago”, dijo el sindicato de Escondida tras la firma del nuevo contrato.

   El gremio había amenazado con una huelga incluso mayor a la de 44 días que protagonizó en 2017 y que golpeó no solo al yacimiento, sino también al crecimiento económico del país. El acuerdo marca una referencia para otros procesos en la industria, que este año está siendo favorecida por las expectativas de recuperación económica mundial tras la pandemia.

Lo que viene

   Durante este año quedan pendientes discusiones contractuales en las minas El Teniente, Salvador y Ministro Hales de Codelco, Cerro Colorado de BHP, El Soldado de AngloAmerican,  Sierra Gorda de KGHM.

   El resultado “Gnera un efecto que ya estaba abierto por los mayores precios, que habían elevado expectativas. Ahora con este acuerdo en Escondida -que es un récord- significa que habrá un respaldo implícito a las mayores demandas”, dijo Juan  Carlos Guajardo, jefe de la consultora Plusmining. Destacó, sin embargo, que ese acuerdo además cerró brechas pendientes de la negociación previa, tras la amarga paralización de 2017.

    Los sindicatos ahora en huelga de la mina Andina de Codelco han citado el esfuerzo de los trabajadores durante la pandemia, que ha permitido que la industria sortee airosamente la crisis  “y hoy hay que hacerles un reconocimiento”, aseguró Manuel  Cañas, secretario del sindicato SUT de Andina.

   “No pretendemos parecernos a Escondida, que es un gigante (...). Hoy día que la condición (de precios) es distinta, por lo menos debiéramos mantener los beneficios actuales no solo para los trabajadores vigentes sino para los que puedan llegar”,  afirmó a Reuters durante una protesta fuera del edificio corporativo de Codelco en Santiago.

   A los dos gremios que paralizaron labores la semana pasada, se sumó el martes un tercer y más pequeño sindicato, lo que mantiene al yacimiento en operaciones mínimas. Codelco ha dicho que lo ofrecido a los gremios 2constituye el máximo esfuerzo posible para la compañía en el marco de su proceso de transformación”.

   La estatal, mayor productora mundial de cobre, adelanta un multimillonario plan de inversiones que busca contrarrestar la caída en las leyes minerales de sus antiguos depósitos. Guajardo señaló que es difícil manejar las expectativas comparando a la gigante Escondida con Andina, que ha tenido muchos problemas en el último tiempo y su desarrollo futuro ha sido cuestionado por su eventual impacto en glaciares.

   Los trabajadores de la mina Caserones, de Nippon Mining, también están en huelga desde la semana pasada luego del fracaso de las discusiones de su nuevo contrato y no hay novedades por el momento sobre avances, según dijo a Reuters la empresa.

   Para Alejandra Wood, directora ejecutiva del Centro de   Estudios del Cobre (CESCO), el ambiente político en el país -en medio de la redacción de una nueva Constitución y discusión de un proyecto de regalías- también contribuye a las demandas de los agremiados. “Las condiciones de mercado y las condiciones políticas sin duda influyen en las expectativas de los trabajadores respecto de los montos de los bonos por cierre de negociación”, dijo.

   “El precio del cobre está alto, y ronda la idea de que las ganancias deben ser compartidas2, agregó al recordar un proyecto de ley que busca ampliar la participación de los trabajadores en  las utilidades de las empresas.

   Un grupo de sindicatos de El Teniente, la mina estrella de  Codelco, también ha rechazado las propuestas de la compañía en una negociación anticipada argumentando que faltan resolver  temas “fundamentales y emblemáticos”.

Notas Relacionadas