Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208266
Barranqueras fue sede de un banderazo nacional

La inclusión laboral trans es un derecho que sigue sin cumplirse

Referentes provinciales se expresaron por derechos para la población trans. También pidieron justicia por las víctimas de transfemicidios. 

Foto: Pau Li en Facebook

Esta semana se realizó en Barranqueras el Banderazo por la Memoria Trans, una expresión itinerante que reúne adhesiones y demandas de personas transgénero, transexuales y no binaries del país. 
“Necesitamos inclusión laboral, que se cumpla de verdad y no sea algo que queda en los papeles; por eso vine”, planteó Alison Valdez en un registro audiovisual (de Aron Indra Lezcano y Pilar Rebull Cubells). Con 49 años, asegura que ya es ‘grande’ y las estadísticas le dan la razón: la expectativa de vida para personas trans es de apenas 35 años. 

Foto: Pau Li en Facebook


“Muchas veces amanecí por un puesto de trabajo, me cansé de pedir y esperar. Ojalá que las generaciones futuras no tengan que dedicarse a la prostitución para vivir”, describe. A pesar de todo, hace 29 años que con su pareja formaron una familia, con tres hijos (de 19, 17 y 12 años). “Estoy orgullosa de ellos porque estudian; los adoro, los amo”, expresa. 
Como ella, referentes de Quitilipi, Sáenz Peña, de Resistencia, Puerto Vilelas, Fontana y hasta de Corrientes, acudieron a la iniciativa del Archivo de la Memoria Trans. 

El Banderazo Trans incluyó una caminata y acto en la municipalidad de Barranqueras. Foto: Registro audiovisual de Aron Indra Lezcano y Pilar Rebull Cubells.


Antes de llegar al Chaco la bandera blanco, rosa y celeste pasó por las provincias de Santa Fe, Entre Ríos (Paraná), Misiones (Oberá, Iguazú y Posadas) y Corrientes. Su camino continúa por Santiago del Estero (capital y La Banda), Tucumán, Salta; para llegar el 20 de noviembre a Capital Federal. 
“Queremos que se cumpla la ley de inclusión laboral trans en Barranqueras, sobre todo para las compañeras que siguen trabajando en la calle. Para que el día de mañana podamos tener un salario o una jubilación”, puntualiza Oriana Cristina Ramírez, referente del colectivo LGTBIQ+. 

En diálogo con NORTE indicó que aún falta dialogar con la intendenta y que hay dos compañeras que sí están trabajando en el municipio. Entre los pedidos destaca la necesidad de la beca de renta mínima progresiva, una ayuda de $5.000 que comenzó a abonarse en 2020 y que este año se interrumpieron.

Foto: Pau Li en Facebook

Los pedidos de visibilidad y justicia por transfemicidios como el de Fabiola Ramírez, de 22 años, es otro de los temas centrales de la agenda y su nombre junto al de otras trans quedó escrito en la bandera de 15 metros de largo. 
Finalmente Oriana celebra cómo resultó todo: “Fue más de lo que esperábamos. Pensamos algo chiquito y vinieron compañeras de varios puntos de la provincia”.