Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207975

CARTA DE LECTORES

La política y los valores

(A Emilio Peto Rodríguez)

Señor director de NORTE:
A un año de dejarnos físicamente, Emilio Gerardo Rodríguez, más conocido como “Peto”, exdiputado provincial, director nacional de P.A.N., subsecretario y expresidente del partido C.A.R., seguirá presente en nuestra memoria. 
Quienes lo conocieron desde toda su militancia política, saben que fue un hombre oriundo de cuna radical, su padre, Emilio Federico Rodríguez, primer candidato a senador de la Provincia del Chaco, su madre María Luisa Carrió, exprofesora y concejal de Quitilipi, quienes inculcaron valores y principios que quedaron plasmados en la comunidad, demostrando con hechos en el pueblo. 
Su padre fue un médico, muy conocido como el “doctor Rodríguez”, director del hospital de Quitilipi, quien además tenía su consultorio particular en su casa, atendía a cualquier hora, sin distinción de partido político, sin discriminación, sin cobrar incluso a los que no podían pagarle. De hecho, fue reconocido por un dirigente peronista, colocándole su nombre al actual hospital: “Dr. Emilio Federico Rodríguez”; su madre con más de cuatrocientos ahijados, fue concejal del pueblo, donando sus sueldos, con los que se construyó el Hogar de Ancianos en Quitilipi.
En los años de lucha en el radicalismo, llegó a ocupar una banca como diputado provincial, siendo reconocido por empleados y amigos, porque fue uno de los diputados que nunca se sirvió del pueblo, siempre estuvo al servicio del pueblo, se manejó en su vehículo personal y con su dinero realizó sus campañas políticas. 
Entre las leyes más importantes en su labor legislativa, y que se lo recuerda: es por ser el autor del Código Rural de la Provincia del Chaco, la Ley de Banquinas y la Ley de Carnes, entre otros.
Con su partido político Causa Reparadora (CAR) fue uno de los primeros que participó del Frente Electoral que llevó al triunfo al actual gobernador del Chaco, hace unos años en su primera gobernación. Siempre se lo encontraba en el Zanen, quienes pasaban por allí se sentaban a escucharlo y algunos le solicitaban consejos y asesoramiento, por supuesto, que con su generosidad, porque le apasionaba la política, lo hacía independientemente, si eran o no amigos. Transmitía y asesoraba que “se puede y se debe hacer política” sin tener que denigrarse, que el pueblo necesita dirigentes que representen sus intereses con capacidad de liderazgo y que uno al tener la libertad y oportunidad debe “hacer las cosas bien”, que el erario público es y será del pueblo. 
La tranquilidad y regocijo de dormir en paz —cosa que otros no lo pueden hacer—, que nadie te señale por la calle, que puedas sentarse en cualquier lugar público y transitar libremente, cuando ejerciste un cargo público, no tiene precio, fue el aprendizaje que nos dejó desde su experiencia y desde su convicción.
Hoy, más que nunca, seguiremos teniendo presente la memoria de quien nos inculcó a muchos de los que lo conocimos de que existe otra forma de hacer política, con honestidad, austeridad y transparencia, quienes seguimos militando; en memoria y aplicando esos principios queremos transmitir a los jóvenes y a quienes no lo conocieron que, la política debe ser aplicada como herramienta, como un medio trasformador para quienes más lo necesitan, para los desposeídos, para los más vulnerables y; que siempre se lo debe hacer con personas capacitadas e instruidas a la hora de ocupar un cargo público. 
(Tu compañera de vida, esposa y amiga)

KAREN INSAURRALDE 
DNI 29.465.814
Resistencia 

..........................................................................................................................................

Ruta 7 y obras por hacer

Señor director de NORTE: 
Quiero reflexionar acerca de algunos puntos marcados en una carta (publicada el 1/8/21) sobre la obra no terminada de la ruta 7, en la que se habla de comparaciones cuantitativas del oficialismo, rituales electorales, críticas y desmerecimientos a Macri, todas ellas herramientas recurrentes de la arena política de nuestra querida Argentina. Es mi deseo hacer luz en la parte de su carta en que cataloga de "ambigua" a la llamada fuga de capitales, punto en el que no estoy de acuerdo ya que tomo en cuenta que nuestra economía se rige mayormente por una fluidez de mercado interno, en ese sentido considero prudente que la dirigencia tome algún control sobre la buena fluidez que debe tener dicho mercado. También recordarle a la señora Marta López que Cristina Kirchner nunca fue embargada en ninguna causa y respondió siempre a los requerimientos de la justicia que es donde transita la inocencia y culpabilidad de los ciudadanos; no desconozco ni soy ingenuo en comprender que se puede evadir el accionar de la justicia pero puedo ver quiénes responden cuando se les plantea algún requerimento.
 Y propongo, para una transparencia política, que todos los dirigentes den cuenta de sus haberes patrimoniales para su bien y el de la salud gubernamental. El gobernador dio cuenta —siendo jefe de Gabinete— de que ellos debían presentar regularmente cuentas al Estado. También tenemos como ciudadanos el derecho de conocer la verdad sin caer en malevolencias de tipo emocionales cuando no nos gusta una figura política. No voté a Macri, pero quise que le vaya bien, porque quiero le vaya bien a mi país; no caí en fanatismos partidarios y esperé que el anterior gobierno pueda palear la crisis, como lo espero del actual gobierno, tomo constructivamente sus críticas, señora López, acerca de los sobreprecios eternos de las obras, tareas incumplidas, y propongo como ciudadanos critiquemos a fin de darle calidad institucional a la política en general.

BRANCO IVÁN CAPITANICH
DNI 30.789.962
Resistencia 

..................................................................................................................................................

Si el ambiente es víctima, la comunidad también lo es

Señor director de NORTE:
De carpetas y ríos. Los ríos Negro y Tragadero se encuentran “en carpeta” para ser declarados patrimonio de los chaqueños. 
Ahora, que leemos —con grata sorpresa— que el “compromiso ambiental” de los candidatos del Frente de Todos Chaco implica “el cuidado del suelo y del agua”, “la protección de los humedales” y “la implementación de […] la Ley de Corredores Biológicos”, además teniendo en cuenta que uno de ellos es Mariela Quirós (actual presidenta del Instituto de Cultura), sumado a los numerosos apoyos de la comunidad e instituciones que ha recibido dicho proyecto, solo podemos aguardar a que se haga realidad con la prontitud que amerita. 
Pues: ¿para qué esperar a ser legisladores? si la posibilidad de proteger los humedales y todo aquello que sostienen anhelar la tienen ahora.
 Si esta declaración finalmente se produjese, ese verdadero monumento natural del Chaco sería preservado en toda su magnitud —tanto natural como cultural (PCI)- para el goce de todos los pobladores y no solo para unos pocos privilegiados. Sin embargo, algunos ecónomos del municipio de Resistencia avanzan con la eufemística “rezonificación”, más precisamente: privatización, que afectará las áreas del —hasta ahora— dominio público. Todo ello, a pesar de que obran concurrentemente la Ley General de Ambiente (nacional) y la Ley provincial de patrimonio: Ley 1400-E; Atento a que los antes mencionados “bienes” resultan “susceptibles” de ser declarados patrimonio, y se encuentran por ende amparados por el principio precautorio de la mencionada norma nacional, debiera inexcusablemente ponerse en suspenso todo aquello que pudiera afectarlos, más aún ante el marco de una de las mayores sequías de los últimos años.

Negligencias de cada día. El Casco Histórico de Barranqueras y sus antiguos pobladores, algunos de ellos tercera y cuarta generación de familias que allí se han asentado, no tienen descanso por los numerosos impactos negativos con que se los asola. A las construcciones irregulares ya denunciadas, se le ha sumado la ¿negligente? actuación de la empresa Sameep que, ante una pérdida ocasionada en una de sus cañerías, ha actuado de manera irregular generando más impactos negativos. Por sólo mencionar algunos: la falta de contención-manejo de las “externalidades” de obra y sus consecuentes riesgos y daños (a bienes edilicios y veredas); Y la ausencia en el fundamental proceso de comunicación con vecinos (paso básico e ineludible de cualquier manual —y de las buenas prácticas— que se precie de actual y conforme a las perspectivas internacionales de Responsabilidad Social Corporativa). Como si esto fuera poco, en fecha 28 de julio de 2021, se apersonó para operar con herramientas neumáticas con las cuales asentar la tierra con la que cubrieron el “poso” por ella realizado; generando vibraciones que no serían recomendables en un sitio patrimonial, en especial cuando cuenta con antiguas construcciones asentadas en barro. Todo ello, evidencia un total desapego por el cuidado de lo que constituye el patrimonio de todos los chaqueños, ya que: a) la ley en argentina no admite desconocimiento, y el Casco Histórico de Barranqueras se encuentra protegido por la ley provincial 1804-E tanto como por la Ordenanza 5880 del municipio de Barranqueras. Amparado por la Ley General de Ambiente de la Argentina y tratados internacionales de jerarquía constitucional. b) le fue informado personalmente a la Ing. Liliana Indurain, que la empresa se encontraba operando en un sitio patrimonial.

El patrimonio en riesgo. Por su parte, anuncian la consolidación definitiva del Tramo III del sistema de defensas contra inundaciones, sin más información y sin audiencia pública, pero en apariencia para habilitar el tránsito de vehículos de todo porte por encima de ella. Esto solo confirmaría lo que vecinos de Barranqueras y profesionales de la arquitectura, la ingeniería entre otros advirtieran desde el año 1998: más que una obra de defensa en exclusividad, estamos en presencia también de una obra vial (posible vía primaria de comunicación), siendo sus consecuencias irrefutables: de concretarse el proyecto, el Casco Histórico de Barranqueras nuevamente se encontrará a merced de nuevos impactos: vibraciones; ruidos molestos; gases de combustión; desplazamiento de partículas por el tránsito vehicular; una vista “privilegiada” de quienes transiten por este lugar hacia los patios y demás espacios internos de las casas de los vecinos y con ello la pérdida de su privacidad; por solo nombrar -someramente- algunas pocas.

La pavimentación como caballito electoral. A todos los funcionarios que hacen gala del número de cuadras pavimentadas como plataforma de campaña, quiere vencer por amplia ventaja —como si de competencia olímpica se tratase— el actual gobernador Capitanich. Si lo logra, podríamos llamarlo “El gran impermeabilizador”. Resulta harto conocido el impacto de impermeabilización que genera la pavimentación de las calzadas; a ello se le suman la contribución al fenómeno de islas de calor que aumenta notablemente la temperatura de las ciudades; al aumento de la escorrentía superficial, entre otros. Cabe preguntarse entonces: a) Cuándo se refieren al cambio climático ¿su preocupación es real? b) los funcionarios —como Soneira— y asesores del gobernador: ¿no le habrán anoticiado que existen desde hace muchos años alternativas para la consolidación de calzadas que disminuyen los impactos ambientales negativos? Sean del color político que sean, está claro que “el pavimento” puede acaparar el voto de algún desprevenido, pero ello no elude a los ecónomos del estado de la responsabilidad de velar por el bienestar común, buscando alternativas a lo “clásico” y dañino.

La famosa “planificación estratégica”. Todo lo aquí reseñado nos habla a las claras de una planificación anti-ambiental, aunque nuestros funcionarios se ufanen de contar con el latiguillo de “planificación estratégica”; la inacción, ausencia, connivencia o incompetencia por parte de funcionarios que además adolecen —como se presume evidente— de la capacidad para analizar al Ambiente como se debe: de modo holístico; y, el siempre presente, aunque no por ello menos lamentable, sentido común del Desarrollo Sustentable o Sostenible, del que se valen para aprovechar su marcado e ineludible carácter ambiguo y así, “pintarse de verde”, aunque ello no implique en absoluto una esperanza, sino un negro futuro consumado.
Por último, nos preguntamos una vez más: ¿seremos como Ícaro- castigados por querer acercarnos a la verdad?

Eugenio Rolón
Ernesto Eugenio Rolón
Ramón Darío Esteban
Fundación Casco Histórico Barranqueras

Notas Relacionadas