Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207950

Honda está recomprando los Civics en Brasil

En el año 2016 se destapó el escándalo de los airbags de la empresa Takata, proveedora de las principales marcas de automóviles cuando por fallas estos causaron la muerte de varias personas al inflarse sorpresivamente y con mucha más fuerza que la prevista-.

El problema venía de mucho antes pero llegó al extremo ese año con 9 víctimas fatales lo que obligó a la empresa a retirar millones de unidades y hacer el recambio en las agencias de cada marca.

Los Honda Civic fabricados entre 1998 y el año 2000 están siendo recomprados por Honda por el alto costo de equiparlos con air bags nuevos.

La investigación del caso culpó al uso del nitrato de amonio como factor implicado en este problema técnico. De hecho, Takata acordó pagar una sanción de 70 millones de dólares (más de 63 millones de euros) en un acuerdo que incluye su compromiso para dejar de utilizar el nitrato de amonio antes de 2018, y declarar cualquier inflador que se active con nitrato de amonio como defectuoso para antes de 2019, a no ser que se pueda demostrar su seguridad.

EL CASO BRASILEÑO

El mes pasado Honda comenzó a recomprar todos los modelos Civic desde 1998 al 2000 en Brasil. Según la revista Autos Segredos, la recompra es válida para los casos en que los primeros propietarios tomaron de Honda Civics acudieron a la primera llamada de revisión, en febrero de 2020, para deshabilitar el sistema de airbag.

Al estallar con tanta fuerza los airbags de los Honda Civic brasileños destruyen el centro del volante y lo rompen en decenas de astillas potencialmente mortales.

En ese momento, la llamada también afectó a los modelos Accord, CR-V, Odyssey y Civic 1996 a 2000. Dado que cortar los cables del airbag no es una solución aceptable por el compromiso a la seguridad Honda Brasil intentó un recambio de unidades concluyendo que el costo era superior a sacar los coches defectuosos de la calle.

Independientemente del estado del automóvil, Honda paga los valores de la tabla Fipe en unidades. El informe encontró que Honda ya habría recomprado alrededor de 300 unidades del Civic. Luego de los trámites legales, se descargan y se envían a la fábrica en Sumaré o Itirapina (SP) para ser destruidos.

Los valores pagados por la marca a los propietarios de Honda Civic recaudados por el retiro de airbags mortales comienzan en unos 2800 Dólares para las unidades de 1998 y llegan hasta 3500 para los modelos 2000. Pero los valores cambian según la versión y el año del modelo.

Los autos para el desarme son cuidadosamente manipulados en talleres especializados para desactivar o hacer estallar los airbags. Los de Takata utilizan nitrato de amonio que con el tiempo se descompone aumentando su energía explosiva.

En febrero de 2020, Honda hizo público un caso de accidente en Río de Janeiro, que involucró al vehículo New Civic LXS 2008, que resultó en la muerte del conductor debido a las mortales bolsas de aire. Los forenses determinaron que hubo una ruptura anormal del inflador de la bolsa de aire Takata, lo que provocó lesiones que llevaron a la muerte del conductor.

Honda declaró que era el primer incidente de ese tipo en el país lo que terminó por decidir la recompra de las unidades a las que ya se les había cancelado el sistema en el primer recall

El comunicado

Ante las consultas la empresa respondió con el siguiente comunicado que no confirma la recompra de todas las unidades aunque deja entender que la operación está sujeta a la revisión de la unidad (extraoficialmente se dice que la empresa no compra los autos excesivamente modificados o donde se haya intervenido el sistema de airbags en un taller no autorizado).

Lejos de un sistema de seguridad los airbags fallados son una especie de granada de mano que ocasionó varios muertos.

“Honda, con base en el principio de respeto a los clientes, informa que el servicio de reparación de infladores de airbag se mantiene vigente y refuerza que este procedimiento se puede realizar incluso cuando, previamente, se cortó el cableado del componente, ya que la pieza se reemplaza por completo.

La empresa lleva a cabo negociaciones individuales con los consumidores y puede recomprar en casos específicos, y no confirma la información de que ya se han recomprado 300 vehículos. Honda Automóveis tiene un cuidadoso proceso de control de calidad en su línea de producción y monitorea constantemente las unidades ya vendidas como una forma de asegurar que sus productos cumplan con los más estrictos estándares de calidad y seguridad”.

Notas Relacionadas