Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207759

Bolsonaro justifica su reunión con neonazis alemanes y se queja de la prensa

El presidente brasileño había recibido a la diputada Beatrix von Storch, dirigente del partido de ultraderecha Alternativa por Alemania, nieta del ministro de finanzas de Adolf Hitler.

Desde el gobierno, el bolsonarismo ha transformado a Brasil en el principal aliado sudamericano de los racistas y armamentistas estadounidenses y los neonazis europeos.

   Von Storch es descendiente de Graf Schwerin von Krosigk, quien fue ministro de Adolf Hitler entre 1934 y 1944, y tras la muerte del Führer ocupó el cargo de canciller alemán por menos de un mes antes de la caída del Tercer Reich en 1945.

   “La semana pasada un diputado chileno y una diputada alemana estuvieron visitando la Presidencia, los traté bien, conversé, luego sale que la diputada alemana es nieta de un exministro de Hitler”, comentó Bolsonaro ante un grupo de simpatizantes. “La prensa me reventó”, dijo sobre el encuentro con Beatrix von Storch y su marido, Sven von Storch, en el Palacio del Planalto, la sede del gobierno en Brasilia.

   La parlamentaria neonazi divulgó en las redes sociales fotos suyas, junto a su marido y el presidente brasileño. “Yo creo que no se puede ver a alguien, tomando en cuenta quien fue su padre, porque muchas veces si alguien hizo algo errado esto no puede ser endilgado al otro”, planteó Bolsonaro.

   Y se preguntó: “¿Entonces yo no puedo recibir a esa diputada? Ella fue electa democráticamente en Alemania como candidata del partido Alternativa por Alemania. Si yo fuera a ver la ficha de cada uno que quiere ser atendido voy a demorar horas para atenderlo”, sostuvo. 

    La congresista alemana también se reunió en San Pablo con el hijo del presidente, el diputado Eduardo Bolsonaro, quien mantiene una intensa agenda de contactos internacionales además de haber sido titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja. “Estamos unidos por los ideales de la defensa de la familia, la protección de las fronteras y la cultura nacional”, posteó el hijo del mandatario en redes sociales tras su encuentro con la diputada Von Storch.

Bolsonaro junto a los dirigentes del partido neonazi Alternativa para Alemania

   La Confederación Israelita de Brasil divulgó un comunicado en el que afirmó que “lamenta la recepción dada a la parlamentaria de Alternativa para Alemania, un partido extremista, xenófobo, cuyos líderes minimizan las atrocidades nazis y el Holocausto”. Por su parte, la entidad, Judíos por la Democracia señaló que “El presidente y su hijo se reunieron con una diputada de un partido xenófobo y nazi. Esto es algo que nos asusta, no sólo como judíos, sino como brasileños”, apuntó.

   El hijo de Bolsonaro se había comprometido públicamente con Von Storch “a trabajar juntos en defensa de la familia, protección de fronteras y cultura nacional”. Junto a su colega Bia Kicis, presidenta de la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara baja de Brasil, Bolsonaro reivindicó un acuerdo con Alternativa para Alemania (AfD). El hijo del presidente y Kicis representan el ala ideológica más radicalizada de la ultraderecha brasileña.

   Eduardo Bolsonaro preside una entidad internacional de ultraderecha fundada por Steve Bannon, ideólogo de la derecha estadounidense representada por Donald Trump. Kicis, quien comanda la comisión más importante de Diputados y participó de actos que pedían la intervención militar en la Corte Suprema de Justicia, dijo en las redes tras recibir a su colega alemana: “Los conservadores se están uniendo para defender valores cristianos y la familia”.

   El gobierno de Bolsonaro es el principal aliado sudamericano de los grupos racistas y armamentistas estadounidenses y del neonazismo alemán. Recientemente, Filipe Martins, asesor internacional de Bolsonaro, en una audiencia del Senado hizo un gesto de “W” con tres dedos y “OK”, considerada una clave de identificación entre los supremacistas blancos norteamericanos. Otro caso emblemático es el del exsecretario de Cultura Robero Alvim, en enero de 2020, que grabó un video oficial repitiendo un discurso sobre “la cultura nacional heroica”, del ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels.