Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207712

Euro VII ¿amenaza la combustión interna?

La prensa especializada de nuestra región se pregunta escandalizada ¿cuándo llegará la electricidad al parque automotor local? y enfatiza el reciente lanzamiento de VW de su modelo Up! eléctrico en Uruguay mientras hace extensos análisis de media docena de proyectos locales que no pasan de ser carros de golf electrificados con pretensiones de autos que ni siquiera cumplen con mínimos requisitos de seguridad.

La urgencia por la electricidad tiene que ver con el reciente anuncio en Europa de que para 2025 podrían dejar de  venderse vehículos con motores de combustión interna. Audi, Mercedes y otras marcas más aseguran que antes de que finalice la década dejarían los motores nafteros y Diésel de acuerdo a lo anunciado por Ursula Von der Leyen de la Comisión Europea.

Markus Duesmann, CEO de Audi anunciando que el fabricante alemán dejará de desarrollar nuevos motores de combustión. Y la razón detrás está en la norma Euro 7.

Para 2025, la Unión Europea planea la implementación de Euro 7, su nueva normativa de emisiones para la homologación de coches. No es una prohibición, pero de facto podría suponer el fin de los motores de combustión. Un endurecimiento del límite actual que ya ha llevado a fabricantes como Audi o Volvo a anunciar que paralizan el desarrollo de nuevos motores de combustión.

La duda que se presenta es que sucederá en otras regiones del mundo como la nuestra donde el coche eléctrico a día de hoy ni está ni se le espera en los próximos años. Uruguay tiene una extensión territorial pequeña comparada con Brasil y Argentina y presume de poseer estaciones de carga para autos cada 100Km.

La curva de emisiones muestra que la industria no se acerca a los niveles mínimos de CO2 aunque se mantienen en regla. La norma Euro VII obligaría a cesar la producción de motores de combustión interna para Europa.-

Menos carbono

Uno de los grandes cambios de la norma Euro VII será el límite de emisiones de monóxido de carbono, actualmente entre 500 y 1.000 mg/km y que sería rebajado entre 100 y 300 mg/km, según el informe del Grupo Asesor sobre Normas de Emisión de Vehículos (AGVES).

El punto de emisiones empieza a ser tan bajo que la industria del automóvil alemana puso el grito en el cielo  diciendo que los motores de combustión podrían dejar de ser legales si se aplicase este nivel. "Con la introducción del estándar EU 7 planificado, la Comisión de la UE prohibirá de facto los automóviles con motores de combustión interna a partir de 2025", aseguró Hildegard Müller, directora de la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil (VDA). De todas maneras todos ya tienen planes de contingencia para mudar su producción “sucia” a otros países y no poner en jaque a la industria europea.

Europa dejaría de producir coches de combustión interna debido a los límites de la nueva norma a entrar en vigencia en 2025 poniendo en riesgo millones de puestos laborales.

El periodista Gabriel Giménez de Autobild señala que para América Latina el salto al coche eléctrico no es de ningún modo una prioridad y, por tanto, tampoco hay proyectos de los Gobiernos de los países que conforman esas regiones para invertir en electromovilidad.

La hora de los chinos

¿Los fabricantes europeos como Audi, Mercedes o Volvo van a dejar de vender coches en esos países? -se pregunta el autor- ¿Van a renunciar a jugosos ingresos de países en vías de desarrollo y para los que el automóvil, precisamente, se convierte en un vector imprescindible para desarrollar sus economías? ¿No resulta un poco injusto que ahora que esos países comienzan a contaminar –porque el desarrollo de Europa, Estados Unidos y también el de China, Corea y Japón se ha basado en la economía del carbono– les cercenamos esa posibilidad, por mucho que lo hagamos con un objetivo noble como es la salud del planeta, indica el especialista

No nos engañemos: ni en África ni en Latinoamérica existen Euro 7 ni normativas que fijen estándares mínimos de seguridad activa o pasiva pese al esfuerzo de agencias como LatinNcap en seguridad.

Por este motivo, esas regiones se han convertido en campo abonado de las marcas chinas con motores de combustión interna altamente contaminantes y estándares de seguridad deplorables. Así que el anuncio de que la electricidad reinará a partir de 2025 solo puede verse como un tema de márketing más que como una realidad en el horizonte.

Notas Relacionadas