Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207659

Propuesta: la vacunación de menores contra el Covid empezaría por todos los grupos de riesgo

La iniciativa surge de un encuentro técnico que mantuvieron hoy expertos y funcionarios nacionales; se esperan definiciones mañana tras la reunión del Consejo Federal de Salud y así tendría destino las dosis de Moderna

En una cuenta regresiva para los padres de los adolescentes de entre 12 y 17 años con enfermedades crónicas y discapacidad que están esperando poder vacunar a sus hijos contra Covid-19, se espera para mañana una definición de las autoridades sanitarias sobre el destino de los 3,5 millones de dosis de vacunas de Moderna que Estados Unidos donó hace 10 días.

Hoy, pasado el mediodía, se reunió el grupo de expertos que asesora al Gobierno con los integrantes de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain), representantes de la Sociedad Argentina de Pediatría y funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación para analizar un documento técnico que organice el acceso a la vacunación de ese grupo etario. El resultado se presentará en el encuentro del Consejo Federal de Salud (Cofesa), anunciado para mañana a las 9.

También se espera que desde Europa se formalice la recomendación de extender el uso de la vacuna de Moderna a los menores de 12 años en adelante, que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por su nombre en inglés) emitió la semana pasada. Los ministros de Salud de las provincias aguardan la decisión de la Anmat y la cartera sanitaria nacional para consensuar cuál será la estrategia a seguir.

A la vez, en la reunión técnica de hoy, se repasó un listado de los problemas de salud en los adolescentes que servirá para priorizar el acceso de acuerdo con los factores de riesgo, como se implementó con los mayores de 18 años.

El temor de los padres

El temor de los padres agrupados en la Red VacunaMe es que queden afuera algunas patologías o discapacidades, como el síndrome de Down, el autismo y hasta cuadros por afecciones respiratorias que no se consideren “graves”. En la reunión de este mediodía se propuso que la vacunación en la población pediátrica arranque con los chicos con enfermedades o discapacidades que pueden aumentar el riesgo de desarrollar las formas graves de Covid-19.

Eso incluye, de acuerdo con la información disponible al momento, las enfermedades cardíacas, respiratorias, gastrointestinales, hepáticas, hemato-oncológicas, reumáticas, genéticas, inmunológicas, neurológicas y renales, además de diabetes, obesidad, VIH/sida y síndrome de Down, entre algunas más que deberían terminar de definirse hoy en el Cofesa. En cada uno de esos grupos, a la vez, podría priorizarse por niveles de riesgo, que es uno de los criterios que preocupa a las familias.

A través de un comunicado, la Red VacunaMe expresó que “esperan definiciones” y que “permanece atenta” a cuatro puntos.

“Que se abra un registro para empadronar a todos los chicos en riesgo del país entre 12 y 17 años –enumeraron–. Que se autorice de forma correcta la vacuna de Moderna. Que no se excluya del plan de vacunación ninguna patología: entendemos que hay sectores que están presionando para que se limite el número de menores con patologías a vacunar y disponer de las vacunas de Moderna para otros grupos. Que se dispongan de espacios de vacunación estratégicos y acordes a la situación: los chicos en riesgo presentan diversas patologías y no se los puede vacunar en cualquier lugar”.

Según se pudo conocer, en la reunión técnica, que duró hasta alrededor de las 16, hubo consenso en habilitar la vacunación para todos los factores de riesgo que aumentan la posibilidad de desarrollar complicaciones en el caso de contagio.

Como con los mayores de 18, se necesitará la indicación de un pediatra y, en el caso de los chicos de 12 años, el acompañamiento de un adulto a cargo (a partir de los 13 el menor puede acceder a una práctica médica como la vacunación sin la presencia de un mayor).

Aunque no hay registros que permitan anticipar qué cantidad de los 4,2 millones de menores de entre 12 y 17 del país necesitarían recibir la vacuna para Covid-19 en esta primera etapa, hoy estimaban que al momento del empadronamiento podrían superar los 900.000, aunque no se pudo precisar la fuente de esa estimación.

Empadronamiento

Mientras que los ministros de Salud de las provincias habían acordado en el último Cofesa no habilitar aún el empadronamiento de los menores, hay distritos que decidieron avanzar sin que se haya definido cuándo empezará la distribución de las dosis que esperan en frío. Uno es la Provincia de Buenos Aires.

Allí, Carolina Di Martino intentó hoy durante todo el día registrar a su hijo Bautista, de 12 años y con una inmunodeficiencia, pero no lo logró, como tampoco otros padres que se conectaron desde las 0 para el registro on line. A las 19.58 fue el último intento.

Una vez más, al ingresar el número de documento, el sexo y la fecha de nacimiento, el mensaje que recibió fue: “Debe ser mayor de 13 años. Se encontraron errores. Revisar los datos ingresados”, precisa la captura de pantalla. “Nos angustia una vez más que nos sigan dando datos que no son certeros”, sostuvo Carolina.

También, el Ministerio de Salud nacional debería informar mañana en el Cofesa cuál será el criterio para la asignación de las vacunas; si mantendrá la distribución por porcentaje respecto de la población total o lo hará de acuerdo con el avance del empadronamiento y el ritmo de aplicación para poder escalar más rápido en la cobertura de esos menores y frente a la amenaza de circulación de la variante delta.

 
 

Notas Relacionadas