Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207131
La pandemia dio un duro golpe, pero las bajas vienen desde años anteriores 

La caída del empleo comercial en el Chaco durante 2020 fue la más alta desde el 2002

El comercio minorista, que representa más de la mitad del total de los empleos en la actividad comercial de la provincia, tuvo una baja de fuerte impacto: -5,3%, superando el nivel nacional. 

La rama de actividad “Comercio al por mayor y al por menor” en el Chaco es la de mayor volumen de asalariados en la provincia, con una participación del 27,2% en el total, registrando 19.954 empleos en el sector a fines del año pasado. Justamente, en 2020, la caída de empleos formales en este sector fue del 3%, en la misma proporción que en la actividad privada en general, y por encima de la media nacional (-2,6%). Pero la crisis no comenzó allí, sino varios años antes. 

Desagregando las ramas que componen la actividad comercial, el comercio minorista -que representa más de la mitad del total de los empleos en este rubro en el Chaco- tuvo una caída del 5,3%, superando (y casi duplicando) el nivel general provincial y nacional. 

Durante 2020, el empleo formal en el comercio minorista tuvo una caída del 5,3% en el Chaco, superando el nivel general del sector privado en la provincia y en el país. 

En valores absolutos, la pérdida de empleos en el sector comercial en su conjunto fue de 617 puestos laborales. El comercio minorista explica el 93% del total de las pérdidas de puestos de trabajo en el sector comercial de la provincia.

Los datos están contenidos en un informe especial de la Consultora Politikon, que analiza el impacto de la pandemia, pero con una perspectiva mayor que se traslada hasta varios años antes del 2020. Así, revela que, en el Chaco, medido por población, existían el año pasado 61 asalariados registrados en el sector privado cada 1.000 habitantes, ubicándose entre las provincias de menor proporción de este indicador. Para el caso de la actividad comercial, hay 17 asalariados cada 1.000 habitantes en el Chaco; la media nacional es de 25 trabajadores en el rubro cada 1.000 habitantes.

Si se analiza la evolución histórica del empleo de la actividad comercial en el Chaco, se confirma que la crisis de pérdida de empleos no es exclusiva de la pandemia, sino que arrancó en 2018. Por ende, es el tercer año consecutivo que cierra con retrocesos. Comparando los datos de 2020 frente a 2016, la cantidad de asalariados en el comercio del Chaco cayó un 5,4%.

Sin embargo, la pandemia y las medidas tomadas en consecuencia golpearon fuerte: la caída del 2020 del empleo comercial en el Chaco es la más alta desde el 2002 cuando cayó 6,7%, como secuela de la gran crisis del 2001.

Efecto pandemia 

La crisis profundizada a partir de 2018, la falta de respuestas sobre legislación laboral, la caída del poder adquisitivo y el alza de precios, y finalmente, la pandemia y sus consecuentes restricciones, generaron fuertes golpes a la actividad comercial. Por supuesto, no todos los rubros han tenido el mismo golpe, pero en términos generales, si el consumo sigue retraído, el sector en su conjunto se ve afectado.

En análisis de Politikon indica que las restricciones por la situación sanitaria aún continúan, aunque son mucho más laxas que el año anterior; pero, en la medida en que no haya reactivación en el consumo a partir de mayor poder de compra de las personas, es difícil pensar en crecimientos netos del sector, más allá de alguna recuperación puntual.

Al analizar el desempeño por rama de actividad en la provincia, el empleo en el comercio cayó en igual nivel que en el sector privado: -3% en 2020 contra el año anterior; en un escenario donde solo dos actividades vieron crecer la cantidad de asalariados en la provincia: “Servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler” creció 3,8%, y “Electricidad, gas y agua” un 0,9%.

Pero el desempeño del empleo en el comercio tiene una particularidad al desagregar según las ramas que componen esta actividad: lo relativo a “Venta y reparación de vehículos y venta de combustible al por menor” mostró una caída del 3,3%, pero el comercio mayorista registró un alza del 1,3%. A su vez, el comercio minorista tuvo una caída de fuerte impacto: -5,3%, superando el nivel general provincial y nacional.

Observando el desempeño comercial ya en el escenario nacional, el Chaco se posiciona a mitad de tabla entre el resto de las provincias: dos tuvieron incrementos (Misiones y Río Negro), y La Rioja y Neuquén tuvieron las mayores caídas. También el Chaco se ubica en un término medio en la comparativa regional: entre las provincias del NEA, Misiones creció, Corrientes cayó 2,6% (algo menor al Chaco) y Formosa tuvo un descenso más fuerte (-4,2%). 

A su vez, visto en valores absolutos, Chaco muestra la mayor pérdida de trabajos del NEA: sus 617 empleos perdidos superan a los 508 de Corrientes y los 292 de Formosa; a la vez que Misiones logró sumar 58 puestos de trabajo en el 2020. 

Bajas sucesivas desde 2018 

Si se analiza la evolución histórica del empleo en el sector comercial en el Chaco, se observa que, de la mano de la crisis económica general, hay una crisis laboral en el sector específico. Tomando el período 2016-2020, el comercio (en todos sus niveles) mostró crecimientos en los primeros dos años, pero caídas en los últimos tres.

Por cuestiones propias de la pandemia y sus consecuencias, la caída del empleo en el sector comercial chaqueño de 2020 es la más alta del período analizado, arrastrado por la fuerte caída en el comercio minorista, que también tuvo su mayor retroceso del período.

Además, si se compara la cantidad de asalariados en el sector comercial del 2020 contra los de 2016, la caída es del 5,4%, con 1.148 empleos menos. Y, solo considerando el comercio minorista, la caída 2020 vs. 2016 es del 9,4%, con 1.070 empleos menos.

El empleo en el comercio vivió una situación similar a la mayoría de las actividades: en 2017 tuvo un importante repunte, a partir de un crecimiento fuerte de la actividad en ese año, para luego empezar a caer tras la crisis cambiaria primero, y de consumo después, agravada por la irrupción de la pandemia.

Los 1.148 empleos perdidos del 2016 a 2020 en el comercio son el segundo valor más alto en el Chaco, solo detrás de la construcción, que perdió 4.151. Sin embargo, hay un dato más grave: tomando los datos al cuarto trimestre de cada año, la caída del 2020 del empleo comercial en el Chaco (pandemia de por medio) es la más alta desde el 2002, cuando había bajado un 6,7%, como secuela de la gran crisis del 2001. Idéntica situación se ve al observar sólo a la rama del comercio minorista (en 2002 la retracción fue del 8,2% en este desagregado). Tras esa caída, se inició un proceso de importante crecimiento del empleo de la mano del alza del consumo, con solo una caída en el medio (2014). 

El resto de las provincias 

Chaco muestra un desempeño medio a nivel país: la caída del 5,4% antes mencionada se ubica levemente por debajo de la media nacional (-6%), y es la segunda peor performance dentro del NEA (Misiones y Corrientes caen en menor ritmo, y Formosa más alto).

Una sola jurisdicción muestra un crecimiento del empleo en el sector comercial en este período: La Pampa (+4,7%), mientras que el resto registra caída, con Santa Cruz, CABA y La Rioja mostrando las más altas.

Hay 17 asalariados registrados cada 1000 habitantes 

La importancia dentro del sector privado 

De acuerdo a los datos del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (OEDE) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, al cuarto trimestre de 2020 había, en el Chaco, 73.365 asalariados registrados en el sector privado.

En ese marco, al observar por rama de actividad, la que concentra la mayor parte de los asalariados totales de la provincia es la de “Comercio al por mayor y al por menor”, con una participación del 27,2% del total provincial, con casi veinte mil trabajadores formales. 

En segundo lugar, la actividad de mayor participación sobre el total de asalariados es “Servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler” (15,2%). El tercer lugar está compartido por “Agricultura, ganadería, caza y silvicultura” e “Industria manufacturera”, que concentran cada uno el 9,8% del total de los asalariados chaqueños. Finalmente, hay otras nueve actividades que se reparten el 37,7% del total de los asalariados registrados.

En la comparación con el resto de las jurisdicciones del país, el Chaco tiene el tercer mayor indicador de trabajadores en el comercio sobre el total de asalariados privados formales: el 27,2% es la tercera proporción más alta en el total de los 24 distritos subnacionales. La media nacional se ubica en torno al 18,2%, y el ranking lo lideran La Pampa (27,8%) y Formosa (27,6%), ubicándose el Chaco inmediatamente por detrás.

Tomando como indicador la cantidad de asalariados privados formales sobre la población, en el Chaco, al cierre del 2020, hubo 61 asalariados registrados en el sector privado cada 1.000 habitantes, ubicándose entre las provincias de menor proporción de este indicador. 

Las cinco provincias del país con menor participación de asalariados privados formales son Formosa (40 cada 1.000), Santiago del Estero (52 cada 1.000), Salta (55 cada 1.000), Chaco (61 cada 1.000) y La Rioja (67 cada 1.000). En el otro extremo, CABA muestra 488 cada 1.000 habitantes, la mayor proporción del país.

Para el caso del comercio, hay 17 asalariados registrados del sector cada 1.000 habitantes en el Chaco, algo menor al nivel nacional (25 cada 1.000 habitantes). Aun así, y como se prevé a partir de la alta participación del comercio en el empleo formal privado del Chaco, es la actividad con mayor proporción sobre población en la provincia.

Sin embargo, para el caso de la actividad comercial deben diferenciarse las ramas que la componen. El concepto general engloba a tres ramas: comercio “minorista”, “mayorista” y “venta y reparación de vehículos y venta de combustible al por menor”. Sobre un total de 19.954 asalariados registrados en la actividad comercial en el Chaco, el 51,6% corresponde al comercio minorista; el 30,5% al mayorista, y el 17,8% a la categoría restante.

Notas Relacionadas