Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207102
Enérgico rechazo de CAME al nuevo Consenso Fiscal 

Advierten que, si las provincias suben impuestos, cerrarán más pymes

La entidad alertó que 41.200 pequeñas y medianas empresas están en situación de colapso en el país. Un estudio reveló que el 51% debe impuestos, 34% servicios y el 37% tomó deudas “extras” para sobrevivir. 

El Gobierno nacional promulgó la ley del nuevo Consenso Fiscal, que suspende el cronograma de reducción de impuestos y, por el contrario, autoriza a las provincias y municipios a aumentar Ingresos Brutos, Sellos y tasas municipales. En ese marco, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) advirtió que la medida sólo agravará la agonía de las pymes e hizo un llamado a los gobernadores para que no afecten al sector.

CAME advirtió que la nueva ley de Consenso Fiscal sólo agravará la agonía de las pymes e hizo un llamado a los gobernadores para que no afecten al sector.

A través de un comunicado, la entidad resalta que “por efecto de la pandemia, desde que comenzó la cuarentena hasta el mes de diciembre de 2020 cerraron 90.700 locales en el país, 41.200 pymes están en situación de colapso y quedaron afectados 185.300 trabajadores, según cálculos de la entidad. Además, un reciente estudio identificó que el 51% de las pymes debe impuestos, 34% servicios y el 37% tomó deudas “extras” para poder sobrevivir. Así surge del relevamiento realizado por CAME entre el 11 de mayo y el 7 de junio sobre 1.020 pymes del país. 

Entre los resultados se destaca que el 37% de las pymes consultadas contrajo endeudamiento “extra” este año para sostener la actividad. Y, aunque esa proporción es 18 puntos menor al segundo semestre de 2020 (55%), se suma que entre las empresas que tomaron deudas financieras el año pasado para cubrir su menor actividad, un 27% debió refinanciarlas y otro 15% está en mora.

A las deudas financieras se agregan las impositivas: el 51% de las pymes relevadas declaró tener pasivos fiscales. Aunque ese ratio bajó 6 puntos frente a 2020, el 27,5% de las empresas que este año dejó de pagar impuestos postergó todos esos compromisos (nacionales, provinciales y municipales). El 72,5% restante solo una parte.

El mapa de endeudamiento pyme se completa con 34% de empresas que adeudan servicios públicos (-6 puntos menos que en el segundo semestre de 2020), 15% que debe alquileres (en este caso aumentando 2 puntos frente a 2020) y 12% con dificultades para pagar salarios en tiempo y forma (- 5 puntos frente al segundo semestre de 2020).

En el caso impositivo, sólo 22% de quienes tenían deudas el año pasado las puso en moratoria. Mientras que un 33% solo puso algunas de ellas, y el resto, 45%, las dejó pendientes.

Informalidad laboral 

En otro punto, CAME advierte “el aumento de la informalidad laboral por la alta carga impositiva”. De acuerdo con el “Informe sobre el Mercado de Trabajo” que el INDEC publicó a fines de 2020, 2,7 millones de trabajadores se encuentran en esta condición, indicó la entidad.

“Si se tiene en cuenta este panorama, sumado al descontrol de las ferias y manteros que continúan proliferando sin ningún tipo de control, generando una competencia desleal con el comercio formal, resulta incomprensible la decisión de establecer la suspensión de beneficios que tanto costó conseguir, como el cronograma de reducción de impuestos”, resaltaron. 

Por último, señalaron que la ley también deja sin efecto la desgravación para los ingresos de exportación de bienes o servicios y permite aumentar alícuotas del impuesto de sellos por transferencia de inmuebles, automotores y actividades hidrocarburíferas.

 

Resulta incomprensible la decisión de establecer la suspensión de beneficios que tanto costó conseguir, como el cronograma de reducción de impuestos. 

 

Detalles de la ley promulgada 

A través de la publicación, la semana pasada, del Decreto 442/2021 en el Boletín Oficial, el Gobierno promulgó el nuevo Consenso Fiscal. La norma autoriza a las provincias a incrementar Ingresos Brutos e impuestos inmobiliarios.

La Cámara de Diputados lo había convertido en ley el mes pasado y ahora la administración nacional oficializó su aprobación. De esta forma, se establece el último cronograma impositivo para las provincias, pactado por todos los distritos con las excepciones de San Luis, La Pampa y la Ciudad de Buenos Aires. También se les otorga $70.000 millones para reactivar sus economías, prohíbe el aumento de la deuda pública y suspende procesos judiciales por la distribución de la Coparticipación Federal.

El proyecto –según repasa una nota publicada en Ámbito Financiero- establece además que en 2021 las provincias no podrán incrementar el stock de deuda denominada en moneda extranjera respecto a los valores registrados al 31 de diciembre del 2020.

Esa medida no se aplicará para las líneas de financiamiento con organismos bilaterales o multilaterales de crédito o con acreedores institucionales siempre que, estos últimos, otorguen financiamiento de largo plazo con características similares a los primeros, en términos de repago y de destino de los fondos, entre otros.

Tampoco se aplicarán a los fondos obtenidos que se destinen a financiar obras de infraestructura o a reestructuración de servicios de deuda emitida con anterioridad al 31 de diciembre de 2020.

Otro punto central del acuerdo está vinculado a las demandas judiciales y se establece que por un año las provincias se abstendrán de iniciar procesos judiciales, y suspender los ya iniciados, relativos al régimen de Coparticipación Federal de Impuestos.

También habrá trabajos en conjunto entre la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y los organismos provinciales de recaudación tributaria para identificar la titularidad de bienes inmuebles y otros bienes registrables. Además, la Nación y las provincias trabajarán en forma conjunta en un programa integral para la simplificación y coordinación tributaria federal.

Se incluye, por otra parte, el reconocimiento de que la coparticipación no es el vehículo de recursos para transferir servicios, competencias y funciones de la Nación a los distritos.

Piden extender el Ahora 12 y reincorporar Indumentaria y Calzado 

CAME solicitó al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, la extensión por, al menos, seis meses del programa de promoción del consumo “Ahora 12”, cuya finalización está prevista para el próximo 31 de julio. La razón central del pedido es “la profunda recesión económica que, fruto de la pandemia, aun padece el sector comercial pyme en todo el país”.

En la misiva enviada a Kulfas, la entidad requirió, además, la reincorporación de los rubros Indumentaria y Calzado a los planes de 12 y 18 cuotas, así como la posibilidad de reintroducir el pago en cuotas para el consumidor a partir de los 90 días de realizada la compra, todas ellas condiciones de aliento y sostenimiento de ventas en el marco de una marcada merma en la actividad.