Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/207035

Murió el pasajero apuñalado en Palermo por pedir distancia  social y el indagado ahora fue acusado por homicidio

El pasajero de la línea 152 que  había sido apuñalado por otro cuando le solicitó que mantenga la  distancia social por el coronavirus, murió en las últimas horas,  por lo que la Justicia acusó al detenido ahora por el delito de  homicidio.

   Según indicaron fuentes judiciales a NA, el acusado es una  persona que estaba en situación de calle y anteriormente había  sido declarado inimputable por la Justicia.

   El incidente, que terminó con el agresor detenido por otros  pasajeros, se produjo el pasado lunes arriba de un colectivo de  la mencionada línea en la intersección de la avenida Santa Fe y  la calle Jerónimo Salguero, en el barrio porteño de Palermo.

   En las últimas horas, el pasajero falleció tras estar  internado a raíz de las heridas recibidas y ahora el juez Darío  Bonanno acusa al agresor por homicidio aunque, hasta el momento,  el hombre se negó a declarar y, por ahora, seguirá detenido.

   El hecho se inició cuando el colectivo fue abordado por un  hombre de 39 años, que obvió pagar boleto y se paró en la parte  delantera del colectivo, a poca distancia de una pareja que se  encontraba sentada.

   Ante esa situación, un hombre de 45 años de nacionalidad  peruana le pidió al recién ascendido que guardara la distancia  social recomendada por las autoridades sanitarias para prevenir  la pandemia del coronavirus.

   Fue entonces cuando se produjo la reacción violenta del  hombre que se encontraba parado, que en primer lugar atacó a  golpes al pasajero que le hizo el reclamo y luego sacó una arma  cortante, para aplicarle un puntazo en la zona del abdomen.

    El agresor intentó escapar, recorrió algunos metros, pero  fue atrapado por el encargado de un edificio de la zona cercana  al cruce de la avenida Santa Fe y la calle Vidt, que vio la  escena, lo persiguió y lo atrapó con la ayuda de otros vecinos.

   ‘Escuché los gritos, paro el colectivo y veo al agredido  arrodillado. El agresor salió corriendo, pero pudieron detenerlo  a pocas cuadras. Estoy sorprendido porque nadie se espera una  reacción así‘, contó el chofer el diálogo con el canal A 24.

   Las fuentes confirmaron a NA que el detenido tiene  antecedentes penales, uno de ellos, una condena por el delito de  robo por la que fue condenado a seis meses de prisión, pero  luego fue dejado en libertad; otro de amenazas sin condena; y  otro por clavarle un elemento punzante a una persona mientras  estaban en la cola de una farmacia. 

Notas Relacionadas