Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206698
Misión Nueva Pompeya

Comedor escolar: docente denunció un pago irregular y el intendente lo desmintió

El caso cobró difusión a través de un video en Facebook. Ayer hubo una audiencia con la defensora multifuero local. Esta semana se cancelaría la partida de noviembre. 

Un docente de la escuela marista Cacique Francisco Supaz, de Misión Nueva Pompeya, hizo público el malestar por el atraso de fondos para comedor de noviembre de 2020 y cuestionó el criterio de asignación de la partida de marzo, que se abonó en junio. 

Desfile de alumnos de la escuela Cacique Francisco Supaz en Misión Nueva Pompeya (foto de archivo). Crédito: Facebook

En un video con 150 compartidos en Facebook, Julio Zanuttini enunció un problema: el Estado acreditó fondos (de marzo) para comedores pero el municipio asignó tan solo una parte al proveedor que le fió a la escuela desde el año pasado, poniendo en riesgo la continuidad del servicio. 

Para aportar un contexto, Zanuttini grabó testimonios de referentes de la comunidad, de directivos de otras escuelas y hasta del director regional de la región educativa 1. Al final del audiovisual de 43 minutos plantea que parte del problema es el ocultamiento de la realidad, que no se hable de los problemas. 

NORTE dialogó con el intendente de Misión Nueva Pompeya quien negó atrasos e irregularidades. “Somos garantes y damos los montos que corresponden a los comercios. En ningún momento autorizamos que se iba a pagar noviembre ni diciembre. No autorizamos. La administración del dinero es una responsabilidad muy grande”, sostuvo Vicente González.

Él asegura que el municipio cumplió con lo acordado 2020 y 2021 con el gobierno provincial, en esos convenios se habilita la transferencia de fondos vía tarjeta de débito y la designación de dos personas abocadas a esa tarea: Anita Suárez y Walter Cardozo. 

“Las órdenes de pago son con papeles autorizados por Desarrollo Social. Y no se debe a nadie, a ningún comerciante. Soy intendente desde 1999 y desde esa fecha nadie puede decir que le debemos”, enfatizó. Mientras que en relación con el proveedor que siguió entregando alimentos a la escuela Supaz, respondió: “De manera responsable, nadie regala mercadería a cuenta del municipio”, sin mediar un compromiso de pago. 

¿Cómo pruebo quién tiene razón?, plantea a NORTE Julio Zanuttini. El docente describe que por una cuestión administrativa, en 15 municipios ocurrió lo mismo que en la escuela donde él trabaja. La diferencia es que en su comunidad se siguió cocinando en noviembre y en algunos días de diciembre. 

“La municipalidad nos dijo que había un nuevo convenio este año y que lo de 2020 quedaba sin pagar. Indigna que en junio llegue la plata de marzo 2021 y al proveedor que nos dio todo este tiempo le quieran dar la mitad. No es equitativo”. 

El lunes a la siesta esperaba llevar su planteo a la defensora del juzgado multifuero local.

La reunión este lunes entre directivos, docentes y padres con la defensora multifuero local. Crédito: Facebook

Pagarán noviembre de 2020

El intendente de Misión Nueva Pompeya confirmó a NORTE que en el transcurso de esta semana se abonaría la partida correspondiente a noviembre de 2020 de comedores escolares. 

“Hasta octubre se estaba pagando con atraso. El 10 de junio se transfirió la cuota de marzo. Pero de noviembre no dimos órdenes, para ser responsables con el dinero”, explicó Vicente González. 

El docente Julio Zanuttini confirma que a las escuelas llegó la misma confirmación este lunes del coordinador de comedores escolares de la provincia. 

“Ya estábamos dando por perdido noviembre, porque no había novedades de pagos; se nota que algo de repercusión hubo”, valora.

Antes de la pandemia 

“La escuela atiende a la comunidad wichí, fue fundada por sus pobladores y que los maristas acompañamos”, presenta Julio Zanuttini. Unos 400 alumnos entre jardín, primaria y secundaria asisten a la institución. “Recién desde este año nos dieron (fondos) para (raciones del) secundario; igual veníamos cocinando para ellos desde la presencialidad y después, con viandas”, describe. 

En el video que instaló la situación al docente se lo advertía enojado, con tono enfático. De hecho recibió críticas porque cámara en mano abordó a varias personas en un recorrido por evidenciar lo que pasaba. “Esas no son las formas” de plantear el problema, le señalaron. Él responde que después de seis meses sin mercadería para alimentar a los chicos, esa fue la manera que encontró.

También señala que se deslizó una advertencia de sumario; “ellos saben que no me pueden sancionar porque soy de gestión privada, lo dicen para que otros docentes no asistan a una reunión, no hablen. Nadie dice nada, es por el miedo a un disciplinamiento. Es un pecado lo que ha pasado acá, lo terrible es el silencio”, agrega. 

Acto escolar de la institución (gentileza escuela Cacique Supaz). Crédito: archivo

Entre los testimonios que grabó una directora enuncia una realidad que afecta de cerca al personal escolar. Mónica Orellano, de la primaria 562 señaló que a las instituciones escolares se les dan muchas responsabilidades cuando su rol es educativo. En el caso puntual del comedor resalta: “Estamos muy expuestos con las familias que creen que nos quedamos con el dinero o las raciones; pero si no nos autorizan no podemos recibir los módulos alimentarios”. 

Alejandro Ferreira de la 1.082 explica que las escuelas con más alumnos eligieron recibir bolsines en lugar de preparar las raciones, al menos hasta agosto, por protocolo. Pero con frecuencia “los papás se enojan porque lo que llega es para los chicos y no para toda la familias”.