Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/206002

Los derechos sobre Malvinas

Se recuerda hoy un nuevo aniversario de la creación de la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos en el mar Atlántico, y por eso en esta jornada se celebra el Día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes.

El 10 de junio de 1829 el gobierno argentino promulgó el decreto de creación de esa comandancia, sentando de esa manera un importante antecedente administrativo y jurídico que, con el paso del tiempo, otorgó mayor solidez al reclamo argentino de soberanía. A 192 años de aquel acto que formalizó el establecimiento de una sede del gobierno nacional, que quedó a cargo del comandante político y militar Luis Vernet, la fecha debe servir para recordar que la recuperación de este territorio argentino, siempre conforme al derecho internacional vigente, constituye un objetivo irrenunciable de toda la comunidad nacional.

En un documento del Ministerio de Relaciones Exteriores que repasa los antecedentes históricos se señala que ya en 1820 el coronel de la Marina argentina, David Jewett, tomó posesión de su cargo en las Islas Malvinas en nombre de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Lo hizo a través de una ceremonia pública que tuvo lugar en Puerto Soledad a la que asistieron loberos y balleneros de varias nacionalidades, entre ellos estadounidenses y británicos, que recalaban en las islas en el desarrollo de sus faenas. Un dato que resalta la Cancillería remarca que la noticia de ese acto fue publicada aquel año en medios impresos de los Estados Unidos y del Reino Unido, sin que ninguno de esos países reaccionara con algún comentario oficial sobre la toma de posesión del coronel Jewett. “Tampoco manifestó Gran Bretaña pretensión alguna a las Islas Malvinas en el proceso de reconocimiento del Estado argentino, que culminó con la firma del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación de 1825”, observa la Cancillería, para recordar luego que durante la década de 1820 los sucesivos gobiernos argentinos realizaron diversos actos demostrativos de su soberanía sobre las Islas Malvinas, incluyendo la designación de gobernadores, la legislación sobre recursos pesqueros y el otorgamiento de concesiones territoriales.

Recién en noviembre de 1829 el Reino Unido protestó por el decreto de creación de la Comandancia Política y Militar a cargo de Vernet, mostrando así un giro en la posición que mantuvo (de desinterés por las islas) durante un período de más de medio siglo que el archipiélago estuvo bajo control de administraciones españolas primero y luego de las autoridades argentinas. A esa protesta siguió el acto de fuerza que concretó el 3 de enero de 1833, dando inicio a una usurpación que se mantiene hasta hoy y que se enmarca en una situación de colonialismo, tal como lo han definido sucesivas resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas desde 1960 en adelante. La ocupación británica se suma a otros 16 territorios coloniales reconocidos por la ONU, que quedan en el mundo.

En el año 1965 la Asamblea General de la ONU se pronunció a través de la Resolución 2065, dejando en claro que la comunidad internacional reconocía que se trataba de una cuestión colonial que derivó en una disputa de soberanía que debía resolverse mediante negociaciones entre ambas partes.

Vale recordar que en su discurso de asunción frente a la Asamblea Legislativa, el actual presidente de la Nación, Alberto Fernández, señaló que en este siglo XXI “no hay más lugar para colonialismos” en el mundo, y planteó que para la democracia argentina no existe otro camino que el de la diplomacia y la paz para hacer valer su reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes.

Por otra parte, debe señalarse que la Cláusula Transitoria Primera de la Constitución Nacional consagra el objetivo permanente e irrenunciable de recuperar el ejercicio pleno de la soberanía de conformidad con los principios del derecho internacional y respetando el modo de vida de los habitantes de las Islas Malvinas.

En este día, la comunidad nacional reitera su firme voluntad de recuperar su soberanía efectiva sobre el territorio y los espacios marítimos que se reclaman, por entender que la problemática del Atlántico Sur está indisolublemente unida a nuestro destino como Nación.

Notas Relacionadas