Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/205951
Hipólito Ruiz

Columnista

¿Qué vemos cuando miramos al mundo?

En un paso muy interesante dado por la Asociación Argentina de Productores Algodoneros –AAPA--- se logró concretar una reunión gracias a las bondades de la tecnología a través de zoom con la Associação Brasileira dos Produtores de Algodão-ABRAPA--.

Los productores algodoneros locales quedaron entusiasmados y fascinados con lo que hacen en el vecino país, de manera organizada, en forma conjunta, por el algodón pero sobre todo, por los productores algodoneros.

“Tenemos que copiar ese ejemplo y aplicarlo aquí”, dijo uno de los integrantes de AAPA.

En tanto, el último informe de Rosgan, hace referencia que mientras Argentina sigue atada a un conflicto que ya no encuentra argumentos racionales para su sostenimiento, el mundo sigue girando y lo hace en torno a una demanda cada vez más firme, en un contexto de resurgimiento de los principales mercados consumidores del hemisferio norte.

¿Por qué los argentinos no aprendemos de los errores del pasado?. Tanto nos cuesta ver que el mundo no se detiene por las cuestiones domésticas que en cambio, en la Argentina, nos hacen temblar y hasta nos damos el lujo de perder mercados?

Solo basta mirar el esfuerzo de cada productor agropecuario de distintos puntos del país que sostiene la producción, y como dice de esta valiente mujer que hoy publicamos en NORTE RURAL, Gladys Mikuskiewicz: “queremos ejercer nuestro oficio, el de productores”.

Mientras transita la cosecha de algodón, otro segmento de productores piensa en la siembra de girasol pero advierte que los precios son una incertidumbre, y temen que la industria termine tirando los valores del producto por la demanda que puede haber.

ESPERANDO EL IMPACTO

En medio de todo esto, el impacto que genera la pandemia es tremendo en el país y también en la provincia, y en el caso del Chaco, es muy interesante saber que apura el programa de vacunación y se abre la jugada para los grupos de población de diferentes edades.

El campo, en este marco, es el que puede generar los recursos económicos para generar puestos de trabajo y que la economía pueda abrirse camino en medio de tanta incertidumbre y de esta inflación galopante.

¿Qué le diría a los gobernantes si pudiera usted hablarles?, le preguntamos a un viejo productor ganadero de la zona de Machagai. “Que le saquen el pie del cuello, que lo dejen trabajar, que se dejen de ideologías perversas y apoyen al que produce”, respondió.

Notas Relacionadas