Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204935

Media Maratón Río Paraná: el Chaco vivió una fiesta runner que marcó la vuelta de las carreras urbanas

Los esperados kilómetros de una competencia urbana colmaron de emoción la mañana del domingo en Resistencia.

El Parque de la Democracia fue el escenario de un evento muy esperado por los “runners” de la región. La primera edición de la Media Maratón Río Paraná fue una celebración para los más de 150 corredores que llegaron, tanto de la capital del Chaco, como de ciudades y provincias vecinas.

Los casi 20 grados de temperatura y un cielo cubierto de nubes generaron un clima ideal para la práctica de actividades deportivas al aire libre. Un detalle no menor y muy apreciado por los corredores de la zona, donde las altas temperaturas suelen ser una constante la mayor parte del año.

El evento, un “spin off” de la Maratón Río Paraná, fue el primero que se realiza en la ciudad en calidad de carrera urbana. Fue, además, la primera desde que comenzó la pandemia por el coronavirus y marcó el regreso a la distancia de 21 kilómetros luego de varios años.

El amor y la felicidad en un esperado evento.

El circuito comprendió una vuelta a la milla interna del Parque de la Democracia para luego tomar la avenida Sarmiento hacia el centro. Siguió un giro alrededor de la Plaza 25 de Mayo, retomaron Sarmiento hasta la colectora de la Autovía de la ruta 16. Los kilómetros recorridos siguieron hasta recorrer la “Samiento” hasta el final y de vuelta hasta el inicio en el Parque donde aguardaba el ansiado arco de la llegada.

La medalla finisher.

Con el pecho aún inflado por el desafío cumplido los atletas recibieron una gran medalla metálica, un barbijo con el logo de MRP y una bebida deportiva para reponer electrolitos e hidratarse.

Los ganadores

Los laureles se los llevaron dos atletas locales que hace tiempo vienen consumiendo los cronómetros: Agustín Cisternas y Eugenia Florez Martínez, quienes registraron 1 hora, 12 minutos y 40 segundos (Cisternas, primero en absoluto) y 1 hora, 25 minutos y 48 segundos (Florez Martínez, primera en damas).

Los podios los completaron: Leandro Centanaro (1h18m37s) y Juan José Toledo (1h24m30s), y Yamila Arzamendia (1h36m44s) y Evangelina Defagot (1h37m12s), en damas.

Pandemia obliga

La “nueva normalidad” obligó a realizar algunos cambios en la organización del evento. Principalmente, el cupo de corredores debió ser reducido y permitió la inscripción de 160 participantes.

Asimismo, el ingreso al predio fue controlado con la medición de la temperatura corporal para descartar la fiebre, uno de los principales síntomas de la Covid-19.

En tanto, la largada se realizó en burbujas de 20 corredores, distantes a dos metros entre sí y con unos 30 segundos de diferencia entre burbujas, de manera de evitar la aglomeración que acompaña el paso por debajo del arco en condiciones normales.

El staff que hizo posible la organización del evento.

Una esperada emoción

Como sucediera en todo el mundo, los corredores esperaban con expectativas cada carrera que se realizara en los alrededores y más allá. Exceptuando algún vecino de las inmediaciones del parque que esperaba estirar su descanso dominical, el evento fue una gran fiesta donde reinó la alegría.

La MRP sucedió a su “prima” la Maratón Siete Puntas, que se corrió en la costanera correntina en abril y no fue menos esperada por toda la región. De hecho, runners de la vecina Corrientes, de Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires, entre otros lugares del país, desempolvaron las zapatillas para ser parte de la competencia.

La gran ausente fue Formosa, cuyos corredores no pudieron acudir, dada la situación epidemiológica y consecuentes restricciones dispuestas en esa provincia.

Gustavo Soto, corredor en silla de ruedas, de Resistencia.

Sin embargo, el atleta Ariel López de Villa Dos Trece, corredor en silla de ruedas (junto a Gustavo Soto de Resistencia), participó de manera virtual, completando los 21 kilómetros en su localidad.

El deportista lleva varios años participando en las carreras de la región y no quiso ser ausente en esta oportunidad que marcó el regreso de las carreras urbanas al Chaco.

Ariel López quiso estar presente y corrió de manera virtual en su Villa Dos Trece, Formosa.

El final

A la mencionada medalla finisher se sumaron los trofeos para los tres primeros de las categorías varones y mujeres. También tuvieron los suyos del primero al tercero de cada categoría por edad. Pero, la emoción de volver a correr fue el mejor premio que podían esperar los runners de la región y la euforia de ver el arco de llegada después de dejar todo a lo largo de 21 kilómetros no tiene igual.

Personal de la Municipalidad que colaboraron con la concreción del evento.

En el horizonte se vislumbra la segunda edición de la Maratón Río Paraná. La organización de los 42 kilómetros que cruzan el puente entre Chaco y Corrientes está en marcha con el 29 de agosto como el gran día, siempre que la situación epidemiológica lo permita. Las zapatillas ya están listas y los runners preparados para cruzar por el arco de una nueva meta.

Notas Relacionadas