Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204630

El Paraná no sale de “aguas bajas”: las proyecciones para los próximos días 

Según los pronósticos elaborados por el Instituto Nacional del Agua (INA), el nivel para el 4 de mayo promediaría 1,22 metros en Barranqueras y la tendencia hacia el 11 de este mes se ubica en torno a 1,14 metros. 

La futura evolución del Paraná, en Barranqueras, dependerá de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida, según el informe del INA. 

El río Paraná continúa en aguas bajas (por debajo de los tres metros) en Barranqueras. Ayer al mediodía, el nivel se ubicó en 1,33 metros de acuerdo al registro que lleva Prefectura Naval Argentina. Hace cinco días se ubicaba en torno a 1,52 metros, desde donde inició un progresivo y sostenido descenso.  

Según los pronósticos elaborados por el Instituto Nacional del Agua (INA), el nivel para el 4 de mayo promediaría 1,22 metros en Barranqueras y la tendencia hacia el 11 de este mes se ubica en torno a 1,14 metros. 

El informe semanal que emite el organismo nacional refleja que el Paraná, en territorio argentino, continúa en niveles de aguas bajas. Durante la última semana –se indica- no se observaron lluvias sobre el tramo. No obstante, sobre el margen derecho se registraron precipitaciones que alcanzaron los 80 milímetros semanales a escala local. Para la esta semana que comienza se espera la ocurrencia de precipitaciones aisladas que aporten un acumulado del orden de los 30 mm.

En Corrientes y en Barranqueras, el nivel permaneció en leve ascenso hasta el 26 de abril, en respuesta al aumento del aporte de ingreso de aguas arriba, alcanzando el máximo semanal en torno a 1,40 metros y 1,52 metros, respectivamente. Sin embargo, retornó al descenso. El promedio semanal en 1,57 metros se encuentra 2,60 metros por debajo del promedio mensual de abril de los últimos 25 años. Y continuaría esta semana dentro del rango [1,00 m - 1,40 m], en la franja de aguas bajas. La futura evolución dependerá fuertemente de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida (cuenca del río Iguazú, cuenca próxima al embalse de Itaipú y cuenca de aporte al tramo misionero-paraguayo).

Cuencas de aporte 

El informe del INA dio cuenta del aporte muy inferior al normal del río Paraná en Brasil. Así, se indica que, durante la última semana no se registraron precipitaciones a lo largo del tramo y está previsto que esta situación persista para esta semana.

El caudal entrante a Itaipú (en Guaira) se mantuvo oscilante, sin tendencia definida, durante toda la semana, en el rango 5.800 m³/s - 6.500 m³/s. El promedio semanal de 6.200 m³/s se encuentra similar al promedio de la semana anterior. En tanto, el caudal erogado por la represa presentó un panorama similar a la afluencia, oscilando durante toda la semana, con tendencia descendente durante los últimos días. El promedio semanal se ubicó en 5.900 m³/s. Y es probable que continúe oscilando próximo a 6.500 m³/s. Las futuras descargas dependerán fuertemente de la magnitud de los eventos que se vayan registrando, especialmente sobre la cuenca de aporte directo al embalse.

Para las próximas semanas se espera que se mantenga con caudales acotados e inferiores a los valores normales. La tendencia climática al 30 de junio presenta un panorama con lluvias normales a inferiores a las normales. 

En cuanto al río Iguazú, el INA marca también un caudal muy inferior al normal. Y resalta que “la tendencia climática actualizada con horizonte en el 30 de junio asume un panorama desfavorable”, ya que “no se esperan eventos que puedan aliviar sensiblemente la situación de escasez y bajante que predomina en la región”.

En la semana que pasó, no se registraron lluvias en la cuenca. Y se espera que para la semana siguiente persistan estas condiciones, con la posibilidad de que se generen lluvias aisladas.

En tanto, el caudal descargado por las Cataratas se mantiene sin perspectiva de repunte. En la semana presentó oscilaciones, con un caudal máximo estimado en torno a 500 m³/s, mientras que el mínimo se mantiene en torno a 300 m³/s. El promedio semanal se ubica próximo a 340 m³/s, en el orden de la cuarta parte del caudal normal. Es poco probable que se produzca un leve repunte esta semana; por tanto, continuarían los valores mínimos.

Notas Relacionadas