Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204269

Más de $57 mil necesitó en marzo una familia chaqueña para no ser pobre 

La Canasta Básica de Alimentos acumula un aumento del 64,41% en un año, según datos relevados por el Isepci.  

Los precios de los alimentos correspondientes a la Canasta Básica de Alimentos (CBA) subieron 1,69% en marzo, según el relevamiento mensual llevado adelante en comercios del Gran Resistencia y de la localidad de Sáenz Peña por el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), que elabora el Índice Barrial de Precios. 

La profesora Patricia Lezcano, directora del organismo, explicó que una familia de cuatro integrantes, dos adultos y dos niños, necesitó $23.906 para alimentarse durante 30 días. En tanto, la CBA mantiene un acumulado de 64,41% en un año.

Para cubrir todos los otros gastos que demande el mismo hogar y no caer bajo la línea de pobreza, la misma familia requirió $57.375. Es decir que la Canasta Básica Total (CBT) presentó una variación de 1,27% respecto del mes anterior, con un acumulado del 57,20% interanual.

Aumentos según rubros de alimentos

Según el informe mensual del Isepci, el rubro de productos de verdulería se incrementó un 5,57%; mientras que las carnes aumentaron 1,18%. Los productos de almacén en menor medida presentaron una variación del 0,30%.

El Índice Barrial de Precios muestra que los productos que aumentaron entre el 70% y 160% en un año fueron el arroz (100%), la yerba (70%), la lechuga (85,71%), el zapallo (100%), la naranja (166,67%), la manzana (157,14%), el asado (92%) y la nalga (84,87%).

Reposición de ayudas 

Respecto a la implementación de políticas para contener la situación económica que atraviesan cientos de familias, Patricia Lezcano aportó: “Es fundamental que el gobierno considere la reposición de algunas ayudas importantes que fueron suspendidas el año pasado como el IFE. También es necesario el incremento en las ayudas de transferencia directa, como la tarjeta Alimentar, y el aumento de las jubilaciones y salario mínimo. Sobre todo, si no se detiene esta carrera de aumentos de los precios de los alimentos en particular y de la inflación en general”.

“Es indispensable detener esta escalada en todos los precios de la economía. Fundamentalmente de los alimentos para que la situación de la gran mayoría de la población, y sobre todo de las familias de menores ingresos, no se agrave más dejándolas sin posibilidades de mejorar la calidad de sus dietas”, finaliza.

Notas Relacionadas