Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/204115

Vélez ganó 2-0 y quedó muy cerca de la clasificación

El Fortín venció a Huracán con goles de Mancuello y Lucero. Así, sacaron seis de ventaja en la Zona B de la Copa de la Liga. En el Globo, bronca por el arbitraje de Ariel Penel en tres jugadas decisivas.

El festejo de Vélez en el 1-0 de Mancuello. Foto: Prensa Vélez.

El tiro libre de Federico Mancuello se colgó de un ángulo y Vélez está ahí de la Fase Final de la Copa de la Liga. Ese 1-0 le sirvió para abrir la victoria ante Huracán, que terminó siendo un 2-0 por Juan Lucero en la última jugada. Así, en Liniers se recuperaron de la eliminación de Copa Argentina y de la caída en Tucumán. Con esta victoria ampliaron la ventaja en la Zona B a seis puntos, quedando muy cerquita de la clasificación. En Huracán, mucha bronca...

El partido que venía siendo duro, disputado y con poca acción se abrió en ese inicio del ST por una jugada polémica y decisiva. Porque Claudio Yacob se tiró de atrás y tocó a Thiago Almada, quien continuó con la pelota cuando el árbitro dejó seguir y remató desviado. Ahí, Ariel Penel, que había dado la ley de ventaja, volvió la acción atrás. Y de ese lugar llegó el remate de Mancuello y su primer tanto en Vélez.

Pero no fue la única dudosa. Primero una acción que pudo haber sido la segunda amarilla para Mancuello, quien enseguida fue cambiado después de la falta. Un rato más tarde y justo después de que Norberto Briasco había reventado el travesaño con un derechazo desde afuera, llegó la otra clave: Iván Erquiaga fue a disputar la pelota y chocó fuerte a Agustín Mulet. Penel no dudó y le mostró la roja directa al lateral izquierdo, ante las protestas de los de Parque Patricios. Al final, se dio la que más reclamaron, un supuesto penal de Pablo Galdames a Bonifacio, forcejeando dentro del área que el referí no sancionó.

Para colmo de males para el Globo, en la última jugada tuvo un corner a favor en el que el arquero Sebastián Meza fue a cabecear buscando el 1-1 agónico. Pero no solo que no llegó, sino que un error de Hezze en el borde del área desató la contra de un Vélez que aprovechó que no haya arquero. Así, Juan Lucero corrió y sólo tuvo que empujar la pelota desde lejos para anotar el 2-0 final y sellar un triunfo importantísimo.

Y el Fortín festeja, porque se recuperó y mira a todos tranquilos desde arriba. Ideal para los dirigidos por Mauricio Pellegrino que ahora ya pueden poner la mente en el inicio de la fase de grupos de la Copa Libertadores y recibir el martes nada menos que al Flamengo.

Para Huracán, que otra vez fue dirigido por Cicotello mientras Frank Kudelka se recupera de Covid, se cortó el invicto de ocho partidos en el torneo y la chance de haberse metido en el top cuatro con una victoria. Más allá de las polémicas y las broncas, al equipo le faltó el buen juego que había demostrado ante Sarmiento. Las tres fechas finales serán a todo o nada con rivales que están más arriba para soñar con meterse: Boca (L), Talleres (V) e Independiente (L).

En una Copa de la Liga en donde todo está parejo, Vélez ya sacó diferencia. Para Huracán, la bronca se repite en ese mismo escenario. El recuerdo del final del Clausura 2009 que dejó el título en Liniers con polémica sumó otro capítulo, más aún sabiendo que no pueden ganar allí desde hace más tiempo todavía: unos 14 años.

Fuente: Olé. 

Notas Relacionadas