Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/203498
El CEO grupo hotelero, Alberto Albamonte adelanta la apertura para el invierno 

“El Howard Johnson Resistencia será el hotel más importante del NEA”

La inversión ronda los U$S 10 millones. El proyecto se inició hace unos 4 años. “Marcará el inicio de una nueva etapa en la construcción de hoteles”, asegura el empresario. Además, estudian Sáenz Peña para desarrollar allí la marca Days Inn.  

La pandemia y las restricciones a la movilidad de las personas durante el 2020 empujaron al turismo, y a toda la rama de actividades prestadoras de servicios, hacia un abismo. Sobrevino así una crisis profunda, que se cobró miles de empresas y emprendimientos a lo largo y ancho del país. 

En ese escenario, que de alguna forma se prolonga a este 2021, hablar de inversiones y apertura de hoteles significa que hay sectores y empresarios dispuestos a seguir luchando y apostando por Argentina. Hay esperanzas y una salida hacia la recuperación. Aquí se anotan las cadenas internacionales Howard Johnson y Days Inn, pertenecientes al mayor grupo hotelero del mundo, Whyndam Hotels & Resort, y cuyas marcas pertenecen al Grupo Hotelero Albamonte (GHA). 

Para este año, el Grupo tiene prevista la apertura de 10 hoteles nuevos en distintos puntos del país, entre los cuales se cuenta el construido en la capital del Chaco, Howard Johnson Resistencia. 

“Estoy convencido de que este hotel, además de ser exitoso, marcará el inicio de una nueva etapa en la construcción de hoteles. Será el más importante del Noreste argentino”, confió a NORTE Alberto Albamonte, CEO de GHA y presidente de las dos cadenas hoteleras, Howard Johnson y Days Inn, además de socio estratégico de Whyndam. 

El empresario estima que el hotel Howard Johnson Resistencia podrá habilitarse para el próximo invierno. Del proyecto, destaca en especial sus características constructivas, sanitarias y de seguridad “en los más altos parámetros internacionales”. 

Si bien la apertura está estimada para mediados de este año, la incertidumbre que genera la industria de la construcción y la provisión de insumos son factores que pueden alterar los tiempos previstos. “Nos encontramos a veces con dificultares para obtener materiales”, revela Albamonte. 

“Chaco necesitaba un hotel de jerarquía”

“Chaco necesitaba un hotel de esta jerarquía y creemos que vamos a cumplir con esas expectativas”, afirmó Alberto Albamonte, CEO del Grupo Hotelero Albamonte y presidente de las cadenas Howard Johnson y Days Inn. 

“La apertura será una alegría para todos los chaqueños, porque Chaco necesitaba un hotel de esta jerarquía y creemos que vamos a cumplir con esas expectativas”, afirma el CEO de GHA. 

Sobre los últimos pasos del proyecto de construcción del hotel, resalta que “restan detalles de terminación”. “Estamos instalando en este momento la parte de tecnología, de última generación. Hemos firmado un convenio con la firma argentina Arion, que exporta el software hotelero a todo el mundo y está al nivel de las mejores del mundo. Para nosotros es un orgullo, en un tema tan complejo como la tecnología volcada a la hotelería, trabajar con una empresa fundada en Argentina donde trabajan ingenieros argentinos”, subraya. 

El Howard Johnson Resistencia está emplazado en una superficie de 10.000 metros cuadrados, frente al Shopping Sarmiento y con el río Negro “a su espalda”. Contará con 105 habitaciones, health club, piscina, spa, restaurante, rooftop, sala de negocios y centro de convenciones, entre otras amenidades. La inversión estimada es de unos U$S 10 millones. 

“En las cadenas internacionales como las nuestras, que tienen una marca muy previsible, todo el mundo sabe qué producto se encontrará. Los estándares de calidad y seguridad son de primer nivel”, resalta Albamonte. 

 

Quien construye un hotel lo hace para los próximos 30 años, hace una inversión enorme, tiene una fe en su ciudad y provincia. 

 

“Hay una falencia de hotelería de alto nivel” 

Acerca de las razones que llevaron a GHA a definir el desembarco en Resistencia, Alberto Albamonte contó a NORTE: “Tenemos un estudio muy detallado de todo el país. Hay un primer estudio que realizamos en el desembarco de la cadena, y luego se fueron incrementando estudios en distintos lugares. En el Chaco, entendemos que hay una falencia hotelera de alto nivel. Si queremos traer turistas y empresas de alto nivel, debemos tener la infraestructura necesaria”. 

En esa línea, el empresario adelantó: “No solamente estamos pensando en Resistencia, que es un hecho concreto y auspicioso, sino que además estamos avanzando con un estudio previo en Sáenz Peña. Nos da muy bien y somos optimistas en ese próximo proyecto”. 

En la ciudad termal, el grupo hotelero proyecta desarrollar la marca Days Inn. Se trata de una organización internacional, con más de 2200 hoteles en todo el mundo, que forma parte del GHA. 

Orgullo por el proyecto 

El proyecto de construcción del hotel Howard Johnson Resistencia se inicia hace unos cuatro años. “Es el tiempo normal de construcción, porque el hotel se inició totalmente nuevo. Se diseñó especialmente, con los parámetros más exigentes a nivel internacional. Por eso estamos muy orgullosos de este proyecto, no solamente por la calidad arquitectónica y la funcionalidad que tendrá el hotel, sino además por los sistemas sanitarios y de seguridad que tendrá, que lo harán un hotel de vanguardia”, sostiene Albamonte. 

Así, subjetividades al margen, el empresario no duda en decir que “será el hotel más importante del Noreste argentino”. “Marcará un antes y un después, porque este hotel tiene dos objetivos: atacar el segmento corporativo, es decir convenciones, presentación de productos, seminarios, para lo cual contará con salones de convenciones de última generación; y también para el desarrollo del turismo en la zona. Todo está apoyado por la organización hotelera más grande del mundo (Whyndam Hotels & Resort)”, señala. 

Esta organización hotelera contiene en este momento a 9300 hoteles en 90 países. “Es por lejos la más grande, con todo lo que esto implica en la promoción de Resistencia y del hotel”, marca Albamonte. Y agrega: “El presidente de nuestra cadena ha señalado hace poco que él no puede promover un hotel si no promueve la ciudad donde está. Entonces, no es solamente la hotelería en Resistencia, sino todas las actividades comerciales de interés serán promocionadas a nivel mundial por nuestra cadena a partir de la apertura de este hotel”. 

Cuando el hotel esté en funcionamiento generará unos 150 puestos laborales, aunque al respecto, el empresario explicó: “Como son hoteles corporativos, el número de empleados va fluctuando conforme a la ocupación y a los eventos que se van contratando”. Lo que significa que, si los salones de convenciones tienen una alta ocupación, el personal incluso podrá duplicarse. 

Vista de una maqueta con la fisonomía que tendrá el hotel terminado.

Luego, destaca que tanto el personal permanente y como el personal eventual reciben todos los cursos de capacitación “que son conocidos en el mundo entero por nuestra administración”. 

Carrera universitaria 

Albamonte es autor de la primera carrera universitaria de Hotelería del país, creada en el año 2000. Hoy existen siete universidades de primer nivel que tienen esta oferta académica. 

“Esto nos llena de orgullo y es una excelente herramienta para contar con un servicio de excelencia”, señala y revela: “Los alumnos de la carrera tienen una gran ventaja sobre otras profesiones, porque no requiere, al salir del país, ningún examen de equivalencia. El solo hecho de haber estado premiados por una cadena como la nuestra y haber participado en los cursos, ya los convierte en idóneos para operar un hotel”. De hecho, destaca que el personal del hotel recibe unos 20 cursos de capacitación en el año. 

En expansión 

Las ciudades con hoteles en construcción, que tendrán próximas inauguraciones son Tandil, Lobos y Bahía Blanca (provincia de Buenos Aires), Resistencia (Chaco), Alvear (Santa Fe), San Rafael (Mendoza), Cinco Saltos (Río Negro), San Martín de los Andes (Neuquén), Catamarca capital y La Viña (Catamarca).

Por otro lado, algunos de los proyectos confirmados son los de la terminal de Ómnibus en Retiro (CABA); Lomas de Zamora, Río Sarmiento-Tigre, Villa Gesell y Miramar, en la provincia de Buenos Aires; Puerto San Martín (Santa Fe); Colón y Concordia (Entre Ríos); Morteros (Córdoba) Ciudad de La Punta (San Luis). También se avanza con hoteles para Mendoza y Belén (Catamarca). 

Efectos de la pandemia: "Estoy preocupado por el grado de improvisación"

Al exponer las razones para concretar grandes inversiones en estos tiempos con múltiples incertidumbres en materia de turismo y de circulación de las personas, sobre todo entre países, Alberto Albamonte subraya: "Una cosa es la pandemia, que es inevitable y hay que tratar de luchar con todos los mecanismos adecuados; y otra cosa es la cuarentena. Ahí es donde la Argentina ha fracasado rotundamente, generando un daño económico que está a la vista, con casi 100 mil empresas que han quebrado; y además un daño psicológico, porque una familia que tiene un pequeño negocio se ha visto impedida de poder trabajar, prácticamente sin ayuda del Estado, lo que genera una incertidumbre y un malestar enormes.

Son daños que, como no se ven rápidamente, parece que no existieran. Pero buceando en las distintas situaciones, nos damos cuenta que el tema es grave".

Frente a ese panorama, el empresario no duda: "Estoy preocupado por el grado de improvisación y por la campaña psicológica en algunos medios de comunicación, con supuestos infectólogos, que hoy dicen una cosa y mañana otra, y generan una inquietud y daño enorme. En algún momento deberán responder por todo lo que han hecho". 

Largo alcance

Sin embargo, enseguida Albamonte explica que, en el sector hotelero, el desarrollo de proyectos lleva varios años: "No son negocios que se definen de un día para otro". Además, pondera que todos los inversores del grupo "son argentinos". "Han quemado las naves, porque quien construye un hotel hace una inversión enorme, tiene una fe en su ciudad y provincia, y no puede retirar la inversión e irse a otro lado. Quien hace un hotel, lo hace para los próximos 30 años".

En esa línea, resalta como "muy meritoria" la decisión de los empresarios chaqueños "de aportar a una actividad totalmente reproductiva, de exportación, que genera empleo de calidad, con altos grados de capacitación y que se distribuye en toda la población, porque cuando un turista viene a un hotel nuestro, lo normal es que deje en el hotel el 22% del dinero que trae. Con el resto hace excursiones, compra regalos, va a comer. Es decir, el ingreso de esas divisas se distribuye en forma espontánea en toda la sociedad". 

El recuerdo del Chaco, el algodón y NORTE

Antes de la faceta empresarial que surgió en su vida promediando la década del ’90, Alberto Albamonte construyó una carrera política surgiendo como dirigente de la UCeDé, junto a Álvaro Alsogaray, con quien fundó el partido tras el regreso de la democracia. 

Fue dos veces diputado por ese partido, aliado al ex presidente Carlos Saúl Menem, con quien lo unió una gran amistad. Finalmente se alejó de la política alrededor de 1995. 

“Hace muchos años, el diario NORTE me hizo una gran nota cuando hubo una fuerte polémica por crear una junta reguladora del algodón”, cuenta Albamonte durante el diálogo. Y agrega: “Lo recuerdo con mucho cariño. Fueron los únicos que me trataron bien, cuando había muchas agresiones de quienes estaban interesados en crear esa junta para agregarle costo a los productores”. 

De aquellos tiempos también recuerda que esa oposición a la regulación “fue uno de los éxitos políticos más grandes”. “Estar en contra de la ley de algodón para el Chaco era como ir a gritar un gol de Boca en el medio de la barra brava de River”, grafica. “Generalmente detrás de una regulación siempre hay un vivo que se beneficia, y que perjudica a toda la sociedad”, dice a modo de cierre. 

Notas Relacionadas