Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/202967

La logística de la cosecha gruesa: el Elevador de Colono, listo para recibir cargas

En Barranqueras, la compañía tiene preparada operativa y comercialmente la plata de acopio de granos, aunque las expectativas de producción son moderadas y se deberán sortear inconvenientes por las condiciones del Paraná.   

Buscando dejar atrás un 2020 signado por una bajante histórica del río Paraná y por la pandemia, el Centro de Acopio y Embarque Barranqueras, que administra la Compañía Logística del Norte (Colono), tiene todo listo en términos operativos y de protocolos preventivos de Covid-19 para comenzar a recibir, desde mediados de abril, la cosecha gruesa de granos generada en el Chaco (principalmente soja y maíz).   

En febrero, con el repunte del río, se embarcaron 13.800 toneladas de soja desde el Centro de Acopio que administra Colono. 

La planta de acopio –con su muelle de embarque ubicado en el riacho Barranqueras- tiene capacidad para almacenar 100 mil toneladas en base trigo y 80 mil en base soja, con una capacidad de recibo de unas 300 toneladas/hora. Alrededor del 15 de abril, lo primero que llegará para acopiar será soja, y desde junio el maíz. En menor medida llegarán también cargas de sorgo, si algún cliente lo demanda. 

La comercialización de granos deberá sortear, en esta campaña, problemas por el nivel del río Paraná, con pronósticos y proyecciones que no son alentadores (hoy los reservorios están al 41% de promedio del nivel normal), y con la propia oferta de producción, que reflejará una campaña dispar y con zonas muy afectadas por la sequía. 

En un relevamiento de rindes hecho por la compañía en el arco de originación de granos del centro-oeste provincial (Sáenz Peña, Río Muerto, Los Frentones, Concepción del Bermejo hasta Tres Isletas y luego hasta Campo Largo), el promedio de rindes de en soja es de tan sólo 1200 kilos (con algunas excepciones de lugares muy puntuales), muy lejos de los mejores rendimientos y con problemas de calidad. 

En cuanto al dragado en el riacho Barranqueras, una tarea encomendada por el gobierno provincial a la empresa belga Jan de Nul (a través de una iniciativa privada con financiamiento de la tasa de dragado), tras el inicio en octubre de 2020, avanzó con foco puesto en los pie de muelle de las petroleras Shell e YPF, y en el de la cerealera ACA, todos en el tramo del riacho en Puerto Vilelas. Luego también la draga trabajó en el Elevador de Granos. 

Los protocolos para operar

“El Elevador está preparado para empezar a recibir la producción de la nueva campaña gruesa. La planta cuenta con protocolos operativos para trabajar”, repasó el gerente operativo del Centro de Acopio y Embarque, Juan Camarasa, quien destacó el trabajo del equipo de Colono para obtener en poco tiempo todos los permisos y habilitaciones necesarios. 

Los protocolos de prevención de Covid-19 vigentes para la actividad están en línea con los requerimientos de la Dirección Nacional de Puertos, e incluyen aspectos como el control, aislamiento y seguimiento del personal. 

En ese escenario, hay personal del Centro de Acopio con licencia por factores de riesgo y aquellos que tienen más de 60 años. Mientras que se organizaron turnos solapados, con una operación algo menor en términos de volumen por día, pero limitando el riesgo de manera que, si es preciso aislar a un grupo, otro continúe trabajando. 

Relevamientos y proyecciones

Los volúmenes de producción de soja comenzarán a llegar al Elevador de Barranqueras a mediados de abril, y un poco después lo harán los de maíz. “Venimos relevando semana a semana, para proyectar operativa y comercialmente (el trabajo del Elevador)”, indicó a NORTE Juan Camarasa, gerente operativo del Centro de Acopio y Embarque de Colono. Y sumó, dando una perspectiva con el escenario de este momento: “Cuando hay poca oferta (de granos), los multimodales perdemos competitividad porque las plantas de acopio y los camiones están holgados y no se necesita tanta logística. Hay muchos camiones directos que van y vienen a Rosario, y eso alcanza para transportar la producción”. 

En cuanto a otro elemento importante de la logística de granos, el ferrocarril, en la provincia las cargas se distribuyen prioritariamente entre las grandes agroexportadoras y cargadores del sudoeste chaqueño. 

El 2020 

El Centro de Acopio y Embarque Barranquera recibió y almacenó 72 mil toneladas de soja en abril-mayo de 2020. “Arrancamos abril con el río a 1,80 metros y para embarcar son necesarios 2,40 metros. Hasta febrero de este año, el río se mantuvo por debajo de lo que se requiere para embarcar”, repasó Camarasa. Fue avanzado ese mes cuando el nivel del Paraná repuntó y permitió embarcar en el muelle de Colono 13.800 toneladas de soja. 

“Luego, toda la flota que está disponible y hace logística se fue a Paraguay, porque tiene casi la misma tarifa y un 60% del costo operativo”, explicó. Y ahora se combinan dos inconvenientes: el nivel del río en 2 metros (registro de ayer en Barranqueras), y que, hasta no finalizar la cosecha paraguaya, retrasada hasta mayo, no habrá flota disponible aquí en esta región.