Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/202083

Debut con gol de Copetti para el empate entre Racing y Aldosivi

"Pateá vos, Chanca", fue el grito de Juan Antonio Pizzi desde el banco, cuando cuatro futbolistas de Racing se disputaban la pelota para el tiro libre en la puerta del área. El entrerriano le hizo caso y sacó un derechazo al palo del arquero. Fue el 2 a 2 final, cuando ya iban 41 del segundo tiempo y la noche pintaba negra para la Academia.

12.jfif
Racing y Aldosivi repartieron puntos en Avellaneda.

El grito de Chancalay alcanzó para salvar la segunda derrota al hilo, pero no para borrar las malas sensaciones que dejó el equipo desde el juego. Lo contrario fue el visitante: Aldosivi se fue masticando bronca por el resultado, pero con la buena sensación de haber jugado un partidazo.

De su presentación al segundo partido, Juan Antonio Pizzi decidió cambiar medio equipo. Las cinco modificaciones, sin embargo, no alcanzaron para cambiar la mala imagen de Racing, que como ante Banfield fue superado. Esta vez, sufrió la buena propuesta de Aldosivi, el equipo de Fernando Gago, que llegó a Avellaneda decidido a ser protagonista.

Los primeros 20 minutos, de hecho, se jugaron en las narices de Gabriel Arias. El ingreso de Carlos Alcaraz y del debutante Enzo Copetti le dieron algo más de empuje en la segunda mitad. Pero no más que eso.

13.jfif
Tomás Alejandro Chancalay le dio el empate a la Academia por intermedio de un tiro libre a los 86´.

Los de Mar del Plata contaron con el estreno de los hermanos Emanuel y Emiliano Insua, que le dieron otra solidez en defensa. Pero sobre todo mostraron un plan de juego, con mucha circulación de pelota y amplitud en el ataque.

Pudo llegar a la ventaja antes, pero el 1 a 0 cayó a los 35: Malcon Braida encaró a Iván Pillud como toda la primera etapa y jugó al medio para Leandro Maciel, que definió desde la medialuna. Antes, hubo 15 toques del equipo visitante. Fue un gol para enmarcar.

Si Gago necesitaba dar un golpe sobre la mesa en su presentación como entrenador después de haber dejado el fútbol en noviembre pasado, con solo 34 años, la actuación del Tiburón en el Cilindro llena ese casillero.

Se encontró con un contexto favorable, es cierto: la Academia durante la primera mitad entregó campo y pelota, algo que el visitante recibió con los brazos abiertos para imponer su juego. La superioridad fue clara.

14.jfif
Federico Andrada puso el 2 a 1 parcial para Aldosivi a los 62´.

Más allá del desequilibrio de los extremos Javier Iritier y Braida, los nombres claves del equipo de Gago parecen ser Gastón Gil Romero y Franscisco Grahl. Gil Romero, ex Rosario Central y Estudiantes, es el termómetro.

Grahl, zurdo, surgido de Boca y con recorrido en el ascenso, es el que marca los tiempos. Aún con centrales no tan dúctiles como Insúa y Jonathan Schunke, la obligación es salir siempre por abajo desde el fondo. Entre los zagueros y el arquero Luciano Pocrnijic se animaron a tocar incluso dentro del área chica. Y no se equivocaron.

Cuando la Academia había levantado el nivel y conseguido el empate, Aldosivi se encontró otra vez en ventaja casi por casualidad, tras un error de Eugenio Mena. Pese al gol, Gago mantuvo los cambios que ya estaban listos para realizarse. Nada de modificar por el resultado, ni de especular con la ventaja. Lo mismo para la media hora que quedaba de juego.

Sólo dos meses pasaron desde que el exmediocampista de Boca y del Real Madrid cambiara los botines por el traje de entrenador -lo del traje es literal: en las dos fechas estuvo así vestido en el banco-.

Después de años de batallar con las lesiones -dos roturas de ligamentos y una del tendón de Aquiles- se prometió volver a jugar para que su hijo Mateo lo viera en una cancha. Cuando volvió, cuando estuvo bien comunicó en el vestuario de Vélez su retiro. Al otro día comenzó su carrera de entrenador. No imaginaba que sería en Aldosivi su estreno.

Por un problema personal, no habló después del partido. Luego, más allá de los resultados, su arranque es promisorio: contagió confianza en un equipo que interpretó rápido su idea de juego. Parecía que se llevaba su primer triunfo de Avellaneda, tras un muy buen partido. Pero el tiro libre de Chancalay le cambió los planes.

Fuente: Cancha Llena.