Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/201791

“Salarios tienen que equilibrarse con la inflación para que el consumo siga funcionando”

El CEO de la textil más importante del país, Teddy Karagozian, habla del acuerdo de precios y salarios que propone el gobierno nacional. Ayer fue uno de los empresarios que asistieron a la reunión con el Presidente.  

Para Teddy Karagozian, CEO de la textil TN&Platex, “corresponde” mejorar salarios en la misma medida en que evolucione la inflación, proyectada en un 29% para 2021. “Los salarios tienen que equilibrarse con la inflación. Tenemos que ir viendo cómo se juntan las variables para que la locomotora, que es el consumo, siga funcionando”, sostuvo. Ayer, fue uno de los empresarios que asistieron a la reunión convocada por el presidente Alberto Fernández. 

“No creo que haya formadores de precios en el sentido que un día alguien se despierte y diga ‘quiero cobrar 100’, y cobra 100. La formación de precios es un tema complejo”, sostuvo Karagozian. (Foto: Infobae)

Sin embargo, y señalando que “el consumo también es el costo”, marcó: “Estado, empresarios y la sociedad, a través de sus sindicalistas, tenemos que ver cómo hacer crecer la productividad y que los productos sean cada vez más baratos. Subir salarios sin aumento de productividad y sin otras condiciones, como los impuestos, es como un perro que se muerde la cola”. “Tenemos que encontrar cómo frenar la inflación y esa es labor del gobierno”, resaltó en una entrevista en Radio con Vos. 

Conversar, no reclamar

“El Estado, los sindicalistas y nosotros (los empresarios) nos estamos sentando a conversar, no a reclamar; a comprender cuál es la posición y la posibilidad de cada uno de los sectores”, remarcó el dueño de la textil más importante del país, que supo tener una planta en Puerto Tirol, cerrada en 2016. 

“En nuestro caso, estamos aumentando los volúmenes y necesitamos más clientes y consumo. En el caso de los trabajadores, se necesita generar más empleo. Los sindicalistas representan a quienes tienen empleo, pero hay un grupo muy grande de gente que no tiene empleo ni empleo en blanco, y el Estado debe velar por todo eso”, planteó. 

 

La formación de precios es un tema complejo que tiene que ver con los costos, el marketing y si uno quiere seguir invirtiendo.

 

Formación de precios 

Sobre la inflación presupuestada por el gobierno nacional en 29% anual, Karagozian analizó: “No tengo la menor idea de cuánto será porque no manejo las variables. La proyección quizás sea un poco más. La devaluación que va reflejando el fenómeno inflacionario es un poco más alta del 3% mensual”.

En ese marco, e introduciéndose en el debate sobre la formación de precios en el país, opinó: “No creo que haya formadores de precios en el sentido que un día alguien se despierte y diga ‘quiero cobrar 100’, y cobra 100. La formación de precios es un tema complejo, que tiene que ver con los costos, el marketing, si uno quiere seguir invirtiendo. Hay empresas que se quieren ir del país, entonces les conviene subir los precios; y otros que quieren invertir porque quieren ganar mercados”. 

Como ejemplo, citó: “¿Si La Serenísima fuera formadora de precios, por qué se fundió tres veces y la tuvieron que regalar a Arcor? Lo que la gente común cree que es un formador de precios en realidad hace lo que puede, dentro de lo que puede, cuando puede y dónde puede”. 

Según su experiencia observando al sector de los alimentos, el empresario dijo que “más empresas chicas se han fundido y han sobrevivido las más grandes siendo más grandes”. “Pasó en todos los gobiernos, con controles más fuertes o con insinuaciones”, agregó.  

“Hay un problema, pero tampoco son los supermercados, que perdieron mucho dinero”, marcó y, como tesis, expuso que “el sistema impositivo hace que los productos, la manufactura, la venta, los sistemas legales sobre el personal, los impuestos sobre el trabajo, encarezcan los productos”. “Si fuera distinto, el supermercado o el fabricante de leche se estarían llenando de guita. Si se ponen controles al precio, quienes desaparecen son los chicos y medianos que podían facturar 13 pesos en lugar de 10”, ejemplificó. 

 

Si se ponen controles al precio, quienes desaparecen son los chicos y medianos.

 

“El Estado es el mejor pagador de impuestos” 

Según la visión de Karagozian, la inflación en Argentina “es producto de un fenómeno donde el perro se persigue la cola”. “Cada vez que necesitamos resolver un problema, aumentamos impuestos, que lo resuelven a corto plazo, entonces hay productos más caros y la gente no los consume porque los considera caros, y cada vez hay menos empleo. Al tener menos empleo, sube el gasto público”. 

En esa línea, sostuvo que “el mayor pagador de impuestos del país es el Estado, porque paga a los empleados, a los subsidiados y a los jubilados, éstos a su vez compran en el supermercado productos cuyo 50% son impuestos. Entonces, cuando subís impuestos, tres meses después, tenés que subir salarios de los empleados públicos, las jubilaciones y la cantidad de gente a la que subsidiás porque los productos se hacen caros”.