Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/201600

La reunión del Consejo Federal de la Hidrovía

Gran expectativa genera en la región la convocatoria de la primera reunión del Consejo Federal de la Hidrovía, un espacio que -bajo la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación- debe devolver dinamismo a la principal vía de comercialización de productos agrícolas de exportación en el país. En el encuentro, que tendrá lugar dentro de dos semanas en Rosario, se analizará el estado actual de la concesión que vence el último día de abril próximo.

Para el Chaco, que tiene el enorme desafío de optimizar su sistema logístico portuario con la estación terminal de Barranqueras, el encuentro tiene una gran significación. A nivel provincial, los esfuerzos deben estar orientados a asegurar que el trabajo del puerto de Barranqueras con su posibilidad de operar con acceso carretero, fluvial y ferroviario, se potencie con el del puerto de Las Palmas que suma una infraestructura fundamental para el movimiento de cargas a través del río Paraguay.

El Consejo Federal de la Hidrovía está integrado por representantes de tres ministerios nacionales (de Transporte, de Desarrollo Productivo y del Interior) y de siete provincias ribereñas (Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe) por donde pasa la vía fluvial. En agosto pasado el gobernador Jorge Capitanich fue uno de los mandatarios provinciales que participó en la firma del acta que dio nacimiento al Acuerdo Federal por la Hidrovía, en una ceremonia que se llevó a cabo en Puerto San Martín, provincia de Santa Fe, con la presencia del presidente Alberto Fernández. En esa oportunidad, el titular del Ejecutivo nacional se refirió a la Hidrovía como “un canal de desarrollo para muchas provincias”. Por eso es de esperar que no se dilaten los tiempos y que las economías regionales puedan disponer de buques de gran porte que estén operativos para que puedan transportar por vía fluvial la producción que sale al exterior. Y para eso se debe asegurar una vía fluvial con calado adecuado para evitar contratiempos. De ahí que el llamado a licitación nacional e internacional que debe realizar el Ministerio de Transporte de la Nación para -como señala el decreto del Ejecutivo nacional- la modernización, ampliación, operación y mantenimiento de esta vía navegable de más de 3.400 kilómetros, que se extiende a través de los ríos Paraná y Paraguay, además de ser transparente -como se espera que sea toda licitación que se realiza por el régimen de obra pública-, también tenga todos los elementos para potenciar las economías regionales.

Las miradas están puestas en la reunión que tendrá lugar el próximo 22 de febrero en Rosario. Superado el problema de las invitaciones para participar en este primer encuentro oficial del Consejo Federal de la Hidrovía (en las últimas horas desde el Ministerio de Transporte de la Nación se informó que se amplió la lista de participantes con representantes del sector productivo), es de esperar entonces que se escuchen todas las voces en este espacio que, hay que recordar, tiene un carácter consultivo y un rol de coordinador de políticas y estrategias para esta importante vía fluvial, cuyo curso navegable debe estar garantizado para que haya más tránsito y mejores condiciones de navegabilidad.

Según se informó, en la reunión participarán como invitados representantes de los Ministerios de Defensa, de Seguridad, de Agricultura, de Relaciones Exteriores y de Ambiente; de las universidades nacionales de San Martín, de Buenos Aires, de Rosario, del Litoral, de La Plata, del Nordeste y de Entre Ríos; de Prefectura Naval; el Servicio de Hidrografía Naval; el Instituto Nacional del Agua y la Defensoría del Pueblo de la Nación. También estarán representantes de la Unión Industrial, la Federación Marítima Portuaria, la Industria Naval de la República Argentina; el Consejo Portuario Argentino; las cámaras de la Industria Aceitera, de Puertos Privados Comerciales, de Actividades Portuarias y Marítimas, y Naviera Argentina; la Asociación Argentina de Ingenieros Portuarios; el Centro de Navegación Argentina y de la Bolsa de Comercio de Rosario; además de enviados en representación de organizaciones no gubernamentales ambientalistas.

En esta nueva etapa las expectativas también están puestas en que se pueda garantizar un mantenimiento adecuado, de manera tal que las provincias ribereñas cuenten con un corredor por donde transportar la producción de manera ágil, segura y, lo que es también muy relevante, que ese movimiento pueda realizarse a costos competitivos.