Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/200985

Murió Alfredo Rendina, el defensor oficial del caso Tatiana Kolodziey

El letrado que se había jubilado de la defensa pública falleció de covid- 19 el martes. Junto a su colega Margarita Zain defendieron en 2014 al remisero Juan Ernesto Cabeza, quien fue condenado a reclusión perpetua por el crimen de la radióloga Tatiana Kolodziey el 20 de octubre de 2012.

Hugo Peralta
Por: Hugo Peralta
13.jpg
Margarita Zain junto a Alfredo Rendina y el femicida Juan Ernesto Cabeza.

Alfredo Rendina fue durante muchos años defensor oficial número 12. El 20 diciembre de 2018 se había jubilado. Fuentes confirmaron que Rendina falleció el martes a las 15, a causa del covid-19, luego de estar 25 días internado. 
El abogado tomó trascendencia en un caso tan mediático en el país como fue el asesinato de la radióloga Tatiana Kolodziey (32) ocurrido el 20 de octubre de 2012.

Rendina titular de la defensoría oficial número 12 y Margarita Zain, a cargo de la número 7 les tocó defender al remisero Juan Ernesto Cabeza durante el juicio desarrollado en la Cámara Primera en lo Criminal de Resistencia, donde finalmente el tribunal  presidido por Marisa  Lehmann y las vocales Lucía  Martínez Casas de Sanchís y Glenda Vidarte, condenó al  tucumano a reclusión perpetua al hallarlo culpable de la privación ilegítima de la  libertad, abuso sexual con  acceso carnal, homicidio criminis causa y uso de documento público falso, todos en concurso real.
Cabeza actualmente de 60 años, cumple la pena en la cárcel federal de Rawson. 

14.jpg
El defensor oficial Alfredo Rendina se negó a renunciar ante el pedido del remisero .

EL DÍA QUE SE NEGÓ A RENUNCIAR 

Alfredo Rendina y su colega Zain debieron ser los defensores del femicida  porque estaban de turno en  la defensoría oficial, cuando  se produjo el crimen de Ta­tiana.  Rendina a la altura del juicio que se realizó en 2014, ya había tenido centenares de debates: defensa y querella. 
 
En una de las audiencias,  donde cada vez eran más las  pruebas que comprometían  a Cabeza por el homicidio, el remisero pidió la renuncia  de su defensor , porque consideraba que no estaba sien­do bien representado en la estrategia. Rendina fue consultado por el tribunal si deseaba apartarse, algo que no sucedió.