Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199933
Anuario 2020

Pandemia, inundación y sequía: El escenario que obligó a replantear gestiones

CHARATA (Agencia) Charata comenzó el 2020 con inundaciones en febrero, tras un 2019 muy complejo, hídricamente. Luego llegó la pandemia de Covid-19, que dejó 28 muertos en la ciudad, con más de 900 casos, y se sumó una sequía de nueve meses.

Luego de un 2019 en el cual las inundaciones generaron una importante modificación en la planificación anual de obras y recursos, el 2020 se avizoraba –con cambio de gobiernos a niveles provincial y nacional- de mucha expectativa para Charata, centrados en las obras y créditos ya aprobados. Pero, nuevas inundaciones, la sequía y la pandemia, obligarían a replantear otra vez las gestiones locales.

En un año de emergencia sanitaria, las obras en el hospital de Charata dieron comienzo, pero dotarlo de más recursos: humanos y materiales, será uno de los urgentes e importantes objetivos del 2021.

“Paralelamente a eso, las demandas de una comunidad en muchas cuestiones y la proyección que teníamos en cuanto a la concreción de obras que si bien sufrieron algún retraso, se fueron dando de a poco, hace que lleguemos a este final de año con las mejores expectativas para lo que puede ser el 2021”, manifestó la intendente María Luisa Chomiak, que comenzó su segundo mandato consecutivo.

Chomiak reconoció que en 2021 “no saldremos totalmente de la situación de la pandemia, pero estamos esperanzados en las obras que puedan realizarse: pavimento, más recursos para el hospital, la culminación del acueducto, obras para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos”. 

En cuanto al año en pandemia, Chomiak quiso destacar el rol que cumplieron los empleados municipales, principalemente al comenzar la restricción por cuarentena en nuestro país. “Nada, bsolutamente nada se puede lograr sin un trabajo conjunto, entre todos: comunidad y municipio. En lo que respecta al Municipio quiero brindar un reconocimiento a cada uno de los empleados municipales, son quienes han estado en los controles, en los trabajos, haciendo horas, días y meses extras para cumplir con su compromiso laboral. Ellos junto al personal de salud y de las fuerzas de seguridad han hecho un trabajo extraordinario”, destacó. 

Chomiak también agradeció a todos quienes integran su gabinete, el Concejo deliberante, el Gobierno Provincial, y Gobierno Nacional. 

Contexto impensado

La intendenta reconoció que la pandemia obligó a replantear la gestión en muchos aspectos, principalmente en la administración. “El Municipio redoblo su capacidad de gestión, en todas las áreas, para seguir trabajando en la emergencia sanitaria sin descuidar las obras en marcha y las que se hicieron durante todos estos meses”, explicó.

En materia de obras públicas, se concluyó el año con un importante avance en la renovación del Hospital. Caber recordar que en febrero, se conoció que el hospital local recibiría una fuerte inversión para ampliar las dependencias, y equiparlo, mientras espera una recategorización. Si algo quedó claro en la pandemia es la importancia que tiene la salud, pública y privada para Charata, y una amplia región que abarca la zona rural y localidades vecinas. 

Se concretaron nuevas cuadras de pavimento, obra que deberá continuar en 2021, se concretó la recuperación de la Ruta 12, que había quedado muy castigada tras las inundaciones. Se habilitaron nuevas oficinas, para Acción Social, y se realizó una fuerte inversión en iluminación. 

La intendente, María Luisa Chomiak destacó que en un contexto impensado, en 2020, se logró avanzar con una gran expectativa para el 2021

También se concretó el llamado a licitación del crédito del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) por 280 millones de pesos, que se invertirá en pavimentos, desagües, iluminación y la refacción de la Plaza Belgrano. 

Obras y acciones que no pueden esperar

Sin lugar a dudas los avances de obra del hospital han sido importante. Algo que se logró en medio de una emergencia sanitaria, que sin embargo mostró la urgencia que debe tener dotar de personal –de todo tipo- y equipamiento al nosocomio. Charata recibe pacientes de localidades como Hermoso Campo, Santa Sylvina, Corzuela, Gancedo, Capdevila y la zona rural. A esto sumar que ha sido un año muy complejo con los siniestros viales, que dejaron 10 fallecidos, y muchos heridos de gravedad, a lo que se suma el alto desgaste de los recursos humanos y materiales, en un contexto de pandemia.

Las inundaciones del 2019, y las de comienzo del 2020, generaron desafíos que aún hay que seguir trabajando en cuanto a obras públicas

La otra cuestión sigue siendo la del acueducto. Desde el punto de vista de la inversión empresarial, y de la calidad de vida, los casi nueve meses de sequía volvieron a marcar la necesidad de un avance significativo de las obras por el segundo acueducto del interior. En este sentido, Charata tiene obras realizadas de redes locales, pero como todas las localidades espera por la conclusión del mismo.