Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199798
El caso del veto presidencial al área aduanera de Misiones

“Nuestros políticos están más preocupados en cerrar kioscos que en copiar buenos ejemplos”

“Esperábamos con mucha alegría la implementación de Misiones como zona franca, porque era un precedente enormemente favorable para todo el NEA, y la idea era extender hacia las restantes provincias esos beneficios”, trazó el empresario Miguel De Paoli.  

“Lamento que nuestros políticos chaqueños estén más preocupados en cerrar kioscos, que en ver cómo hacemos para copiar los buenos ejemplos, como los de Misiones. Lamento esa miopía política y mientras ellos se pelean nosotros vemos cómo pasan las vacas volando”, sentenció. 

(Foto ilustrativa)

Según publicó días pasados el diario misionero Primera Edición, el presidente Alberto Fernández finalmente vetó la zona aduanera especial que se creaba para Misiones en el presupuesto nacional 2021, en consonancia con un pedido que había hecho CAME, ya que advertía la generación de severas asimetrías en el NEA si esa iniciativa prosperaba. 

El periódico de Misiones marcó en su publicación que, a pesar del consenso entre kirchnerismo, renovación y el apoyo de legisladores de Juntos por el Cambio de Misiones que votaron a favor, el presidente Fernández dio un revés a un tema que el Gobierno de esa provincia había instalado en el centro de la agenda política y económica de 2020 para 2021.

El diputado radical Luis Pastori, que integra la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, expresó: “Lamento que no deja de ser una cachetada a la provincia de Misiones, porque se había generado mucha expectativa. Cuando estuvo el Presidente de la Nación en Misiones, con el gobernador, se había comprometido, lo mismo que Sergio Massa, diciendo que se iba a aprobar y salir en el presupuesto. En realidad, salió algo muy difuso que además terminó siendo vetado”.

“Cuando implementaron modificaciones diciendo que no iba a ser sólo para Misiones sino también para el NEA, y después no solamente el NEA sino para todas las provincias que tuvieran comercio binacional fronterizo, sonaba a algo muy raro. Uno razonablemente podía suponer que eso era una salida elegante como para no decir que no, y poner algo que en la práctica sería muy difícil de reglamentar”, agregó Pastori.

Perder buenos proyectos 

De Paoli fue más allá y resaltó que “hay políticos que están pensando seriamente en una política de Estado y lo intentan, con estrategias bien trazadas”, y como contraste marcó las falencias del Chaco, como por ejemplo la malograda Secheep Combustibles y el desarrollo de áreas hidrocarburíferas en la provincia. “Todo eso, que eran buenos proyectos, se perdió”, lamentó. 

En ese sentido, enfatizó en la necesidad de “dejar de lado todas las rencillas políticas porque lo único que provocan es que el Chaco sea una fábrica de pobres”. 

Notas Relacionadas