Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199654
Entre ese mes y abril comienza a transportarse la cosecha gruesa 

Avanza el dragado del riacho Barranqueras para llegar a marzo con canalización óptima 

Roberto Benítez repasa detalles de los trabajos a cargo de la empresa belga Jan de Nul. Por estos días, el epicentro es la zona de Puerto Vilelas, en los muelles de ACA y luego YPF, para hacer posible el regreso de las barcazas de combustibles.  

Pasado poco más de un mes desde el inicio de los trabajos, el dragado del riacho Barranqueras a cargo de la empresa belga Jan de Nul (actual concesionaria de la hidrovía Paraná-Paraguay) se centra por estos días en zona de Puerto Vilelas, cerca de la desembocadura en el Paraná. 

La draga de Jan de Nul continúa el trabajo en el riacho Barranqueras, en la zona de Puerto Vilelas.

El programa de dragado abarca unos seis meses, plazo en donde se reacondicionará el canal principal de navegación del riacho y todos los pie de muelle de los frentistas. 

En este momento, la draga trabaja en la zona de Puerto Vilelas, lo que hizo posible que el fin de semana, y después de casi un año, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) pudiera embarcar y enviar en barcazas unas 20 mil toneladas de soja y maíz. “Era producción que estaba acopiada y la empresa no podía sacar por la situación del río”, explicó a NORTE Roberto Benítez, administrador del Puerto de Barranqueras. 

Precisamente sobre las condiciones de navegabilidad, agregó: “Todo dependerá del caudal del río, que ahora aumentó un poco. La previsión es que durante los próximos dos meses se mantendrá como está hoy, en menos de 2 metros. En esta época deberíamos tener entre 4 y 5 metros”. Así, dio cuenta de la bajante histórica que durante este año se profundizó, pero que en total lleva más de dos años con niveles por debajo de los normales. 

El objetivo de la obra de dragado es la apertura de un canal de 60 metros de solera y 10 pies de profundidad, más 2 pies de revancha, a los que se suma el balizamiento y mantenimiento del riacho, según se informó oficialmente al momento de iniciar los trabajos.

“La idea es que para marzo el riacho esté en condiciones, porque en marzo-abril comienza la cosecha gruesa y necesitamos poder cargar”, resaltó Benítez. A la vez, recordó que los trabajos de dragado se ejecutan mediante un programa de iniciativa privada, que costean los usuarios de la vía navegable. 

Impacto 

La bajante histórica del Paraná tuvo impacto durante todo el año, junto con la pandemia, en las actividades que desarrollan los frentistas del riacho Barranqueras, donde además de puertos cerealeros están los puntos de embarque de combustibles. “En el puerto hace un año y medio que no podemos embarcar”, resaltó el administrador. 

Luego de completar la zona de Puerto Vilelas del riacho, Benítez reveló que las tareas de dragado continuarán en la zona del puerto de carga de YPF. “Se calcula un trabajo de alrededor de 15 días, para que YPF pueda volver a embarcar combustibles. Y luego seguirán por el muelle fiscal y finalmente por la ex Junta de Granos (que opera Colono)”, reveló. 

“La idea es que ingrese la draga más grande, para que termine de hacer el trabajo definitivo en el canal de navegación, de modo que quede más uniforme. Ahora está trabajando una draga más chica. Al estar tan bajo el río, es necesario ese trabajo para que luego pueda ingresar la draga de mayor porte”, explicó Benítez. 

 

La idea es que para marzo el riacho esté en condiciones, porque en marzo-abril comienza la cosecha gruesa y necesitamos poder cargar. 

 

Alternativas de subsistencia 

Las tareas se realizan con una draga de menor porte, que acondiciona el canal principal para que luego ingrese la draga más grande.

Durante todo este año, el puerto de Barranqueras no pudo concretar embarques, dada la bajante del río y también por efecto, durante algunos meses, de las restricciones por la pandemia. 

Sin embargo, la actividad continuó utilizando otro medio de transporte: el ferrocarril, que transportó en contenedores principalmente de carbón y madera, además de operativos de sal proveniente de Jujuy que llega a Barranqueras y tiene como destino final Asunción. “Estamos operando tres o cuatro frecuencias semanales con el ferrocarril, que entra sólo con 16 vagones”, precisó Roberto Benítez. 

Además, la planta de cereales que funciona en el muelle fiscal recibió y transportó su producción a través de camiones. “El puerto nunca paró de trabajar, pero nos faltó la tercera pata, que es el agua, y la que nos da volumen de movimiento. Tanto que en 2017 nosotros llegamos a las 520 mil toneladas y este año vamos a terminar en 160 mil”, concluyó. 

Las nuevas obras anunciadas y los accesos 

Durante su visita a la provincia, el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, anunció una inversión de $200 millones para dotar al puerto de Barranqueras de infraestructura y mejores servicios. Ese paquete se suma a las obras ya anunciadas para refuncionalizar todos los accesos hacia la terminal portuaria, y construir una playa de estacionamiento. 

“Tenemos que hacer una nueva zona primaria aduanera, con infraestructura adecuada, incluyendo una red contra incendios y un cerco perimetral. Apuntamos a mejorar la seguridad del puerto, a darle la infraestructura adecuada a la Aduana y generar algunas obras que hacen falta para mejorar la calidad de los servicios. Por ejemplo, con la compra de alguna maquinaria del tipo autoelevadores y cargadora frontal”, enumeró el administrador.  

Benítez precisó que el lapso de ejecución para la inversión anunciada por la Nación será de 36 meses. “La mecánica será ir definiendo las obras y las compras, para que Nación autorice y las ejecutemos aquí”, explicó. 

Según lo anunciado oficialmente, en materia de seguridad se construirá un nuevo cerco perimetral y se prolongará el sistema de red contra incendio; se pavimentarán las playas de contenedores y el muelle, y se proveerá de equipamientos para las operatorias portuarias.

El convenio incluye además el montaje electromecánico para la alimentación de grúas pórtico, la modernización de la infraestructura e instalación de electromecánica central, el mejoramiento de terraplenes, la construcción de talleres, la instalación de estaciones portátiles operativas para la prestación de servicios esenciales, y reparaciones menores.

Más de $600 millones para la refuncionalización 

Las obras para repavimentar los accesos al puerto de Barranqueras fueron licitadas en octubre pasado. Tiene financiamiento del Fonplata por más de $604 millones a través del Programa Federal de Infraestructura Regional. 

“Esta obra está en proceso de estudio para la pre-adjudicación y creemos que, en los primeros días de enero 2021, podremos dar inicio a la obra, ya que contamos con un presupuesto oficial de más de $600 millones de pesos”, dijo el administrador de Vialidad Provincial, Hugo Varela.

El proyecto incluye trabajos de bacheo, sellado de fisuras y repavimentación en la avenida San Martín, desde la ruta nacional 16 hasta la avenida San Cristóbal; el reemplazo de la calzada en mal estado de la avenida San Cristóbal en 650 metros desde su intersección con la avenida San Martín hasta la avenida Gaboto; el relleno de fisuras del pavimento existente de la avenida Gaboto y repavimentación en 2.400 metros desde la intersección hasta el inicio de la tierra armada de la defensa del puerto en su intersección con la calle León Zorrilla.

También incluye la construcción de pavimento rígido en la colectora de avenida Gaboto y en 1.200 metros del sector de la defensa contenida con tierra armada y en 890 metros hasta la rotonda de la avenida S/N; la construcción de una playa de estacionamiento; y el bacheo y reemplazo de losas del pavimento en la avenida Gaboto en 2.400 metros desde la intersección con avenida San Cristóbal y el inicio de la tierra armada de la defensa del puerto en su intersección con la calle León Zorrilla. A esto se sumará la señalización horizontal y vertical, y la iluminación de toda la zona del puerto.