Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199533

Construcción: el año cierra con menos de  5000 obreros en actividad en el Chaco 

Ariel Ledesma, de la Uocra, analiza indicadores del sector y traza perspectivas para 2021, de la mano de la reactivación económica impulsada por la obra pública. Para marzo/abril estima un crecimiento del empleo registrado hasta llegar a 8000 obreros.  

En octubre, la construcción consolidó su recuperación en el país al registrar un avance mensual del 4,3%, por lo que ya superó en casi 9% los niveles prepandemia, alcanzando el mayor nivel de la serie sin estacionalidad desde octubre de 2019. Así lo reveló esta semana el Indec. 

Ese repunte, pese a algunas adversidades a nivel local, también se confirma en la provincia, que finalizará el 2020 con un buen volumen de obra pública y privada, y poco menos de 5000 trabajadores registrados en actividad, un número bajo, pero que se aleja del piso histórico durante la pandemia. 

“Entre marzo y abril de 2021 tenemos que llegar a los 8000 obreros”, señala con optimismo, pero cierta cautela, Ariel Ledesma, delegado normalizador de la Uocra Chaco, quien reconoce que para lograr esos números deberán mantenerse las condiciones epidemiológicas actuales y también deberá terminar de normalizarse el abastecimiento de materiales e insumos para la construcción, que todavía registra faltantes. 

“Entre septiembre y octubre hubo un buen ingreso de trabajadores, pero en noviembre cayó un poco por el faltante de materiales”, describió el dirigente, aunque marcó como contraste que las ventas de insumos básicos como hierro y cemento siguieron creciendo en noviembre (un 12% con respecto a octubre). 

Ese desfasaje entre baja del empleo registrado durante noviembre y aumento de las ventas de materiales de la construcción significa, según explicó a NORTE, que existe “mucho trabajo informal”. 

Ariel Ledesma, delegado normalizador de la Uocra Chaco.

“Nosotros en septiembre tuvimos registrados 4000 obreros en el Chaco”, puntualizó Ledesma, a diferencia de los 3600 reportados por el Ieric –ver recuadro-, estadística que toma los datos de las obras sociales sindicales, y siempre va por detrás de las cifras de la central obrera. “Y ahora en diciembre tenemos poco más de 4900”, reveló. 

“El de diciembre es el número más alto del año. La idea era, por la cantidad de obra pública anunciada por el gobernador, llegar a 6000 o 7000 trabajadores, pero no pudimos por los inconvenientes que generó el faltante de materiales, sobre todo para las empresas privadas que movilizan mucha mano de obra”, indicó. 

A buen ritmo 

En otro punto, Ledesma destacó que la obra pública en la provincia avanza “con buen ritmo”. Así, enumero al segundo acueducto del interior, la autovía de la ruta nacional 11, la planta de tratamiento de líquidos cloacales del Gran Resistencia, las rutas provinciales 13 y 7, el acceso al Puerto de Las Palmas, y 50 cuadras de pavimento urbano en Barranqueras. “Todas continuarán luego del receso, ya que a mediados de este mes los obreros salen de vacaciones”, recordó.  

En tanto, dio cuenta de una reciente reunión de la que Uocra Chaco participó junto con las tres cámaras que agrupan a empresas de la construcción y el presidente del Instituto de Vivienda, Diego Arévalo. “Fue para consensuar el inicio de las obras nuevas de viviendas, que pretendemos comiencen en marzo de 2021”, reveló, y agregó: “Entre febrero y marzo deberá estar distribuido el trabajo entre las empresas locales”. 

Ledesma valoró la posibilidad de volver a construir viviendas en la provincia, tras varios años en que no se adjudicaron obras nuevas en este rubro. “No teníamos futuro ni presente”, definió. 

En tanto, sobre las obras de viviendas sociales de distintos programas que se paralizaron en 2014 y restan concluir en la provincia, estimó que a la fecha son unas 1500, en las cuales deben realizarse redeterminaciones de precios. “A fines de enero o en febrero deben reiniciarse”, trazó, y destacó que esas obras son generadoras de mucha mano de obra. 

 

Entre septiembre y octubre hubo un buen ingreso de trabajadores, pero en noviembre cayó un poco por el faltante de materiales. 

 

Siguen faltando algunos materiales 

“Especulan mucho y son tres empresas las que manejan el país”, trazó Ariel Ledesma, al dar cuenta de que todavía durante este mes existen algunos faltantes de insumos para la construcción. Entre los materiales que siguen sin normalizar su provisión mencionó al cemento, que llega “a cuentagotas” y con mayores precios. “Las empresas grandes traen a granel. Antes venía un camión por semana, y ahora viene cada dos semanas”, puso como ejemplo. 

El receso: despidos y vacaciones 

Como ocurre cada año, entre el 15 y 20 de diciembre las empresas privadas despiden al personal, que durante un mes percibirá el seguro de desempleo, y paralizan su actividad hasta mediados de enero, cuando toman nuevamente a los obreros. Mientras que las contratistas de obra pública otorgan el período de vacaciones a sus trabajadores. 

“Vamos a registrar una buena merma de obreros. Calculamos que quedarán registrados unos 3500 trabajadores que toman vacaciones, y el resto (unos 1400) saldrá del sistema”, estimó el delegado de la Uocra. 

Mejoran algunos indicadores del sector 

En el último reporte del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), se destacan algunos indicadores que muestran una evolución positiva del sector, en una recuperación progresiva tras las etapas restrictivas del aislamiento en distintas provincias. 

Así, se informa que el consumo de cemento extendió en octubre su acelerado proceso de expansión, mostrando un crecimiento interanual del 12,8%, luego de que en septiembre evidenciara un alza del 10,5%. De esta manera, alcanzó la mayor tasa de incremento interanual desde abril de 2018.

Por otra parte, la cantidad de empleadores de la Industria de la Construcción que se encontraban en actividad ascendió en octubre a 18.518. De esta manera, la tasa de descenso interanual prosiguió su suave tendencia a la desaceleración: la caída respecto a un año atrás fue del 16,7%, un escalón por debajo del -17,2% de septiembre. 

En el Chaco, a octubre pasado había en actividad 278 empresas, lo que representa un descenso interanual de 22,3% ya que en el mismo mes de 2019 había 358. De ese total, 267 son contratistas y 11 subcontratistas. 

En tanto, en septiembre, la cantidad de puestos de trabajo registrados en el país se incrementó un 3,1% (+8000 trabajadores) en relación a agosto, en lo que constituye la recuperación más significativa desde el inicio de la pandemia y la primera vez que se observan dos meses de variación positiva de manera consecutiva desde inicios del 2018.

Tras este incremento, el volumen de ocupación superó por primera vez la barrera de los 280 mil y se ubicó en 282.054 puestos de trabajo registrados (datos provisorios), el mayor nivel desde marzo próximo pasado.

En esta materia, Chaco tenía en septiembre 3654 trabajadores registrados, con un crecimiento con respecto a agosto de 7,1% y una baja interanual del 17,1%. En la serie, la cantidad más baja de dio en abril con 2779 obreros registrados.