Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/199339

Los 11 de River para jugar ante Godoy Cruz

Gallardo cuida titulares. Aunque parará alternativas en buen nivel que multiplican sus variantes para la doble competencia.

Vestuario listo. Foto: Prensa River.

Marcelo Gallardo ya tiene en la cabeza el equipo de River que saldrá a la cancha en Avellaneda ante Godoy Cruz por la Copa Diego Armando Maradona. El entrenador tomó la decisión de preservar a buena parte de la base titular. Y tendrá la oportunidad de darles rodaje a futbolistas habitualmente suplentes pero que están mostrando un gran nivel, multiplicando las alternativas para el deté. Algo que no deja de ser beneficioso pensando en la doble competencia: el torneo local y la Copa Libertadores.

La manta de River, a fin de cuentas, no es corta sino de dos plazas. Si la Copa Diego Maradona le permitió algo al Muñeco fue testear a jugadores que llegaron a la segunda mitad de 2020 con inactividad de arrastre. Enrique Bologna es un ejemplo: la convocatoria de Franco Armani al seleccionado le abrió una plaza y no la desaprovechó, siendo garantía en los tres partidos locales disputados (Godoy Cruz, Banfield, Central), habiendo atajado un penal en Mendoza y luciéndose con tapadas varias en los dos juegos siguientes.

El Muñeco y Biscay: una dupla que congenia muy bien.

Aunque no sólo el arco estuvo bien cubierto. Fabrizio Angileri, lateral izquierdo ciertamente cuestionado por su irregularidad, mejoró sustancialmente su nivel, animándose mucho más en la fase ofensiva -participó de los goles de visitante ante Godoy Cruz y Central- pero también atento en la marca en todas sus participaciones. Así, ya le compite a Casco, de amesetado rendimiento.

Con 38 años, Leo Ponzio también se mostró como alternativa de respaldo a Enzo Pérez o incluso transitoriamente en un rol de distribuidor, como en Mendoza. En Rosario fue sticker de Vecchio pero también primer pase, exhibiendo que sigue vigente. En su puesto, Gallardo también encontró otro plan: Santiago Sosa, cinco natural aunque polifuncional que fue entrenado como interior por la derecha ante la baja por lesión de Nacho Fernández y que hasta brindó garantías como central por su buen juego aéreo cuando no estuvieron Díaz o Robert Rojas.

Y en modo gestación se disfruta de la incipiente aparición de Jorge Carrascal, aunque mucho más productivo desde el banco que al momento de ser titular. Acaso tendrá, si Gallardo lo confirma, la posibilidad de probar en Avellaneda que puede ser regular durante los 90’. En Libertadores, por lo pronto, supo sincronizar en ofensiva y ser valioso en lo estrictamente colectivo.

La manta, no tan corta, cubrió hasta el último tramo de la cancha. Lucas Pratto aprovechó la cuarentena para pulir su físico y en campo se mostró útil para el equipo y hasta logró marcar tras 480 días de sequía. Es una variable con oficio para la fajina que aparece como plan P de Borré, de distintas características, esta noche escoltado por dos juveniles como Álvarez y Girotti. El Oso, utilitario, completa el cuadro y demuestra que lo que aparecía como equipo corto no lo es tal. Que la manta, en todo caso, pegó el estirón...

De esta manera, River formaría ante Godoy Cruz con Enrique Bologna; Jorge Moreira, Santiago Sosa, Javier Pinola, Fabrizio Angileri; Bruno Zuculini, Leonardo Ponzio, Jorge Carrascal; Julián Álvarez, Lucas Pratto y Federico Girotti.

Fueron citados, además, Germán Lux, Augusto Aguirre, Gonzalo Montiel, Ignacio Fernández, Tomás Castro Ponce, Santiago Simón, Benjamín Rollheiser y Lucas Beltrán.