Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/198854

El compromiso del personal de salud durante la pandemia

El valiente y silencioso trabajo de los profesionales de la salud en la lucha contra el Covid-19 fue fundamental para evitar que la pandemia causara mayores daños en todo el mundo. En reconocimiento a ese esfuerzo y con motivo de haberse celebrado el Día de la Enfermería y ante la proximidad del Día del Médico, el Papa Francisco envió un mensaje a quienes dedican su vida a la atención médica y sanitaria de toda la sociedad.

En un mensaje que se difundió a través de la popular plataforma de videos YouTube el jefe de la Iglesia Católica valoró la ardua labor que llevan adelante médicos y el personal de enfermería en el marco de la crisis sanitaria generada por el coronavirus. “Quiero estar cercano a todos los médicos y enfermeros y enfermeras especialmente en este momento en que la pandemia los llama a estar cerca de hombres y mujeres que sufren. Ustedes, dije en una oportunidad, son los héroes anónimos en esta pandemia”, remarcó Francisco. “¡Cuántos de ustedes dieron la vida por estar cerca de los enfermos! Gracias por la cercanía, gracias por la ternura, gracias por la profesionalidad con que atienden a los enfermos”, señaló el Papa. “Rezo por ustedes, le pido al Señor que los bendiga de todo corazón a cada uno de ustedes a sus familias y que los acompañe en los trabajos que tienen y en los problemas que puedan tener. Que esté cerca de ustedes como ustedes están cerca de los enfermos. Y por favor no se olviden de rezar por mí”, agregó el Santo Padre.

La pandemia global que ha causado el nuevo coronavirus dejó en claro que es importante contar con una adecuada infraestructura sanitaria, con centros de atención primaria, clínicas, sanatorios y hospitales que sirvan de red de contención ante las emergencias. Pero también demostró que la tarea de trabajadores y profesionales de la salud es clave para enfrentar las situaciones críticas que generó el Covid-19, un patógeno que demostró tener una gran capacidad de contagio y que puso en riesgo la vida de quienes trabajaron y trabajan sin descanso en la primera línea de batalla contra el virus. Según un reciente informe del Consejo Internacional de Enfermería, el número de enfermeras fallecidas por Covid-19 a nivel mundial es similar a las fallecidas durante la Primera Guerra Mundial. El organismo entiende que el número de víctimas podría ser, incluso, mayor. Es que no existe a nivel global una recopilación estandarizada y sistemática de datos sobre los contagios y fallecimientos de trabajadores sanitarios y, según este Consejo Internacional, en la actualidad ningún organismo supranacional se está encargando de ese tema.

Por otra parte, esta organización que nuclea a personal de enfermería de distintos países, advierte que el éxito de los programas de vacunación masiva que se pongan en marcha contra el Covid-19 dependerá en gran medida del personal sanitario en todo el mundo, en particular de los 27 millones de enfermeras a las que la pandemia ha llevado al límite del esfuerzo humano en su trabajo.

Es necesario que la sociedad no sea indiferente, reconozca y valore el enorme esfuerzo y el compromiso de los profesionales de la salud, médicos, enfermeros, técnicos y auxiliares, que vienen trabajando prácticamente sin pausas en hospitales, sanatorios y centros de salud para luchar contra la pandemia en la provincia del Chaco y en todo el país. El mejor aporte que puede hacer cada ciudadano para reconocer esa valiosa tarea consiste en no bajar la guardia y cumplir con todos los cuidados sanitarios para evitar la propagación del virus (evitar las aglomeraciones, mantener la distancia social, usar barbijos, lavarse con frecuencia las manos, etcétera) y así evitar una sobrecarga de trabajo para el personal de salud que desde marzo viene batallando contra el virus. No se debe olvidar que muchos de ellos han padecido la enfermedad y algunos murieron cumpliendo con su vocación. Como se dijo, también aquí en el Chaco, merecen destacarse y reconocerse los esfuerzos del personal médico, de enfermería y los demás trabajadores y profesionales de la salud que todos los días dan lo mejor de sí mismos para luchar contra la epidemia.