Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/198726

Situación de Formosa: Amnistía Internacional pidió reunirse con Wado De Pedro y Cafiero

El motivo es reclamar que se arbitren los medios para acelerar el ingreso de más de 7.500 personas a la provincia.

La directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, calificó de excesivas las medidas sanitarias que el Gobierno de Formosa impulsa en el marco de la pandemia en lo que hace a las restricciones de ingreso hacia las personas que quedaron varadas.

Durante una entrevista con el portal local La Mañana, Belski recordó que el organismo a su cargo solicitó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que intervenga para garantizar que se brinde una respuesta urgente a las más de 7.500 personas que aún no pueden regresar a sus hogares en la provincia de Formosa.

“El argumento del Gobierno de la provincia de Formosa es que si dejan entrar a esas personas, se van a contagiar todos; y eso no es cierto. Hay una forma de permitir los ingresos sin generar contagios y demanda buena voluntad de buscarla”, comentó.

Aclaró que las normas y reglas de los derechos internacionales permiten las medidas que restringen la circulación de las personas, como las dictadas a través de los Decretos de Necesidad y Urgencia del Gobierno nacional en el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) o protocolos para que cada provincia cuide su territorio de la mejor forma posible.

“Eso está bien y el derecho internacional lo permite. Claro que hay que hacerlo de una manera razonable. Miramos a todas las provincias y vemos que en Formosa parecen excesivas las medidas sanitarias. Hay medidas menos lesivas, que no violarían los derechos humanos y que también cuidarían la salud de la población. Formosa está utilizando las medidas más extremas”, consideró y aclaró que Amnistía es una organización internacional apartidaria, que interviene cuando tienen una denuncia donde existen y podemos comprobar que hay violaciones a los derechos humanos.

“La realidad es que hay personas de Formosa que están varadas en la ruta, y abogadas y abogados que los representan se acercaron a Amnistía y presentaron una denuncia de la situación. Analizamos lo que está pasando y encontramos que se están violando los derechos humanos de un grupo importante de personas. También que hay otra forma de cuidar la salud de la gente. Lo que hicimos fue presentar a la Corte Suprema de Justicia una nota en la que manifestamos nuestra preocupación por lo que está pasando en la provincia, compartir las denuncias que tuvimos, para que reciba información diferente a la que tiene y distintas voces respecto al habeas corpus presentado por el senador Luis Naidenoff”, añadió.

Además, entendió que más allá de la disputa entre la Justicia Federal y la Justicia provincial por la cuestión de la competencia, lo que hay que hacer es resolver el problema de 7.522 personas que quieren ingresar a Formosa y no lo pueden hacer.

“Hacer un hisopado y dejarlos hacer cuarentena en sus domicilios como en cualquier lugar de la Argentina es mucho más sencillo que poner el eje de discusión en la Justicia, porque también corre el tema hacia afuera y desvía la atención”, expresó.

“Cruces a nado”

A todo esto, responsabilizó al Gobierno provincial de “no poner su mejor esfuerzo para solucionar el problema de los ingresos de formoseños a la provincia” y de generar una situación “caótica que ya provocó la muerte de una persona que intentó cruzar a nado un río” y de otros cinco casos en los últimos días de personas que pasaron a nado el Bermejo hacia la costa de Formosa. “Es una barbaridad que el Gobierno mire para otro lado”, opinó.

En medio de la charla, cuestionó las condiciones en las que transcurre la cuarentena de las personas en algunos de los Centros de Alojamiento y las calificó de “infrahumanas”.

Incluso señaló que el viernes, Amnistía Internacional pidió mantener una reunión con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para analizar la situación de Formosa.

“Vamos a involucrar al Gobierno nacional porque también es responsable de la violación de los derechos humanos en las diferentes provincias. Ahí ya no hay una discusión federal-local. Queremos conversar sobre esa situación con las autoridades nacionales y ver si pueden colaborar de alguna manera con la Secretaría de Derechos Humanos. Llega un momento donde hay que poner el foco a nivel nacional e internacional”, concluyó.

Fuente: La Mañana