Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/197872

El estadio de Santiago, cuestionado por el costo y rodeado de miserias

Es cinco estrellas y con un presupuesto cercano a los $2000 millones. Quejas de muchos santiagueños por dicha inversión.

Contrastes. ‘Ahí está el estadio y nosotros no tenemos vivienda‘, se queja un grupo de manifestantes a la vera de la autopista que une Santiago del Estero y La Banda. Esa provincia, la que más apoyo económico recibe del Gobierno nacional, construyó un estadio cinco estrellas con un presupuesto cercano a los $2000 millones e inspirado en el fastuoso Wanda Metropolitano, de Madrid.

estadio.jpg
Estaba todo dado para que sea inaugurado en la tercera fecha del certamen continental, pero AFA dijo no.

‘El deporte es cuestión de Estado‘, dicen cerca del gobernador Gerardo Zamora. La obra, inspeccionada en la semana por las autoridades de la Conmebol, así lo demuestra.

‘Está para jugar ya‘, fue la frase que se escuchó de parte del equipo de veedores de la Conmebol en los pasillos del estadio, bautizado Madre de Ciudades y que, gracias a la insistencia de la AFA y los insistentes pedidos de la política (nacional y provincial) es una de las sedes confirmadas para la próxima Copa América, que el año que viene organizarán la Argentina y Colombia.

El informe del equipo técnico será favorable con el coliseo deportivo.
Pero el recinto santiagueño, un viejo sueño de Claudio Tapia (colocó la piedra fundamental) y de su secretario ejecutivo, Pablo Toviggino, estaba muy cerca de tener una pronta inauguración en un partido oficial.

Según fuentes de la AFA, tenía una probabilidad ‘muy alta‘ de ser elegido como la sede del partido por eliminatorias sudamericanas entre la Argentina y Paraguay, que se jugará el próximo 12 de noviembre a las 21. Competía contra la Bombonera (allí los dirigidos por Lionel Scaloni vencieron por 1 a 0 a Ecuador en el partido inaugural del camino a Qatar 2022) y, más atrás, con el Cilindro de Avellaneda.

A través de su página web, la FIFA, organizadora de la clasificación sudamericana rumbo a Qatar 2022, había confirmado que el partido con el combinado guaraní, dirigido por Eduardo Berizzo, se iba a jugar en Santiago del Estero. Sólo faltaba la comunicación oficial de la AFA. Pero la entidad afista volvió sobre sus pasos y le hizo un guiño al cuerpo técnico que encabeza Lionel Scaloni: puso a la Bombonera como sede del encuentro.

Hasta el miércoles de esta semana, Santiago del Estero tenía un problema logístico que conspiraba contra la realización del partido: los hoteles estaban cerrados. Sin embargo, y como publicó el diario Panorama en su edición digital, los hospedajes retomarán hoy la actividad, según confirmó el jefe de gabinete provincial, Elías Suárez.

La decisión emana de un pedido de la propia Conmebol, de acuerdo con el propio funcionario, citado por Panorama. La provincia reportó ayer 185 nuevos casos de coronavirus. Y suma 7.249 positivos desde el comienzo de la pandemia.

El estadio, con capacidad para cerca de 30 mil personas y con 13 mil plazas hoteleras a disposición para cuando regrese el público a las canchas, está pensado como un espacio multiuso, y podría albergar en un futuro otros deportes y hasta recitales. La presencia de Central Córdoba de Santiago del Estero en la Liga Profesional es otro aliciente para que los equipos de mayor convocatoria del país disputen en ese recinto sus partidos cuando viajen a la provincia.

De todas maneras, y de cara al encuentro contra Paraguay del 12 de noviembre, el problema no era el estadio. Ni sus accesos ni la hotelería disponible. La cuestión es resolver la logística y los traslados. El cuerpo técnico del seleccionado cuenta como oro las horas en las que puede disponer del plantel para repasar conceptos tácticos o incluso hacer fútbol.

Viajar al interior para disputar el partido con el combinado guaraní implicaría perder parte de ese tiempo en el aire, y en la previa y el post de cada uno de los viajes. Con un agravante: después de jugar con Paraguay, la Argentina debe trasladarse a Lima para medirse al equipo que dirige Ricardo Gareca. El cotejo en terreno incaico se disputará cinco días después del choque ante los paraguayos, el martes 17 de noviembre a las 21.30. (Por: Alejandro Casar González, diario La Nación).