Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/197793

 La música y el trabajo nunca se detienen para la directora de la Filarmónica de Nueva York

Deborah Borda, de 71 años, está  acostumbrada a hacer historia.          

Se convirtió en la primera mujer en dirigir una importante  orquesta estadounidense cuando fue nombrada directora ejecutiva  de la Filarmónica de Nueva York en 1991. En su currículum  figuran los principales puestos en la Filarmónica de Los  Ángeles, la Orquesta Saint Paul Chamber y la Sinfónica de  Detroit.            

Deborah_Borda.jpg

Borda, exviolinista profesional, considera estos meses de  pandemia como la ‘crisis más grande‘ que la Filarmónica de Nueva  York haya enfrentado en sus 178 años de historia. La orquesta  canceló su temporada 2020/2021, anticipando una pérdida de 20  millones de dólares en ingresos por entradas.  

Después del último concierto de la orquesta el 10 de marzo,  pensó que la música se detendría durante unas semanas.                 
‘Ocho meses después, aquí estamos‘, dijo en entrevista con  Reuters Borda, quien fue nombrada presidenta y presidenta  ejecutiva de la Filarmónica de Nueva York en 2017.                 

‘Mi vida ha cambiado por completo. A veces, solo veía mi  hogar cuando era hora de dormir. Pero ahora estoy trabajando en  casa, manteniendo a nuestro equipo unido a través de constantes  reuniones de Zoom, trabajando el doble de duro para comunicarme.  Es interminable‘, contó.  Sin embargo, Borda mantiene el optimismo.          

bord2.jfif

      

‘Siempre digo que ’sobrevivimos a la Guerra Civil, dos  Guerras Mundiales y la epidemia de la gripe española, así que  volveremos (...) Intenten creer que habrá un futuro porque va a  haber un futuro‘, recomendó.