Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/197584

Una celebración con restricciones

El Día de la Madre llega en medio de una crisis sanitaria que obliga a extremar cuidados. Habrá controles para evitar “excesos”.

No será un Día de la Madre más. De hecho, es probable que quede en la retina la fecha en que hubo que celebrar una día tan caro a los sentimientos tomando todas las precauciones para evitar la propagación de un virus que mantiene en jaque al mundo entero.

dia-madre.jpg
Como casi todo en este atípico año, el Día de la Madre llega con las restricciones vigentes por el distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

En lo concreto, las disposiciones vigentes están incluidas en el Decreto Nº 1314 que renovó el plazo del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo) hasta el 24 de marzo.

En ese marco, funcionarios del Ministerio de Seguridad confirmaron a NORTE que las pautas para encuentros sociales siguen siendo las de la Etapa 3 de la Desescalada, que permite las reuniones con limitaciones de número y en espacios abiertos.

El gobierno advirtió que implementará controles para evitar que se cometan exceso, fundamentalmente en el número de participantes de los encuentros, sabiendo que es imposible prohibir que las familias intenten pasar, cuanto menos unas horas, con las mamás.