Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/196775

Por qué es difícil ahorrar en pesos  en medio de una crisis cambiaria 

El economista Marcelo Nievas analiza las restricciones impuestas por el nuevo cepo al dólar, su impacto en la economía real y las posibles salidas de corto plazo. Las reservas “negativas” y el difícil equilibrio para atender la demanda. 

“Las veces anteriores que se instauró un cepo, la dinámica llevó siempre a incrementar las restricciones”, responde el economista Marcelo Nievas ante la pregunta de NORTE sobre los riesgos de continuar con restricciones cambiarias tan severas como las establecidas hace unos días por el Banco Central de la República Argentina. 

El docente de Macroeconomía de la UNNE y socio en FNV Capital, dio su visión sobre el pedido del presidente Alberto Fernández de ahorrar en pesos, y analizó posibles soluciones de corto plazo ante una crisis cambiaria que se refleja en el nivel de reservas y en su compleja administración para atender las demandas básicas que hagan posible el funcionamiento de los principales sectores económicos. 

Se espera que desde hoy la mayoría de bancos reanuden las ventas de “dólar ahorro” a través de sus sistemas online (homebanking), ya adecuados a las nuevas regulaciones que incorporaron una percepción de 35% sobre el impuesto a las Ganancias o Bienes Personales, y la exclusión de determinados sectores que no podrán acceder al cupo de 200 dólares por mes de compra de la moneda extranjera. Esas medidas fueron tomadas por el Banco Central el pasado martes 15 de septiembre. 

Disyuntiva 

"Las veces anteriores que se instauró un cepo, la dinámica llevó siempre a incrementar las restricciones”, resalta el economista Marcelo Nievas, docente de Macroeconomía de la UNNE y socio en FNV Capital. 

“Las veces anteriores que se instauró el cepo, la dinámica llevó siempre a incrementar las restricciones. Es decir que, si llegás a un cepo, los caminos son de profundizarlo o de salirte”, expuso Nievas. 

Precisamente en ese punto está la disyuntiva del gobierno, según su visión: “O aumenta las restricciones para evitar quedarse sin reservas o tiene que soltar el tipo de cambio oficial, lo que implicaría un impacto fuerte a la inflación, que sigue siendo alta, con estimaciones privadas arrojando un 40% para los próximos meses”. Al respecto, mencionó estimaciones que indican que, de las 4 millones de personas que compraron dólares en agosto con las nuevas restricciones, sólo un millón son ahorristas habituales

Para el economista chaqueño, salir del cepo en el corto plazo implica barajar opciones "tan evidentes como complejas”. “Se puede seguir sosteniendo esta dinámica hasta recuperar reservas o acelerar la depreciación del tipo de cambio oficial (que se acerque al valor de hoy con impuestos)”, postuló.

Opciones de ahorro 

NORTE: ¿Se puede ahorrar en pesos como pide el Gobierno? 

Nievas: Se puede, y el gobierno logró este año mejorar el mercado de opciones de inversiónen pesos con títulos de deuda. Pero estos momentos de incertidumbre en el plano cambiario hacen que los esfuerzos se desvanezcan. Aquel que tiene capacidad de ahorro se enfrenta con una inflación elevada, pérdida del poder de compra de su salario y, de cara al futuro, tiene pocas opciones para decidir si la tasa de plazo fijo, como instrumento de fácil acceso, no supera la inflación. Si sumás la incertidumbre, el dólar termina siendo la opción principal, si no se fue a bienes con esos pesos, es decir, si no compró algunos productos que tienen o tenían precios de dólar barato (electrodomésticos, materiales de construcción, etcétera) o invirtió en algún producto inmobiliario pagando en cuotas.

Impacto en el día a día 

Por otra parte, Nievas explicó el impacto que tiene la estrechez cambiaria en la economía real, es decir, en el día a día de las personas que viven y desarrollan actividades en el país. 

“Sacando de lado el problema de la compra de dólares para atesoramiento, el impacto principal se puede apreciar rápidamente en la dificultad que tienen las empresas para fijar precios de los productos que tienen sus estructuras de costos dolarizadas”, advirtió. Y agregó: “Así, ves que algunos comercios prefieren cerrar hasta tener precio y cuando reabren ajustan los valores no por el dólar oficial sino por el dólar que pueden recomprar, que obviamente está más cerca de 130 que de 80 pesos”.

“Finalmente sucede lo que vimos otras veces: los precios se empiezan a acomodar más rápido que lo que ajusta el tipo de cambio oficial y finalmente no tiene sentido dilatar una decisión natural que es dejar subir el tipo de cambio oficial”, concluye.

 

Aquel que tiene capacidad de ahorro se enfrenta con una inflación elevada y pérdida del poder de compra de su salario.

 

La composición de las reservas y su disponibilidad  

Para dimensionar una crisis cambiaria y lo que significa, el punto de partida es conocer la composición de las reservas internacionales que administra el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Las mismas se dividen en brutas y netas. 

Marcelo Nievas recuerda que lo que publica diariamente la entidad (aunque con retraso de un par de días) es el dato de las reservas brutas, que contemplan algunos pasivos que no son de libre disponibilidad del BCRA. 

Para llegar a las reservas netas, se hace la siguiente cuenta: de las reservas brutas se deben restar: a) los encajes, que son los dólares como reservas de los depósitos privados en dólares en el sistema bancario y otros depósitos del sector público nacional; b) una línea de financiamiento con China (el swap, que no es otra cosa que la posibilidad de usar yuanes para comprar dólares para fortalecer reservas); c) una línea con el Banco de Pagos Internacionales (BIS); y d) los dólares que surgirían de convertir los Derechos Especiales de giro del FMI.

Ese ejercicio –explica Nievas- arroja las reservas netas. Para saber cuánto es el disponible, líquido, hay que hacer una resta más: las tenencias de oro. “Ese número hoy, con información con retraso, arroja que las reservas líquidas son negativas por unos U$S 1.580 millones (información al 25/9)”, revela. 

Quiénes no pueden comprar dólar ahorro 

La comunicación A 7105 del BCRA obliga a los bancos a controlar que aquellos que compran dólares en sus cajas de ahorro no sean beneficiarios de "algún plan o programa caracterizado como de ayuda social, incluyendo los subsidios de carácter alimentario". Así, están excluidos de la posibilidad de adquirir la divisa beneficiarios de: 

-Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)

-Asignación Universal por Hijo (AUH)

-Asignación Universal por Embarazo (AUE)

-Programa Acompañar

-Otros planes sociales.

El presupuesto 2021 

“Cuando te enfrentas a un escenario macro desconocido, como el que generó la pandemia global que dificulta incluso saber dónde estamos parados hoy, aún más difícil resulta proyectar nuestra economía a 2021”, sostiene el economista al dar su opinión sobre el presupuesto nacional presentado en el Congreso. 

En ese entendimiento, acota: “Tenemos que leer este presupuesto con otra lente. Está claro que sostener un nivel de déficit fiscal como el de este 2020 es imposible, porque hoy no tenemos forma de financiarlo y el esfuerzo de llevarlo a la zona del 4,5% del PBI que propone el presupuesto ya parece bastante optimista”. 

La deuda provincial en moneda extranjera 

Días pasados, diarios nacionales dieron cuenta del “default” de la deuda chaqueña en dólares, ubicando a la provincia entre las cinco del país que no cumplieron en tiempo y forma con sus obligaciones. 

En el caso del Chaco, tras el plazo de 30 días de gracia, la provincia incumplió el pago de intereses de la deuda tomada por U$S 250 millones. 

“La deuda provincial en dólares, como sucedió con el gobierno nacional y como sucede con otras provincias en similar situación, está en proceso de reestructuración. En ese proceso, si el emisor Chaco no cumple un compromiso de pago de capital o intereses, está en situación de default. Lo que sucedió es que la semana pasada venció el plazo que se tiene después de un vencimiento, en este caso de intereses, y obviamente no fue pagado. Entonces, estás en situación de incumplimiento de pagos”, repasa Nievas. 

Al respecto, completa: “Todas las provincias con deuda en moneda extranjera bajo legislación extranjera están en la misma situación. Mendoza fue la primera en lograr un acuerdo que le permitió prorrogar vencimientos, reducir intereses y una quita importante. Deberíamos ver un camino más o menos parecido para la deuda provincial”.