Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/195089

Otra vez el clima complica al campo, más que la pandemia

Al hacer una recorrida por sectores donde se destinaron a la siembra de trigo, mirar el rostro de los productores, marca que hay una decepción que si bien, para los chaqueños este cultivo de invierno no es un caballito de batalla, está reflejando una preocupación que viene de la mano del clima.

Hipólito Ruiz
Por: Hipólito Ruiz

Y eso es mucho más impactante para el campo que el panorama que va dejando la pandemia del coronavirus.

DibujoRURAL.jpg

La Bolsa de Comercio de Rosario había indicado que si el área donde se sembró trigo no recibe 30 a 50 milímetros comenzará a perder potencial de rinde, estimando un 20 a un 30% menos si no llueve antes de fines de agosto, incluso en lotes bien rotados y fertilizados.

En el Chaco, los técnicos consultados dicen que para lo que es la zona norte, abarcando lotes de la mayoría de los departamentos, se quedan cortos. “Fácil, ya se perdió el 60% y al fin de semana, será el 75% si no se modifican las condiciones climáticas”, dijeron.

Pero el drama no queda allí, ya que la proyección puede ser de mayor impacto si el clima sigue siendo hostil porque generalmente el productor pone sus expectativas en el girasol, ya que en diciembre-enero les permite tener un respiro económico. Mientras la fecha tope de siembra, va terminándose y la lluvia no aparece, habrá que encender el semáforo de la productividad ya que será clave para muchos productores el resultado de esta campaña girasolera.

El calor aceleró la pérdida de agua: ya no hay más humedad en los primeros 20 cm del suelo de los lotes regulares, pero los vientos hicieron lo suyo.

UNIDOS ANTE LA ADVERSIDAD

Ante este panorama, ¿acaso hay lugar para el divisionismo absurdo del campo?. Hay que estar atentos a esto, como también prestar atención a los discursos de los muchos aspirantes a diputados provinciales que en el Chaco tendrán elecciones el año que viene, y algunos ya están queriendo marcar la cancha hasta hablando de cosas del campo.

La sociedad, en tanto, debe darle oportunidades al campo, y dejar de lado los prejuicios, ya que los calificativos políticos endilgando a los productores de oligarcas, son eso: etiquetamientos tendenciosos.

El campo, a la par, debe mostrarse unido en sus bases, y admitir que algunas entidades que los representaban han fracasado. Hoy, hay muchos productores que están recibiendo cartas documento y emplazamientos para el pago de las cuotas atrasadas de tractores, maquinarias y en algunos casos de herramientas. En ese marco hay productores que nos han reportado que han sido intimados y que temen el secuestro de maquinarias, pero que sin embargo nadie los llamo, ni desde las entidades ni de referentes políticos.

Más que nunca, las bases de productores deben buscar la unidad, y como siempre, seguir apostando a su oficio, que es el de producir la tierra.

 

ALGODONERA AVELLANEDA: CONFLICTO LABORAL

La difícil situación de Algodonera Avellaneda (del Grupo Vicentin), que está paralizada desde hace un mes por una medida de fuerza de los trabajadores, derivó en un conflicto sindical que preocupa a entidades productivas del norte de Santa Fe.

Un grupo mayoritario de empleados de la empresa –reportó ayer el diario Clarín--que no estaban conformes con las negociaciones que llevaba adelante los sindicatos textiles, se “pasaron” al gremio de aceiteros y desmotadores, que la semana pasada participaron de la primera reunión con el ministro de Trabajo de Santa Fe, Roberto Sukerman, para intentar encontrar una salida al conflicto.

Ayer en la Sociedad Rural de Avellaneda se reunieron referentes del Consejo Regional Económico del Norte Santafesino (Corenosa), la Cámara de Comercio Exterior del Norte Santafesino, el Centro Industrial y Comercial de Avellaneda y las sociedades rurales de Reconquista y Romang, entre otras entidades.

“Queremos expresar nuestra alta preocupación por la postura adoptada por el ministro de Trabajo de la Provincia de Santa Fe, que avaló el incumplimiento de la Ley de Asociaciones sindicales al permitir que los trabajadores elijan libremente su convenio colectivo de trabajo sin tener en cuenta la actividad afín”, plantea el comunicado de las entidades productivas.  

Las entidades productivas insisten en que el principio de libertad sindical establece que cada trabajador tiene el derecho de afiliarse, o no, a la asociación sindical en cuyo ámbito se encuentra comprendido. “De prosperar esta situación afectaría a todos los trabajadores poniendo en riesgo la fuente de trabajo.

 

EL MAIZ BATE RECORD

En julio, el maíz rompió récord en plantas de acopio, industria y exportación. El rápido avance de la cosecha de maíz incrementó las existencias comerciales. Al cierre de junio, se llevan comprados 32,7 millones de toneladas del cereal, según el reporte de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Señala que el volumen embarcado de maíz en los registros de NABSA, ha alcanzado un récord histórico de más de 21 millones de toneladas entre marzo y julio, superando en un 12% los despachos del mismo período del año pasado.

Pese a ello, los datos oficiales muestran que las existencias físicas en plantas comerciales (acopios, industria y exportación) han aumentado considerablemente desde el inicio de la cosecha, manteniéndose ya desde abril por encima de las 12 millones de toneladas. Además, tanto en abril como en mayo más que duplicaron los registros de años precedentes; en tanto que para el mes de julio tocaron el volumen más elevado de la serie que presenta el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP) casi 14 millones de toneladas.

 

LA IMAGEN DE LA SEMANA

foto-de-la-semana-12AGOSTO.jpg

En la puesta del sol, el productor alfalfero Germán Sanko observa a su derecha la fuerte sequía que condiciona los rindes de los cultivos. A su izquierda, como un reto a ese cuadro de situación, el sol se refleja en un espejo de agua. “Es un bajo, que seguramente debe tener vertientes que están a medio metro o a lo sumo un metro, siempre tiene agua”, cuenta.

Los productores de esta zona de Colonia Necochea, el Este de Las Breñas, Chaco, hay preocupación porque por la falta de lluvias se estima una fuerte caída de los rindes de cultivos como el trigo. A la par, condiciona la campaña girasolera.