Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/194186

“Emprender a través del Networking”

Francisco Santolo es economista y MBA, con estudios en prestigiosas universidades como Harvard, Stanford, Chicago, Singularity, Kellogg y MIT; reconocido en 2017 por la revista Forbes como el Hacker de las Startups. 

11.jpeg
Los comienzos de Scalabl en Buenos Aires.

Además de ser un emprendedor serial desde la adolescencia, tiene más de 10 años de experiencia en negocios corporativos globales, es consultor, ángel inversor, fue cofundador y socio en más de 50 compañías, es profesor de Entrepreneurship en el MBA de la Universidad del CEMA, orador internacional, invitado como Keynote Speaker al G20 Young Entrepreneurs Alliance Summit, fue miembro del Supervisory Board en AIESEC Argentina y hoy es Charter Member de TiE Hong Kong y Delhi. En 2016 fundó Scalabl, una empresa global especializada en Business Management, Innovation y líder en Disruptive Entrepreneurship.


- Cuando uno tiene la idea de que vivir en Dubai puede llegar a ser la cima profesional vos decidiste patear el tablero, ¿qué te llevó a eso?


Muchos años de vida corporativa global me enseñaron cosas importantes sobre organizaciones, jerarquía, incentivos, política, procesos, liderazgo, equipos y cómo hacer que las cosas sucedan. Crecí, maduré y obtuve una mejor perspectiva sobre las personas y el funcionamiento del mundo.
Lo que impulsaba el comportamiento inexplicable, hiriente y negligente de las personas una y otra vez era el miedo. Porque el miedo, el amor y el deseo, dentro de nuestra vulnerabilidad, pueden despertar lo peor o lo mejor de nosotros.

12.jpeg
Sesión de mentoría en Barcelona.

El mundo que viene permitirá a las personas acceder a recursos que nunca antes habíamos visto o imaginado. Y, especialmente, requerirá de nosotros mucho más que respeto, sino enamorarnos de la diversidad y vulnerabilidad de los demás, aprender a escuchar y comunicarnos, ser empáticos, generar condiciones para un futuro increíble en lugar de uno terrible.
Tecnología y herramientas que sólo pertenecían a gobiernos y corporaciones se están democratizando rápidamente al reducir su costo. El futuro exigirá entonces líderes cada vez más sensibles, influyentes dentro de las comunidades colaborativas y de aprendizaje, humildes pero valientes para impulsar las transformaciones y cuidar a los demás.
Mi experiencia en Dubai, como todas las vivencias de mi recorrido profesional, han sido maravillosas en cuanto fueron fuente de gran aprendizaje y desarrollo personal pero creo que no hay destino en el mundo o cargo jerárquico que per se nos asegure la posibilidad de realizarnos y alcanzar nuestro propósito.
Así que, con plena convicción sobre esta concepción del mundo que viene y con la sensación de que la curva de aprendizaje se había aplanado, decidí ser fiel a mi creencia de que no hay que permanecer en trabajos en los que uno no se sienta desafiado todos los días.
Por ese motivo, elegí abandonar la comodidad que me otorgaba lo que había construido hasta ese entonces y volver a empezar con un desafío que me resultaba totalmente desconocido pero me devolvía a diario la plenitud de haber sembrado algo fructífero en la vida de las personas con las que compartía mi proyecto, que terminaría siendo Scalabl.

- Muchos no saben el significado de startup, ¿se puede definir con sencillas palabras?

Cuando surge esta pregunta acerca de qué es una startup, hay muchas respuestas, pero suelo elegir las palabras de Steve Blank, padre de la literatura moderna sobre emprendimiento para comenzar a explicarlo. Él explica que una startup es “organización temporal diseñada para buscar un modelo de negocio repetible y escalable”, pero es interesante desglosar uno a uno los conceptos a los que estos términos aluden y poder llenarlos del sentido que cobraron para mí en estos años.
Es una organización en tanto que una o más personas coordinan y ponen a disposición diversos talentos, recursos y redes para alcanzar un fin determinado. Sea cual sea el propósito de cada emprendedor, la finalidad de esta organización es siempre lo que en la metodología de negocios se conoce como Desarrollo de Cliente. Esto significa que, antes de desarrollar un producto o un servicio como suelen hacer los emprendedores -enamorados de sus ideas-, uno se adentra en la sorprendente aventura de conocer, entender y permitir a las personas manifestar sus problemas y aspiraciones y expresar cómo les gustaría que sean resueltos.
Los emprendedores organizados en esta etapa se convierten en facilitadores en búsqueda del mejor modelo de negocio para dar soluciones a esas necesidades del segmento de cliente que desarrollaron, es decir, que supieron encontrar, escucharon y dejaron co-crear para mejorar algún aspecto de su vida.
Es temporal porque en términos estrictos -si bien en nuestra metodología proponemos nunca dejar de aprender y adaptar nuestros modelos de negocios en función de toda nueva información que recopilemos-, un emprendimiento lleva un momento de madurez, en el cual habiendo aprendido cómo hacer de ese modelo de negocio, un sistema repetible y escalable, finaliza el propósito de su surgimiento y comienza una nueva etapa en la que en la organización se crean áreas funcionales y roles con responsables y puestos asignados para poder repetir una y otra vez el proceso del negocio.
Mientras estés emprendiendo, no se trata de cuánto avances, ni a qué ritmo, sino de elegir la estrategia correcta y abrazar el aprendizaje continuo, adaptándote a todos los cambios que sean necesarios.
Se trata de tener claro primero tu propósito, para que dicha estrategia, volcada en un modelo de negocio virtuoso te lleve hacia allí. Luego, perseverancia, metodología y resiliencia para ganar el maratón, no la carrera.
Se trata de no avanzar solo, de rodearse de gente diversa, de buen corazón, con valores y una visión compartida. Emprender se trata del camino y no de la llegada. Emprender es la etapa en la que los emprendedores buscamos un modelo de negocio repetible y escalable.
- Sos un emprendedor nato, desde muy chico tenés la visión necesaria para ir más allá. ¿Qué te llevó a crear Scalabl?
Solía ver las cosas de manera diferente como niño y me sentí muy poco entendido como adolescente, pero de alguna manera logré seguir siendo coherente conmigo mismo, explorando, aprendiendo y experimentando con mis pensamientos, sentimientos y puntos de vista.
Lograba empatizar fuertemente con los otros, incluso sin entenderlos por completo. Crecí viendo el dolor de familiares y amigos. De alguna manera, podía sentir lo que ellos sentían.
Veía dentro de esos corazones rotos y me sentía profundamente conmovido por su potencial y singularidad, mientras visualizaba otros escenarios posibles para ellos.
Mientras esta situación se repetía con más y más personas, me desesperaba por tratar de ayudarlas, aconsejarlas o protegerlas, mientras me sentía responsable del mundo entero. Por supuesto, como niño, tenía capacidades muy limitadas, y los resultados solo traían una frustración creciente.
Desde adolescente, me comprometí a abrazar mi vocación y comencé a intentar conectar a las personas con su potencial, trabajando en su propia aceptación, su desarrollo, creyendo que podía mejorar las cosas de esa manera. Después de tanto sufrimiento y resultados ineficaces, dos cosas estaban claras: en primer lugar, sabía que era necesario potenciar mi voz en el status quo aceptado, para finalmente ser escuchado y ser lo suficientemente influyente como para lograr un impacto y, en segundo lugar, sabía que el impacto real y capaz de multiplicarse globalmente no iba a venir sólo a través mío, necesitamos que más personas crean en sí mismas, descubran que poseen inmenso talento y poder transformador dentro de ellos, para tener suficiente confianza para comenzar el viaje de explorar y usar sus dones. Creo que la educación, el autoconocimiento, el aprendizaje dentro de diversas comunidades, el espíritu empresarial y el acceso al mundo son clave para establecer esas condiciones de posibilidad.
Por eso creé Scalabl y trabajamos para que sea un espacio de pertenencia para todas las personas que eligen ser parte. Lo que nos reúne es la pasión por emprender y hacer posible, la vocación por el aprendizaje continuo y la disposición a ser hacedores de oportunidades uno con otros.
Estoy comenzando mi cuarto año facilitador global a tiempo completo, adoptando el mundo como mi hogar, más allá de las nacionalidades, religiones, idiomas, culturas, ideologías, eligiendo a los humanos sobre todo, trabajando e influyendo en más líderes para que esto suceda.

- ¿Cómo se puede definir a la comunidad global de Scalabl?
Tengo pasión por las personas y es un regalo estar involucrado en situaciones que permiten adentrarme en el corazón de las motivaciones humanas, en la razón que elabora nuestros juicios, en el instinto que mueve nuestra conducta. En el juego siempre presente entre nuestros deseos, miedos, vulnerabilidad y los esquemas de incentivos que tantas veces conducen a conductas arraigadas en nuestros más primarios mecanismos de ataque o defensa.
La materia prima de mi trabajo es la vida humana y nuestras decisiones. El explorar posibles caminos para la búsqueda de sentido, propósito y realización brindando herramientas para hacer posible, con la profunda convicción de que podemos transitarlos sin necesidad de incurrir en un dañar negligente.

13.jpeg
Francisco Santolo junto a Marcos Bruno y Fernando Brys.

Trabajo porque sueño con una red que nos cuide, que saque lo mejor de nosotros, con los incentivos correctos, de la que cada uno se adueñe, aporte y se beneficie. En la que cada uno genere iniciativas, se sienta libre y feliz de agregar valor y se convierta en creador de oportunidades para los otros. En la que todos puedan ver el talento y el potencial que hay para lograr lo que desean a una conversación de distancia. En la diversidad, en lo desconocido del otro. Creo que esa es una buena explicación para definir la Comunidad Global de graduados de Scalabl. Llevo cuatro años mimetizado con este propósito. Guardo como aprendizaje, profundos golpes y frustraciones cosechados en este camino, por que yo -como todos- estamos dolidos, rotos, y con pocos recursos para poder expresar con vulnerabilidad lo que deseamos y lo que realmente nos hace daño; pero cada frustración trajo un aprendizaje, sabiduría, entendimiento, la capacidad de no interpretar el daño del otro como algo necesariamente personal, dirigido hacia uno.
Eso permite volver a momentos de plenitud. A reconectarse con la fuerza del propósito. A enfrentar todos los obstáculos y seguir buscando mejores maneras de relacionarse. Lo que pasa con uno pasa con el resto y armar comunidad es generar los incentivos para disminuir la probabilidad de ocurrencia abriendo espacio para conductas superadoras.
El poder del individuo es y será creciente y la potencia de la conexión y coordinación humana por medio de comunidades con propósito, pasiones e intereses en común dinamizará el futuro VICA -volátil, incierto, complejo y ambiguo-, que hoy ya se hace presente.
La descentralización de la comunidad crece en base a su propia experiencia de aprendizaje, pues es un aprendizaje conjunto, de red, bajo un primer principio ordenador: no dañar negligentemente al otro. Luego, el sinfín de oportunidades que se abren en la interrelación de más de 1000 personas totalmente diversas de todo el mundo, se autogestiona a través de algunos de los tantos recursos que enseñamos y fomentamos en nuestro curso, relacionarse a través de la escucha y de nuestra metodología que se torna lenguaje común.
Para nosotros el networking es la disposición a explorar quién es, qué hace y qué desea el otro. Implica escuchar sin querer opinar, escuchar sin buscar qué responder, sobre todo, sin buscar tener la razón o emitir juicio. Implica escuchar también lo que tienen para decirnos, bajando todas las barreras de defensa. Al final, la palabra no nos apresa, somos libres de interpretar y elegir.
Y para poder capitalizar el entendimiento que da la escucha, nos entrenamos en la agilidad y maravilla de ver y sentir desde el lugar del otro e identificar rápidamente frente a cada situación que nos convoca, qué cosa nos resulta simple dar y puede aportar valor.
A veces, por el enorme placer de dar primero, pero en muchas otras ocasiones, porque esta es la piedra angular, junto al aprendizaje continuo, sobre la que se construyen los proyectos virtuosos que nos llevarán a alcanzar nuestro propósito.

- Desde los inicios de Scalabl a hoy ¿cuántos emprendedores pasaron por tus capacitaciones y de qué nacionalidades?
En estos 4 años, ya son más de 1000 los profesionales, emprendedores, empresarios e inversores de todo el mundo que realizaron nuestros cursos de forma presencial u online y se graduaron, para nombrar algunos de los lugares, desde Argentina, Alemania, Arabia Saudita, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Hong Kong, India, Italia, Japón, Kuwait, Malasia, Marruecos, México, Macao, Perú, Paraguay, Reino Unido, Rumania, Sudáfrica, Suiza, Singapur, Taiwán, entre otros.
La Red Global de Scalabl Alumni y Scalabl Online Members, a las que ingresan los participantes al finalizar los cursos, son comunidades cada vez más diversas y con poder de hacer posible.

- ¿En qué porcentaje dejás que la vida te sorprenda?

Es una maravillosa pregunta. Hay aspectos de mi vida en los que disfruto exponerme de lo que la vida me proponga, al ejercicio de sostener la incertidumbre, lo irresuelto, a lo que es todavía sólo posibilidad.
Como mencioné antes, como economista, en última instancia la materia prima de mi trabajo es la vida humana y nuestras decisiones y todo es sorpresa cuando de vidas humanas se trata.

Los negocios, las inversiones, el mercado, incluso los juegos de estrategia o ingenio que tanto disfruto, requieren cierto estoicismo para lidiar con lo incierto, prever lo inesperado, disfrutar los instantes de satisfacción por un logro y mantener la calma en los muchos momentos de duda. Pero, no es fácil estar abierto a las sorpresas en todo lo que hace a nuestra vida. Supongo que nuestra vulnerabilidad admite cierto nivel de adhesión a la incertidumbre, al riesgo y la exposición emocional. Porque, la vulnerabilidad, como dice Rene Brown, es donde nacen las emociones como el amor, la intimidad y la alegría y hay que ser sumamente valiente para dejarse afectar por sentimientos en los que quedamos tan expuestos al dolor y la perdida.

- Sos considerado por Forbes como el Hacker de las Startup, ¿cómo te sentís con esa calificación?

Es una descripción del rol que asumí en el ecosistema de startup global que me pareció simple pero muy efectiva para transmitir la razón de mi trabajo y el propósito de mi trabajo. Un hacker es alguien que descubre las vulnerabilidades y fallas en un sistema. Y hace cuatro años explico que el funcionamiento del sistema para la promoción de emprendimientos es ineficiente, perjudica a los actores más débiles y enriquece a una minoría.
Lo que más nos apena del sistema de startup tradicional, liderado por los intermediarios financieros, es todo ese dinero y todo ese talento humano, puesto al servicio de simular el crecimiento de una empresa para salir a buscar más rondas de inversión o llevarla al éxito. Con tantos problemas reales y tanta capacidad para solucionarlos, ¿es lógico crear empresas para que lleguen a una cierta valuación y se vendan antes de quebrar, mientras en el camino se enriquecen los intermediarios financieros, perjudicando a inversores y emprendedores?
Buscamos personas que se enamoren de los problemas que otros sufren. Buscamos personas que tengan la perseverancia y la humildad de aprender, hasta hacer posible que su conocimiento y talento se transforme en una solución que aliviane la carga de aquellos que conviven con el problema. Recorremos el mundo, conocemos por su nombre a miles de personas, viajamos por los países más diversos y cada vez se nos hace más evidente y más urgente nuestro deseo de encontrar personas con la voluntad de poner su valor a disposición de ser eco de los pedidos de ayuda del mundo. Sea cuál sea que conmueva su corazón, estimule su intelecto y accione su voluntad.

- ¿Qué es Scalabl en tu vida?

Es el medio que hoy encuentro para seguir mi propósito de formar una red de personas con capacidad de hacer posible combinando aprendizaje continuo y relaciones. Esa capacidad de realizar cosas que impacten positivamente en el mundo, nosotros la promulgamos, por un lado, a través del aprendizaje de herramientas muy prácticas y accionables para la generación de negocios -o cualquier tipo de proyecto- y, por otro lado, a través de la coordinación de las voluntades de las personas que conforman su red, para poder ayudarse unos a otros a alcanzar sus deseos y, de este modo, en la realización personal de cada uno con sus talentos se genere un mejor espacio de convivencia para todos.
Scalabl es para mí lo que anhelo que sea para todos sus miembros, un lugar de pertenencia, un espacio de encuentro, una fuente de elaboración de conocimiento, un sitio de consulta, un motivo de inspiración, una oportunidad para aceptar y valorar lo distinto del otro, un atajo que nos permita por la cooperación llegar más directo a nuestros deseos.