Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/194136
LA TIERRA, CURIOSO PLANETA

Biotecnología: dilemas y promesas de los transgénicos

En la actualidad, los científicos están consiguiendo pasar sobre las leyes de la naturaleza al crear y manipular los Organismos Genéticamente Modificados (OMG), mediante los nuevos descubrimientos de la ciencia conocida como “Ingeniería genética”, “Biotecnología” o “ADN Recombinante”.

Los transgénicos son seres vivos (plantas, animales o microorganismos) que han sido modificados -en laboratorio- mediante la introducción de genes de otras especies de seres vivos, para proporcionarles características que nunca obtendrían de forma natural.

escolar.jpg

Así si se cambia el orden con el que la naturaleza ha distribuido los genes, lo producido ya no es la misma planta, animal o persona, creándose “un nuevo ser vivo” una nueva especie. Muchos de esos organismos se comen, son alimentos transgénicos; pero más allá de lo comestible los OMG tienen una importantísima aplicación cotidiana en la elaboración de fármacos, fermentos, detergentes, cosméticos o el algodón con el que se hacen los billetes que ahora llevas en el bolsillo.

Sin embargo, más allá de los impactos prometedores en el sector productivo, los productos -como las semillas transgénicasno pertenecen al productor que los usa sino a la transnacional que los comercializa. Por ejemplo, el agricultor tiene prohibido vender, intercambiar y guardar sus semillas, pues de hacerlo enfrentará demandas judiciales por parte de la empresa que creo y vendió las simientes transgénicas.

escolar2.jpg

Otra, al crear un organismo resistente a agrotóxicos por incorporación de genes, estas resistencias pueden transmitirse a las plagas convirtiéndolas en “súper plagas”, debiendo aplicarse mayor cantidad de agrotóxicos a los cultivos, creando así una dependencia de insumos producidos por las mismas multinacionales.

PRO Y CONTRA. DUDAS E INCONVENIENTES

Tanto la calidad de estos productos modificados genéticamente como su aceptación para el consumo han sido temas de acalorada y considerable crítica. Se ha discutido sobre el poder alérgeno que pueden poseer, sobre su toxicidad, sumadas a alteraciones digestivas, disminución del crecimiento o aumento de la mortalidad; ya que hay pruebas sobre ratas alimentadas con patatas transgénicas cuyos intestinos sufrieron daños severos al cabo de un tiempo, o en ocasiones se presentaron reacciones alérgicas. Otro riesgo radica en la posibilidad de que el polen de las plantas transgénicas fecunde a las silvestres y las haga desaparecer por contaminación genética e hibridación.

El cultivo de plantas modificadas genéticamente está siendo resistida por entidades ambientalistas por considerarlos una amenaza para la salud humana, el medio ambiente y la agricultura familiar o sostenible, esto último por los contratos muy restrictivos sobre la exclusividad de usar sus productos y los perversos efectos que tiene -sobre la economía de los pequeños y medianos agricultores- el sistema de patentes de semillas y su explotación por empresas privadas.

escolar3.jpg

En la posición opuesta, están los que sostienen que no se produce ningún daño en el organismo, promoviendo en la actualidad el comercio de muchos alimentos transgénicos, afirmando aparte que -al aumentar la productividad por este medio- se vería reducida la desnutrición en todo el mundo.

Según la FAO, hasta la fecha, los países en los que se han introducido cultivos transgénicos en los campos no han observado daños notables para la salud o el ambiente. Además, los granjeros usan menos pesticidas o pesticidas menos tóxicos, reduciendo así la contaminación de los suministros de agua y los daños sobre la salud de los trabajadores, permitiendo también la vuelta a los campos de los insectos benéficos.

Sin embargo, que no se hayan observado efectos negativos no significa que no puedan suceder. Los científicos piden una cauta valoración caso a caso de cada producto o proceso antes de su difusión, para afrontar las preocupaciones legítimas de seguridad. Según la OMS el uso continuo de evaluaciones de riesgo según los principios del Codex -incluyendo el monitoreo post comercialización, debe formar la base para evaluar la inocuidad de los alimentos y otros productos.

Mundialmente se observa que los países en vías de desarrollo y los del Tercer Mundo, así como los Estados Unidos, se están volcando masivamente a este tipo de productos, mientras ocurre lo contrario en los países desarrollados, en especial los de la Unión Europea, donde los productos “orgánicos” (denominación para los productos que no han sido modificados genéticamente o que se cultivan sin herbicidas) suben su precio a la par que existen cada vez más restricciones a la entrada de productos genéticamente modificados.

LA INGENIERÍA GENÉTICA Y LA INDUSTRIA DE LA BIOTECNOLOGÍA

La biotecnología posee una dilatada historia, que se remonta a la fabricación del vino, el pan y el queso, desde hace miles de años. Estas y otros usos contemporáneos, como los antibióticos y el jabón en polvo, se conocen como biotecnología tradicional, y se sustentan en el empleo de microorganismos. Ya en la década del ´80 del siglo XX aparecen nuevas posibilidades con la biotecnología moderna, que adopta técnicas llamadas en su conjunto “ingeniería genética” para modificar y transferir genes de un organismo a otro. Las aplicaciones de la biotecnología moderna son muy variadas e incluyen, además de la fabricación de medicamentos, alimentos, papel, entre otros, el mejoramiento de animales y plantas de interés agronómico.

escolar4.jpg

Desde sus desarrollos iniciales en 1953, la Ingeniería Genética ha avanzado casi tan rápido y de la mano con el avance de las tecnologías de la información. Ha sido en el área de los Transgénicos u OGM, donde la industria de la Biotecnología ha encontrado un amplio campo de aplicación y comercialización global de sus tecnologías, desde que en 1983 se produjo la primera bacteria genéticamente modificada (una Escherichia coli modificada), a la que siguió en 1986, la primera planta genéticamente modificada (una variedad de Tabaco a la que se agregó un gen resistente al antibiótico Kanamicina), producida por la Transnacional Monsanto.

Finalmente, en 1994, la FDA aprobó la comercialización del primer alimento genéticamente modificado, un Tomate llamado Flavr Savr, desarrollado por la empresa Calgene, al que se habían introducido genes que le permitían aguantar más tiempo maduros y con mayor resistencia (los llamados “Tomates larga Vida”). Sin embargo, sólo dos años más tarde, en 1996, el tomate debió ser retirado de los mercados de productos frescos al presentar características imprevistas, como piel blanda, sabor extraño y cambios en su composición. No obstante, el tomate siguió siendo utilizado para salsas y otros productos procesados. Desde esa época se han desarrollado más de 100 vegetales transgénicos, algunos de los cuales han desplazado a los cultivos tradicionales.

Por su parte, en 2010 fue aprobado en EEUU el primer transgénico animal para consumo humano: el salmón AquaBounty, que es capaz de crecer en la mitad de tiempo gracias al gen de la hormona de crecimiento de otra especie de salmón, y durante el invierno, pese al frío, gracias al gen “anticongelante” de otra especie de pez.

PARA REFLEXIONAR…

Según Alexis López Tapia (2011): La Naturaleza no busca perfección, sino adaptación. No genera competencia, sino coexistencia e incluso colaboración, como lo demuestran nuestras propias células que son simbiontes desde su propio origen. No responde a los criterios de mercado, que son criterios lineales de crecimiento exponencial, sino a criterios circulares, cibernéticos y autorregulados. No se basa en la lógica del egoísmo –por mucho que los sociobiólogos quieran afirmarlo-, sino a criterios de altruismo biológico, jerárquico y coevolutivo.

En síntesis, no sabemos los efectos que pueden provocar los transgénicos en el medio ambiente. Pero sí sabemos, absolutamente, que son totalmente contrarios a la lógica de la Vida.

Fuentes:

Arellano Castro, Cintya D.; Vega Luna, Marisol y Becerra Aguirre, Arturo (2005). Transgénicos. Universidad de Guadalajara. México

http://www.argenbio.org/index. php

https://www.agronewscastillayleon. com/cinco-paises-producen- mas-del-90-de-los-cultivostransgenicos- en-todo-el-mundo

https://www.nuevatribuna.es/ tags/transgenicos

Irusta, Manuel. 5W Infographic (2004). Alimentos Transgénicos. Diario EL MUNDO. Madrid

López Tapia, Alexis (2011). Los Transgénicos. Santiago de Chile.