Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/193002

¿Está intervenida por la Nación la política sanitaria del Chaco?

El subsecretario de Salud, Alejandro García, explica que hay un trabajo articulado entre las jurisdicciones, pero la llegada de médicos y militares generó especulaciones.

El subsecretario de Salud, Alejandro García, salió al cruce de las versiones que dan cuenta de una virtual ‘intervención de la Salud Pública‘ en el Chaco por parte del Estado Nacional y aclaró que la Provincia y la administración central trabajan de manera ‘articulada‘ desde el inicio de la emergencia sanitaria generada por el coronavirus.

 

La polémica cobró vida tras el ‘sincericidio‘ del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, quien aseguró que los funcionarios llegados desde Buenos Aires estaban sorprendidos por la ‘baja observancia‘ de las medidas de seguridad sanitarias básicas, y se profundizó ayer con el arribo de más efectivos militares y sanitarios para reforzar a quienes trabajan en las áreas de seguridad y médicas de la provincia.

 

‘Plantear que hay una intervención es, cuanto menos malintencionado, estamos trabajando en conjunto desde el inicio de esta emergencia y, gracias esta articulación y las medidas tomadas hoy es sistema no está colapsado‘, aseguró el funcionario provincial.

El subsecretario de Salud, Alejandro García, consideró que el trabajo articulado con la Nación no implica una “intervención”.

TRABAJO CONJUNTO

García explicó que el ministerio de Salud de la provincia está alineado al de la Nación y en consecuencia, los lineamentos y protocolos seguidos tienen como base ‘sociedades científicas‘ adaptadas a las distintas realidades. ‘Que venga gente desde la Nación para nosotros es bueno y de hecho ha pasado también con el tema del dengue, con recorridas por los hospitales y sugerencias‘, indicó.

El subsecretario destacó, no obstante, que, en realidad, la relación es ‘recíproca‘. ‘Acá nadie lo dice, pero ellos se llevaron cosas que nosotros veníamos haciendo, como la utilización del sistema del 0800 con la toma activa de muestras en domicilios, que no existía en Buenos Aires‘, expuso.

García comentó que se consensuaron medidas y estrategias con Nación, entre ellas el triage, la señalética, los distintos accesos a los consultorios (como ocurrió en el Perrando), los sistemas informáticos y herramientas para seguimiento de pacientes en geriátricos. En síntesis, marcó que ‘esto nada tiene que ver con una intervención‘.

‘Que manden respiradores, reactivos, los equipamientos para hacer los PCR, y nos permita acceder a los conocimientos y experiencias de sus profesionales; tiene más que ver con una concepción de trabajo articulado que con esa supuesta intervención, pero entiendo que cuando hay mala intención no puede hacerse demasiado‘.

SIN COLAPSO

Casualidad o no, los equipos y el personal militar y médico desembarcó en Chaco el viernes, el cierre de una semana en que el número de contagios tuvo una marcada tendencia al ascenso y se ‘cerraron‘ varios barrios de Resistencia para controlar eventuales ‘brotes‘.

El subsecretario de Salud explicó que ‘el número de casos totales se va a ir acumulando y va a ser mayor, pero también hay que tener en cuenta que estamos aumentando el número de recuperados‘.

‘Si miramos el colapso del sistema de salud en el mundo, el problema con el coronavirus es que se enfermaron todos al mismo tiempo, nosotros tuvimos a favor el hecho de que se tomaron medidas rápidamente por lo que logramos achatar bastante la curva‘, contrapuso. García apuntó que actualmente la Pastilla 6 del Hospital Perrando cuenta con 56 camas que pueden ser todas de terapia intensiva o intermedia, la Sala de Aislamiento con 8 camas, y todo el hospital Modular a disposición.

‘El sistema estaría colapsado si tuviésemos que elegir a quién atender o con una demanda tal que tengamos que derivar pacientes a otras provincias, y esto no está pasando‘, puntualizó. Hasta ayer, había 34 personas internadas por Covid-19 en el Perrando, es decir, todavía quedan camas disponibles.

‘Ojalá sigamos en una situación actual, más allá de que preferiríamos no tener contagiados, pero mientras podemos sostener estas condiciones el sistema estará en condiciones de soportar la demanda‘, analizó.

El subsecretario admitió que ‘hay un cansancio lógico‘ en el personal de Salud, que se verifica en todos los lugares donde ha impactado la emergencia sanitaria, y que el sector registra ‘falencias estructurales de larga data‘.

Sin embargo, destacó la ‘enorme labor‘ de los trabajadores de la provincia que van encontrando respuestas en el diálogo con el gobernador. García consideró que el Chaco está en un momento que exige ‘no relajarse‘.

Sin embargo, llevó tranquilidad al sostener que ‘las medidas adoptadas y el aumento de la capacidad de respuesta del sistema de Salud logrado por la provincia la ubica en otra posición a la hora de enfrentar a la pandemia, de la mano con la Nación‘.

“Estamos en un contexto que exige una gran responsabilidad tanto para los que nos toca estar en la gestión como quienes deben llevar la información veraz a la comunidad”, reflexionó.