Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192859

Guazuncho, como el mate y el dulce de leche: argentino

Es una marca registrada del algodón argentino. Guazuncho INTA, dentro del programa para el desarrollo de variedades del cultivo, que cumplirá cien años, es uno de los principales avances que logró el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. En este informe especial, los técnicos de la estación experimental Sáenz Peña cuentan su historia y objetivos cumplidos.

SÁENZ PEÑA (Agencia, por Hipólito Ruiz) - “Es la joyita del INTA y una clara muestra de que un organismo del Estado que investiga, logra objetivos para beneficio de los productores”, dice a NORTE Rural Diana Piedra, titular del Centro Regional Chaco-Formosa del organismo.

guazuncho3.jpg
El gráfico muestra la evolución genética de las variedades Guazuncho del INTA, desde 1983 a 2018.

Desde el año 1983 cuando nació la primera variedad de Guazuncho, hasta el presente, cuando en 2018 nació una variedad que se transforma en la primera versión de variedades del INTA, con ciclo intermedio, que integra dos eventos biotecnológicos y que ya está en varios campos del país como lotes semilleros, se marca un hito en el que se puede decir que “hay futuro algodonero” en la Argentina.

El programa para el desarrollo de variedades del algodón del INTA cumplirá 100 años en 2022. Uno de los principales avances es la línea de materiales denominados Guazuncho.

En la década del 1970 el INTA había difundido el ideotipo varietal denominado Chaco 510, caracterizado por expresar elevada calidad de fibra, fundamentalmente en longitud y resistencia.

En 1974 se introduce el material francés, desde el Paraguay, llamado Reba P 279. Esta variedad desde su ingreso al país demostró una elevada productividad y además rusticidad.

Con el objetivo de combinar los atributos de ambos ideotipos (Chaco 510 y Reba P 279), se realizaron cruzamiento entre ambos, y en 1983 nace Guazuncho INTA.

RÁPIDO, COMO LA CORZUELA PARDA

Así, luego de combinarse dos ideas de simiente, del cruce de las mismas nacía en 1983 una nueva variedad que a los técnicos del INTA les llamó la atención la velocidad del crecimiento que presentaba. “La llamaremos Guazuncho”, habría dicho uno de los integrantes del equipo de investigación, asignándole este nombre comparando la velocidad en la carrera de la corzuela o ciervo nativo con la precocidad observada en el material genético.

guazuncho2.jpg
Diana Piedra, del Centro Regional Chaco Formosa del INTA, junto a los técnicos de la Estación Experimental Sáenz Peña encabezados por su director, Fabio Wyss, Iván Bonacic Kresic, Mauricio Tcach y Alex Montenegro.

GRAN ACEPTACIÓN DE LOS PRODUCTORES

Esta variedad rápidamente fue aceptada por los productores, pero los capullos se desprendían fácilmente y una parte podía caer al suelo. En 1989 esta variedad fue reemplaza por Guazuncho 2 INTA, una versión mejorada, que representó el material difundido por el INTA con mayor popularidad y aceptación en el sector productivo.

BUEN RENDIMIENTO DE FIBRA

Entre sus principales atributos se destaca la productividad, el rendimiento de fibra, calidad de la misma, sanidad para enfermedad azul y bacteriosis. La variedad no solo fue preferida por estas características, su arquitectura columnar y concentración de la floración permitieron una excelente adaptación a la mecanización de la cosecha, característica muy valorada por los productores.

Esta última versión también fue utilizada por diferentes grupos de investigación en el mundo como variedad modelo, en el estudio de genes asociados a la calidad de fibra.

DISTINCIÓN INTERNACIONAL

Otra distinción en el plano internacional es un estudio que la ubica como la variedad con mayor índice de cosecha en comparación con otros fondos genéticos conocidos como Deltapine, Stoneville y Acala. Guazuncho 2 INTA fue la primera variedad de INTA, que se difundió en versión transgénica, es decir con un evento transgénico para resistencia a herbicida.

Esta última se llama Guazuncho 2000 RR y cumplió un rol fundamental en la implementación de la siembra directa en el algodón y la difusión de tecnología de cultivo como los surcos estrechos.

GOLPE DE TIMÓN EN 2003

En 2003 nace una nueva versión, llamada Guazuncho 3 INTA, una variedad convencional, es decir sin eventos transgénicos, similar a las anteriores versiones, pero portadora de una característica distintiva que es la ausencia de nectarios en la base de las flores y en la nervadura central de las hojas. Este rasgo disminuye el ataque de chinches en el cultivo, siendo la primera variedad con este atributo difundida en la Argentina.

“La marca Guazuncho fue ganando popularidad entre los productores algodoneros a lo largo de su historia, sin embargo, el sector necesitaba disponer de los atributos productivos y de calidad de esta variedad y los beneficios de la biotecnología, todo esto en un mismo material”, dice a NORTE Rural el investigador Mauricio Tcach, del INTA Sáenz Peña, que viene poniendo su esfuerzo y su sabiduría en la genética del cultivo de algodón.

 

Guazuncho 4, lo más nuevo de la tecnología

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Mauricio Tcach cuenta a NORTE Rural que en este contexto nace en 2018 Guzuncho 4 INTA BGRR. La primera versión de variedades del INTA, con ciclo intermedio, que integra dos eventos biotecnológicos. Una de las mejoras que presenta esta variedad en comparación con otros Guazunchos es un mayor equilibrio en la adherencia del capullo, esto permite una adecuada cosecha y mejor tolerancia a la exposición prolongada y derrame.

guazuncho.jpg
El técnico del semillero Gensus Silvio Radovancich observa con el productor Jaime Parra un lote sembrado con la variedad Guazuncho 4 en la zona de Los Frentones.

Esta característica se pudo observar en varios productores esta campaña, entre ellos la empresa Linke, que realizó un lote de gran extensión en Santiago del Estero. Es importante destacar este proceso -dice- ya que la evaluación con productores es un punto fundamental en el desarrollo y difusión de las variedades.

EL GUAZUNCHO 4 NO VIENE SOLO

Si bien Guazuncho 4 INTA BGRR saldrá masivamente en la campaña 2020/2021, no lo hará sola; estará acompañada de Pora 3 INTA BGRR y Guaraní INTA BGRR.

Estas últimas variedades también tienen los eventos para tolerancia a herbicida y lepidópteros. Pora 3 INTA BGRR, con mayor adaptación a suelos de mediana fertilidad y Guarani INTA BGRR, para siembras tardías y cultivos en surcos estrechos.

LA VINCULACIÓN DE GENSUS

También es importante destacar la vinculación con la empresa Gensus, en la multiplicación, preparación y difusión, indica Tcach. Este eslabón es fundamental en la cadena, para lograr que todos los productores puedan disponer de la nueva genética.