Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192663

La policía británica identifica a un recluso alemán como sospechoso en el caso Madeleine McCann

El hombre, de 43 años, habría viajado a Portugal en una furgoneta en el periodo en el que se produjo la desaparición, según informa la BBC

Las policías británica y alemana han informado este miércoles que tienen un nuevo sospechoso en la desaparición en 2007 de la pequeña Madeleine McCann, de tres años, y han solicitado información sobre un ciudadano alemán que actualmente está encarcelado en Alemania por un asunto no relacionado con este caso.

madeline2.jpg

El hombre, de 43 años, habría viajado a Portugal en una furgoneta en el periodo en el que se produjo la desaparición, según informa la BBC. McCann, de origen británico, desapareció de su habitación el 3 de mayo de 2007 durante unas vacaciones familiares en Portugal mientras sus padres cenaban con amigos cercanos en el complejo de Praia da Luz.

Su destino sigue siendo un misterio a pesar de una búsqueda internacional masiva y una cobertura mediática que provocó avistamientos reportados de todo el mundo.

madeline.jpg

El sospechos fue condenado en varias ocasiones por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores, según la Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA). Según comunicó la policía alemana, el hombre vivió en el Algarve portugués entre 1995 y 2007, ocupando durante un tiempo una vivienda situada entre Lagos y Praia da Luz, cerca de donde desapareció Madeleine en 2007, que a la sazón tenía 3 años.

“Avance significativo”

La policía británica ha descrito la solicitud de información de este miércoles, la última de varias emitidas desde su desaparición, como un “avance significativo”.

Quieren hablar con cualquier persona que tenga información relevante sobre el hombre, a quien no nombraron, o los movimientos de dos vehículos vinculados a él durante el período alrededor de la desaparición. Ambos coches, una camioneta Volkswagen y un Jaguar, ahora están en posesión de la policía alemana.

adeline3.jpg

También pidieron que alguien que estuviera familiarizado con dos números de teléfono portugueses se presentara. Se sabía que uno de los teléfonos era utilizado por el sospechoso, y recibió una llamada telefónica de 30 minutos del segundo número mientras estaba en el área de Praia da Luz la noche de la desaparición, poco antes de que McCann fuera vista por última vez.  

“Es posible que sepa que puede estar al tanto de algunas de las cosas que ha hecho, que puede haberle confiado la desaparición de Madeleine”, dijo el investigador principal Mark Cranwell.

“Han pasado más de 13 años y sus lealtades pueden haber cambiado. Este individuo está en prisión ... ahora es el momento de presentarse”. La policía británica dijo que conservaron una actitud abierta sobre la participación del hombre y que no tenían ninguna evidencia definitiva de si McCann estaba viva o no.