Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/192558

Chaco: con pocas horas de diferencia, fallecieron tres pacientes por coronavirus y llegan a 56 las víctimas fatales

La escalada de muertes por COVID-19 en el Chaco no parece detenerse y ya llegan a 56 las víctimas fatales por esta enfermedad. En principio trascendió que una de las víctimas era un hombre de apellido Maestri, pero esto fue desmentido, dado que se trató de una confusión.

Este domingo por la noche se conocieron dos muertes: la de dos hombres de 35 y 45 años. Mientras que este lunes, murió otro paciente de 48 años. Los tres decesos se produjeron en el hospital Perrando.

En un domingo fatídico, el Chaco registró con pocas horas de diferencia la muerte de dos pacientes por coronavirus en el Hospital Perrando. En las primeras horas de hoy se conoció que en la noche del domingo se sumaron dos muertes más por COVID-19 de dos hombres, ambos en el Hospital Perrando.

El primer deceso se produjo alrededor de las 22.30 y se trata de un paciente de apenas 35 años, víctima número 54, de quien aún no se conoce el nombre. Los primeros trascendidos se referían al apellido Maestri, pero esto fue desmentido tratándose de una confusión.

Para culminar una jornada trágica para la provincia, a las 23.30 se registró el fallecimiento de otro hombre de 45 años. Se trata de Rolando Ramírez de 45 años, quien fue internado en el Perrando el 29 de mayo y alojado en la Pastilla 6. El paciente falleció anoche debido a una neumonía grave por coronavirus y además padecía asma como patología de base.

barrio Espana barbijo 2.JPG

Luego, en la jornada de este lunes se sumó un nuevo fallecimiento por coronavirus en el Perrando: el de un hombre de 48 años y la víctima número 56 en la provincia. Se trata de Ramón Fernández, un paciente de 48 años que fue diagnosticado con Covid-19 y además tenía una neumonía grave.

Con estos tres decesos, el Chaco acumula 56 víctimas fatales por COVID-19, las tres últimas se concentraron en el Perrando, un hospital acondicionado con una sala especial para tratar los casos positivos pero que en los últimos días encendió la alarma por contagios masivos que afectaron también a ocho trabajadores de la salud: un médico, seis enfermeras y una mucama.