Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/191282

Créditos al campo: ¿hasta dónde se podrá sostener desde el sector privado?

CHARATA (Agencia) El sudoeste chaqueño arrastra dos emergencias hídricas, que han tenido como principal generador de créditos al sector privado. La pandemia del coronavirus, golpea fuertemente la economía mundial, los bancos y los Estados, buscan generar herramientas para pymes, pero sostener la gran maquinaria de producción de alimentos, será un desafío aún más grande.

“Desde el agro, lo sentimos como cualquiera. Es un impacto importantísimo para la organización, para la cotidianidad. Particularmente, en la empresa, una semana antes de que se declare la emergencia, la empresa ya cerró sus puertas, instauramos un trabajo a distancia, con una guardia para los productores. Esto fue positivo, porque nos permitió aprender a vivir con esta situación”, contó el ingeniero Fernando Derwidue, de Agroveterinaría Langellotti, una de las empresas que distribuye, no solo en Chaco, sino también a varias provincias, insumos.

58campo soja.jpg

“El campo, tanto en lo animal como vegetal, no deja de ser ciclos de vida que no paran, y necesitan la mano del hombre para producir alimentos. El campo no puede parar, no por elección, sino por una disposición natural”, agregó

Impacto de la cuarentena

“El principal impacto fue la falta de disponibilidad de máquinas que vienen de otra provincia a colaborar con la cosecha en nuestra zona”, reconoció Derwidue, y aseguró que el escenario se complicó con el adelanto de la cosecha de soja, por lo cual se entregaron cultivos antes de lo previsto, “y se sumó a esto lo del rio Paraná, por problemas de calado  y personal, lo cual generó problemas en la operatividad”

Respecto al abastecimiento, el ingeniero explicó “por ahora, estamos sosteniendo con el stock que estaba en el país, pero si se siente el impacto en los insumos; la mayoría son importados, también los ácidos para su formulación, y hablamos de insumos básicos, incluso algunos muy económicos. Mucha plantas estuvieron parados, también la distribución de los mismos”.

“Estamos contentos de poder cosechar, teniendo en cuenta que se perdió todo en la campaña pasada. Venimos con buen ritmo, a pesar de que los precios no son buenos, y no sabemos cómo responderán los mercados, porque es una situación inédita, con una economía global totalmente golpeada”, ponderó.

Derwidue agregó que, además a la Argentina también lo afectará la brecha cambiaria, y toda la carga tributaria. “Los márgenes productivos no serán bueno. La prioridad hoy creo que es saldar pagos, estabilizar el sistema, porque esto se abastece del sector privado, y se cortaría una cadena clave. Hay muchos factores incontrolables, en simultáneo, pero hoy tenemos que conformarnos con tener buenos rindes y cosecha”, indicó. 

¿Cómo se sostendrá el crédito?

Con dos emergencias, donde en un gran porcentaje las pérdidas han sido totales, el sector privado, continúa siendo el que sostiene la demanda crediticia. En este sentido, Derwidue reconoció “hoy las herramientas escasean, y la disponibilidad de crédito, en las tarjetas, está limitada porque es una disponibilidad en pesos, que para los volúmenes del sector no es suficiente. Los bancos están presionados, para sostener a otras pymes, y esta es una situación que realmente nos pone en jaque”.

“Los créditos no se cortaron, sigue abierta la financiación, pero todo tiene un límite, tanto las empresas nacionales como las internacionales. La forma de sortear esto es de coordinación entre la parte pública y privada será clave, porque no se puede parar el sector que produce alimentos, y abastece al mundo”, concluyó. .  

Temas en esta nota

Campo Créditos soja Cuarentena