Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/190937
CRECE LA PREOCUPACIÓN ENTRE LOS PACIENTES

Conseguir atención médica en la pandemia, una misión complicada

Los protocolos vigentes obligaron a reducir drásticamente el contacto cara a cara. La alternativa virtual no logra imponerse definitivamente.

La lucha contra la pandemia de coronavirus a nivel nacional y provincial generó la adopción de medidas que trastocaron la organización en general de las actividades laborales, con el aislamiento obligatorio para buena parte de la comunidad; pero con una profundidad aún mayor la gestión del servicio de Salud, tanto a nivel público como privado.

El desembarco del coronavirus impuso medidas sanitarias que complican la atención de consultas en general y la continuidad de algunos tratamientos prolongados.

En este complejo contexto, que además va mutando en función de los avances y retrocesos en de mitigación de la enfermedad, conseguir atención médica para cuestiones que no son urgentes, llámese continuar con el tratamiento de una afección crónica o consultas que no requieren internación, se ha convertido en una misión prácticamente imposible.

Confluyen, en este escenario, varios factores, entre los cuales se destacan la adaptación de las clínicas y sanatorios al protocolo de seguridad vigente; medidas de prevención tomadas por los propios profesionales de la salud, en su mayoría pertenecientes al grupo de riesgo por superar los 60 años y la lenta implementación de la alternativa virtual.

ADAPTARSE AL CONTEXTO

En general, no hay una cuantificación específica que permita dimensionar este fenómeno de “orfandad creciente” que preocupa cada vez a más pacientes.

Las fuentes consultadas por NORTE dieron cuenta que la situación fue analizada por algunas entidades que nuclean a los profesionales con autoridades del PAMI regional, ya que éste fue el sector donde más se notó desde un primer momento. Desde la obra social de los jubilados lograron digitalizar las firmas de muchísimos médicos de cabecera que, ahora, están en condiciones de emitir recetas electrónicas y, con eso, responder a la demanda sin encontrarse cara a cara con los pacientes.

“La única recomendación que podemos hacer es que se utilicen las vías telefónicas para ubicar a los médicos, y familiarizarse con los herramientas tecnológicas para obtener las recetas”, desde la Federación Médica.

Hay que tener en cuenta que, por protocolo, en las clínicas y sanatorios privados sólo se mantuvieron activas de manera habitual las guardias y las emergencias. Las dependencias destinadas a la atención de consultas no urgentes u otras patologías crónicas adoptaron modalidades acordadas entre el paciente y el profesional, en el mejor de los casos. De allí, que los centros de atención luzcan como “cerrados”.La atención “está garantizada”, dicen.

La preocupación llegó también la Insssep. De hecho, desde la gerencia del organismo aseguraron a NORTE que casi el 50% de los profesionales decidieron replantear los mecanismo de atención por lo que se buscan alternativas para responder a los pacientes. Esta semana, se “relanzó” el sistema de receta electrónica que ya era disponible pero era “poco utilizado”. Además, la obra social estatal está confeccionando un padrón de profesionales de distintas especialidades que ya incorporaron las herramientas tecnológicas para avanzar con un mecanismo de “atención virtual” que será presentado en los próximos días