Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/188665

Luna, lunera en el oeste del Chaco

Pampa del Infierno -  Agencia - Milenaria, dormía sobre los quebrachales. Silencio de cruce de caminos. De ratos interrumpidos por el chistido de la lechuza. Silencio. Muy arriba una bandada de patos cruza el cielo grisáceo. 

No es bueno estar en los cruces de caminos” decía doña Juana. Según los lugareños encierran secretos de antes, leyendas que se pierden en el tiempo, de lobizones y almamulas. Silencio de noche.

El monte guarda su secreto, la luna pinta sombras picarescas que se pierden en el monte. Las ramas, algarrobales y quebrachales, se tiñen bañadas por su pintura de plata.

Como un rito macabro se repite el chistido de la lechuza, protegiendo el silencio del monte.  Silencio. La localidad duerme bañada de plata .