Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/187760
PERSPECTIVA PARA EL PRIMER TRIMESTRE DEL AÑO

Por lluvias en Brasil se espera una recuperación del nivel del Paraná

De mantenerse la tendencia, en poco tiempo más el riacho Barranqueras recuperaría la navegabilidad y se reanudaría la actividad comercial.

En el sur de Brasil, especialmente en la cuenca del Paraná y del río Uruguay se anuncian probables precipitaciones por encima de lo normal. ‘Esto significa una recuperación de los niveles que ya se empieza a observar en nuestras costas‘, adelanta el ingeniero Hugo Rohrmann. 

rios.jpg
Los anegamientos en el sudoeste chaqueño, parte de los grandes perjuicios que produjeron las lluvias de 2019. Foto de archivo.

Con 2,75 metros en el hidrómetro de Barranqueras ayer y tendencia creciente (la medida de un día antes fue de 2,72) el incremento se hace aún más visible si se compara con 1,7 m de hace un mes. ‘Esto nos muestra que ya hay una recuperación‘, agrega el ingeniero exjefe de Estudios Básicos de la Administración Provincial del Agua.

En la descripción general señala que en la cuenca baja brasileña ya se nota que los caudales son superiores a los de las últimas semanas y si a esa situación se suman los pronósticos de valores normales a superiores, el río va a ir recuperando la navegación comercial en el riacho Barranqueras.

Ante la consulta por un observador privado que anticipó anegamientos de campos de la región NEA durante enero y febrero, Rohrmann pidió cautela y apegarse a la información oficial que provee el SMN: ‘Si se producen situaciones diferentes investigaremos los porqués‘, señaló.

PANORÁMICA DEL PAÍS

En los fenómenos meteorológicos destacados de 2019 sobresalen las lluvias e inundaciones de enero en las provincias del litoral. Hubo algunas diarias mayores a 100 y 200 mm, y precipitaciones mensuales que superaron los 500 mm.

Así como las olas de calor moderadas a fines de enero y mitad de febrero en el centro y norte del país.

El noreste argentino registró excesos de precipitaciones, y provincias como Corrientes recibieron más de 1000 mm en esos tres meses. Por otro lado, en el comienzo de la primavera continuaron varias irrupciones de aire frío que mantuvieron anomalías de temperatura durante gran parte de septiembre y octubre. Sin embargo, tuvo lugar un período relativamente corto pero extremadamente cálido a finales de septiembre con récores en máximas.

En noviembre predominaron temperaturas muy por encima de lo normal casi todo el mes, en el centro y norte del país, convirtiéndolo en el tercer mes más cálido desde 1961.