Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/183415
Sobre los hechos violentos en el municipio de Quitilipi

Sergio Casalboni: “Las fuerzas de seguridad miran para otro lado”

QUITILIPI (Agencia) -El intendente Sergio Casalboni emitió un comunicado sobre los hechos violentos registrados el pasado viernes en el municipio, donde la secretaria de Gobierno Ana Mochis terminó “a las piñas” con referentes del movimiento 25 de Mayo.

El funcionario criticó el accionar de la líder Eliana Meza y responsabilizó al Ministro de Seguridad y al Gobernador por no haber tomado las medidas preventivas que se pidieron cuando comenzó el acampe de protesta en la vereda del edificio.

“Quiero manifestar mi absoluto repudio a los hechos lamentables sucedidos cuando un grupo de manifestantes del movimiento 25 de Mayo irrumpió de forma violenta nuevamente en la municipalidad agrediendo verbal y físicamente a la Secretaria de Gobierno, acusándola de hechos inexistentes y carentes de elementos probatorios, quien ante el avasallamiento de la líder piquetera Eliana Meza y una veintena de personas entre mujeres y hombres, sólo busco defenderse ante el tremendo ataque. Manifiesto mi solidaridad para con la señora Ana Mochi a quien ratifico en su cargo desde el cual viene realizando un excelente trabajo en beneficio de la comunidad”, señala la nota.

Violencia y delitos

El intendente enmarcó la agresión en una serie de delitos del movimiento 25 de Mayo: “actos reiterados por parte de Eliana Meza habiendo ya sufrido yo en persona una agresión similar: rodeado por estos manifestantes y violentado físicamente por ella con el mismo modus operandi de palos, puñetazos y sin posibilidad de defensa alguna”, recordó.

Al respecto, adelantó que los convenios que se venían trabajando con el movimiento quedarán todos “absolutamente disueltos” hasta que se llegue al esclarecimiento de lo sucedido.

“A la buena de Dios”

Más adelante Casalboni reclamó: “Lamento profundamente que las fuerzas de seguridad no hayan tomado con antelación las medidas pertinentes del caso y nos hayan dejado a la buena de Dios. Este tipo de actos fue advertido a la justicia local y al Ministro de Seguridad, que sabían de los riesgos de este acampe con un neto trasfondo político frente a la puerta de mi oficina. Fui claro en que esta gente violenta ponía en riesgo la integridad física de los funcionarios, empleados municipales y de los vecinos que diariamente tratan de realizar sus gestiones. Ante este nuevo hecho violento pido en nombre de la comunidad de Quitilipi al señor Gobernador y al Ministro de Seguridad que dejen de mirar para otro lado y actúen dando la seguridad que merecemos”, finaliza el escrito.