Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/183365
A 21 años del adiós de Bagual Fuentes una de sus hijas habla de él

“A mi papá le gustaba el estilo de Michael Jackson y la técnica de Fred Astaire”

El 27 de agosto se cumplieron 21 años del fallecimiento del bailarín Néstor ‘Bagual’ Fuentes y su hija Florencia cuenta algunos rasgos de un artista adelantado a su época. Tanto la familia como sus seguidores lo homenajearon recientemente en el museo Ertivio Acosta.

Florencia Fuentes contó a NORTE que alumnos y cultores de las danzas regionales se concentraron el 26 de agosto en el museo de Resistencia para honrar la memoria del destacado bailarín en una fiesta.

“Su madre lo apodó Bagual porque era andariego, como un potro salvaje; además por su forma de bailar el malambo que era única”.

Al repasar varias imágenes de la carrera artística de su padre, la mujer toma una de varias fotos del tesoro familiar y describe su contexto. 

Néstor Antonio “Bagual” Fuentes es un símbolo de la combinación de formación permanente, con innovación y creatividad en el lenguaje artístico. En la foto con su compañera con la que tuvieron dos hijas.

“A mi papá le gustaba el estilo artístico musical de Michael Jackson y la técnica y el zapateo americano de Fred Astaire; admiraba ver que alguien con formación”, plantea.

Del rol docente Bagual insistía en la importancia de incorporar la escuela clásica en las danzas folclóricas. “Él no decía que había que cambiar compases ni nada, sostenía que hacía falta embellecer los movimientos; estaba en los detalles, las manos, la pollera, el zarandeo”, describe.

Fuentes falleció en Resistencia en 1998. La foto se tomó meses antes de esa fecha. Tenía 76 años.

En su tiempo como en tantos espacios, había referentes folcloristas muy cerrados, que se negaban a incluir formas distintas, innovadoras. Muestra una de las fotos sirve para ilustrar el armado de la danza de los pescadores y la historia construida en cuadros acompañados de sonidos grabados para la ocasión.

“A veces en la casa se detenía en el sonido del lavarropas y con las manos imitaba el golpeteo siguiendo el ritmo de un malambo”, cuenta Florencia.

Un autodidacta

Eduardo López -exjefe de redacción de NORTE- registra que el bailarín nacido en Bella Vista (Tucumán) el 11 de febrero de 1924 se había formado de manera autodidacta. Desde muy joven se inició en la actividad artística en Buenos Aires. Como ahijado artístico de Azucena Maizani, debutó en la calle Corrientes, donde llegó a bailar para Carlos Gardel, y compartió escenarios con Amelita Vargas, Olinda y Sofía Bozán y el chaqueño Oscar Alemán.

De Michael Jackson le gustaba todo, la manera de bailar, como cantante y como artista.

“Fue el creador de un estilo intermedio entre el baile tradicional y el de proyección, que lo llevó a fundar una escuela para la enseñanza de la danza”, es la descripción que mejor resume su aporte.

Hijo de un músico -acordeonista- de Tafí del Valle, en la provincia de Tucumán, aprendió la vida trashumante de los artistas.

Era muy joven cuando se radicó en el Chaco. Había llegado como integrante del elenco de un circo que recorría el país.

En 1950 una gira con el mexicano Alfonso Ortiz Tirado, Carlos Argüello y el recitador Fernando Ochoa los trajo a Corrientes. En la siguiente escala en Resistencia Bagual conoció a la joven Donosa y nunca más se fue. Juntos fueron pareja en los cuadros de danza y en la vida.

Comprometido con el arte

En Resistencia Fuentes creó la Peña de los Lunes en el Bar Los Bancos y durante el gobierno de Felipe Gallardo fue nombrado director del Grupo de Danzas de la provincia.

Tras el golpe de 1955 se refugió en Machagai y luego de recorrer el país y escenarios de Chile, Paraguay, Brasil, Uruguay, regresó al Chaco en 1966 para no irse nunca más.

Cuando falleció sus restos fueron velados en la Peña Nativa “Martín Fierro”. Antes de su despedida alumnos de las escuelas de danzas bailaron en su homenaje y cantó el coro Chelaalapi.

El 27 de agosto, por el Día de la Danza Chaqueña, organizó una muestra de fotos en la Casa de las Culturas. En la foto: la coreógrafa y exdirectora área Danza, Marilyn Granada; el profesor de tango y folklore, KukyYbarra; la profesora de folklore, Florencia Fuentes; la directora del área Danzas, Sandra Forlin; la directora del Ballet Contemporáneo, Mariana Alarcón; y el docente del ISPEA Carlos Acuña Villalba.

En el sepelio en el cementerio Parque Jazmín se vivieron momentos muy emotivos.

Una figura tan destacada y su aporte a la cultura fue tal que el 27 de agosto se instituyó Día Provincial de la Danza (ley Nº 6.162) en coincidencia con la fecha de su fallecimiento de Néstor Bagual Fuentes.

Historia y homenajes

“Recuerdo que una vez le hicieron un reconocimiento en el excine Sep llegaron de todas partes; por donde pasó dejó alumnos. En Tandil por ejemplo funcionó por años un ballet que él creó y también llegaron del ballet de Salta, que lo querían mucho”, señala Florencia.

Mientras que del reconocimiento más reciente y mucho más modesto resalta la vigencia de la herencia de su padre. Tanto la valora que hace un esfuerzo para repasar nombre por nombre de quienes acompañaron.

“Estuvieron Alejandra Facal, Viviana Salazar, Miriam Carballo, Kuky Ibarra, Pedro Veloso, Gladis Goitía, que iba a mi casa desde su adolescencia; Gustavo Chávez, Leandro A Roble, Raúl Rojas, Claudio Zamudio, Alejandro Lazcano, Alfredo Facal, Yuli Genes; Andrea López, de la escuela La Flor Azul de Barranqueras que dirige Ángel Ramírez; José María Ayala del grupo de danzas del Insssep y que conoció a mi papá cuando era chico. También Coqui de la escuela municipal de danzas o Gustavo Leguizamón, que compuso la chacarera del Bagual”, enumeró entre otras presencias que seguro se ‘le escaparon’ del recuento.

El homenaje que organizaron en pocos días respondió a la necesidad de recordarlo y celebrar la fecha bailando.

Lamentando no haber podido avisar a más personas por la limitación de tiempo y recursos, para próximos aniversarios espera contactar a más bailarines y músicos que deseen formar parte del recordatorio. 

En rigor la actividad se gestó unos pocos días antes, durante una conversación con personal directivo del museo de Juan B. Justo 280.

Un embajador cultural 

En un recorte de un diario de los años cincuenta se lee que siendo director general Néstor Fuentes viajó a Buenos Aires por asuntos culturales por la difusión y enseñanza del folclore, en representación del Ministerio de Asuntos Sociales del Chaco.

Florencia Fuentes también menciona que en su casa tienen fotos de muchos artistas que compartieron actuaciones con él. “Del único que no tenemos fotos es del Chúcaro”, comenta.

Con otros músicos, cuando iban al pescar aprovechaban para grabar además el canto de las ranas, el ruido de los monos y de otros animales de la costa del río. Después usaban esos sonidos en puesta de danzas como parte de una coreografía sonora. “Era un innovador para su época, pasaron más de cincuenta años de eso y lo siento cercano”, describe.

Durante la última dictadura, representó a la provincia en varios festivales. Durante la gobernación de Serrano tuvo respaldo, pero las libertades se fueron restringiendo y fue cada vez más difícil bailar. “Sobre todo en el ambiente artístico, que le decían agitador”-cuenta Florencia- “Mi papá era peronista y hasta llegó a bailar para Eva en Buenos Aires”.