Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/180690

Julio con frío y malas noticias: aumento del gas y combustibles

La petrolera YPF picó en punta incrementando el precio de sus productos. Hubo sorpresa entre los automovilistas que ya no toleran tantos aumentos.

SAENZ PEÑA (Agencia) – El mes de julio no comenzó con buenas noticias para los consumidores de esta parte de la provincia, que al igual que los del resto del país, pesos más pesos menos deben soportar un nuevo golpe a los bolsillos. Es que al aumento del precio del gas en garrafas que entró en vigencia ayer, también se sumó el nuevo incremento en los combustibles de la petrolera YPF que sumó un 2,5% al precio de las naftas y 1,75% al gasoil.

Los automovilistas que ayer fueron a reabastecerse de combustible pagaron aumento.

En este último de los casos, desde la medianoche de ayer, la petrolera YPF fue la que picó en punta incrementando el precio de sus combustibles, pero se descuenta que en las próximas horas, tanto las estaciones de servicio de Shell como de la petrolera Axion recorrerán idéntico camino, como ocurre cada vez que se registran subas.

Este incremento, tomó por sorpresa a muchos automovilistas, ya que en los días previos no se produjeron anuncios como venía ocurriendo en meses anteriores que de antemano se conocía con antelación que se venía un incremento. La decisión del gobierno de aumentar el Impuesto a los Combustibles Líquidos es uno de los componentes que impulsaron el nuevo incremento. Pero el impacto podría haber sido mayor, ya que para fijar el canon se tiene en cuenta la suma de la inflación de los últimos tres meses.

En ese caso, la suba de ese impuesto debía situarse en el 11,8%, pero si se puede considerar como un hecho positivo ante los negativos que genera cada incremento, la intervención del gobierno de moderar la suba y situarla solo en el 3,9 por ciento impidió que el impacto sea mayor.

Impacto en los precios

De todas maneras, más del aumento propiamente dicho, una de las cuestiones que más preocupa es el impacto que va a generar en el índice de precios de la canasta básica, esencialmente en la de alimentos que ya había mostrado un importante aumento antes del combustible.

Es que en la formación de precios, el combustible aparece como de importancia por su incidencia en el precio del flete del transporte que lleva los productos hasta los supermercados, por lo que no se descarta nuevos incrementos en los precios de la canasta básica de alimentos.

El Premium superó los 50 pesos

Este nuevo incremento en el precio de los combustibles llevó a que los combustibles Premium superen holgadamente la barrera de los 50 pesos, incluso casi equiparando el valor de las nafta con el de gasoil de ese segmento.

Es que con el nuevo cuadro tarifario la Infinia, la nafta Premium de YPF pasó a costar 54,04 pesos, mientras que la Infinia Diesel cuesta a partir de ayer 52,72 pesos, apenas 1,82 menos. En tanto el precio de la nafta súper trepó hasta los $48,63 y en el caso del gasoil común –Ultra- llegó a los $ 44,76.

Para el gas también rige e aumento

Quienes tuvieron que comprar una garrafa de gas también debieron hacerlo con aumento. Así el precio de la garrafa de 10 kilos en planta ya se abonaba entre 340 y 350 pesos, mientras que el servicio a domicilio ya superaba los 450 pesos.

Además, hay otra cuestión que pareciera ser un “castigo” para los habitantes de esta zona y tiene que ver con los precios que se pagan son superiores a los que se establecen de manera oficial. La garrafa de acuerdo a los precios fijados desde la Secretaría de Energía establecen que para la de 10 kilos se establece un costo de 295,37 a lo que hay que sumarle el 10,5% del Impuesto al Valor Agregado lo que arroja un precio final de 326,38 pesos poco más de 10 pesos por debajo de lo que se paga en esta zona. En el caso de la de 15 kilos, que no es muy ocupada en la zona, el precio establece un coto final de $ 490,56 muy por debajo de los casi 700 que se abonaban hace ya un tiempo.

Es que en la zona prácticamente no se comercializa este tipo de garrafas y quienes cuentan con este tipo de envases deben apelar a la recarga, que demora unos siete días ya que debe enviarse a Corrientes para la correspondiente recarga.

En cuanto al cilindro de 45 kilos, poco utilizado en los hogares pero que si tiene buena aceptación en el mercado gastronómico, ya superó la barrera de los 2600 pesos. El aumento que entró en vigencia ayer, se situó en un 5% aunque consultados, comercializadores del medio no descartan que antes de finales de mes pudiera darse un incremento similar, lo que significaría otro golpe más a los cada vez más flacos bolsillos.