Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/179616

Reciclaje, forestación y concientización, en la política ambiental de Resistencia

El miércoles 5 es el Día Mundial del Ambiente y en la capital chaqueña se prepara una semana cargada de actividades.

Fotos de Emmanuel ‘Q´ra’ Leguizamón

La limpieza de lagunas, la forestación de 40.000 nuevos árboles, la erradicación de minibasurales y la recolección de residuos son parte de los ejes de las políticas de la Secretaría de Ambiente. Hacer de Resistencia una ciudad más sustentable también es un objetivo del Municipio y para lograrlo es necesario el compromiso del vecino y por eso impulsa una campaña de concientización.

El canje sustentable, que se realiza en la laguna Argüello cada sábado, es una de las propuestas para la separación de residuos en origen.

La temática ambiental en la Argentina y en nuestra ciudad plantea una situación paradójica. Durante los últimos quince años experimentamos un creciente nivel de conflictividad social relacionada a las cuestiones de calidad del ambiente y gestión de los recursos naturales. Sin embargo, esta problemática todavía no ocupa un lugar destacado en la agenda política. Por ello la temática ambiental ya no puede ser considerada como un tópico de moda o algo de poca importancia e impacto. Desde 2015 el área viene haciendo hincapié en su importancia en la agenda pública y en la vida diaria.

“Buscamos que la cuestión ambiental sea una política pública de importancia, imprimiéndole contenido técnico, financiero, y legislativo. Es necesario que todos los vecinos de Resistencia conozcan cómo el Estado municipal trabaja e implementa los diferentes programas para protección de los recursos naturales de excelencia, y con la sustentabilidad como objetivo central”, expresó el secretario de Ambiente, Bernardo Voloj.

Residuos sólidos y separación de origen

La gestión integral de residuos sólidos urbanos es un tema de atención prioritaria para la mejora de la calidad de vida de la población y para aspirar a un desarrollo sustentable.

El abordaje de este tema implica la consideración de todas y cada una de las etapas que involucran a los residuos sólidos urbanos de una jurisdicción determinada; desde su generación, orientado a la reducción en origen, la recolección y transporte desde el sitio de generación, hasta el de postratamiento y disposición final.

El promedio diario de generación de residuos en Resistencia es de 350 toneladas al día, un kilo por habitante en promedio: “En los últimos años el Municipio logró una mejora considerable en lo que respecta al equipamiento, lo que permite incrementar y garantizar la frecuencia de la recolección, así como ampliar las áreas de cobertura”.

Uno de los mayores problemas es la distancia que existe entre la ciudad y el sitio de disposición final, conocido como María Sara. Los 30 kilómetros que los separan generan grandes pérdidas de tiempo entre recorridos, limitando la capacidad logística del camión recolector. Para paliar ese inconveniente, el Municipio prevé instalar una estación de transferencia en el predio de Ushuaia y Mac Lean, de propiedad municipal.

Por otra parte se trabaja para que la relación con la basura sea diferente: se busca la recuperación de materiales de vertederos para su reventa y además para que no se generen minibasurales, que son un foco de infección, en zonas aledañas a las viviendas. “Como ciudadanos tenemos que tomar conciencia que nuestra basura afecta directamente al ambiente y a la calidad de vida como vecinos de una ciudad”, plantea el secretario de Ambiente.

 

Puntos verdes y más árboles

El Municipio impulsa el reciclado como base de sus políticas para reducir el consumo de energía, la contaminación del aire, del agua y las emisiones de gases de efecto invernadero. La práctica permite evitar la continua extracción de materias primas, generando un ahorro importante de energía, trabajo y muchas otras variables.

El objetivo del Municipio de plantar 40.000 árboles en Resistencia, siempre con colaboración de vecinos y padrinazgo de empresas.

Al separar los residuos se procura que estén limpios y secos para evitar la fermentación de los orgánicos y malos olores. Lo ideal es que estén doblados o aplastados para reducir el volumen y evitar que los contenedores se llenen demasiado rápido.

En la ciudad se dispusieron ‘islas verdes’, que tienen una recolección especial llevar a la planta de reciclaje y así crear una economía circular a través de la venta de los reciclables. Los puntos están en plazas, en la Peatonal, en instituciones y en algunos barrios que se sumaron a la recolección diferenciada. Y en la laguna Argüello, los sábados, desde las 16, se realiza un canje sustentable.

Arbolado urbano y poda

Con un censo se relevaron 42.372 árboles en la ciudad, de los cuales un 18% son palmeras y el 82%, de otras especies. El objetivo de plantar 40.000 antes de que finalice 2019, para dejar unos 24 árboles por cuadra en promedio, se busca a través del padrinazgo de vecinos, empresas e instituciones.

Para  podar o extraer un árbol un vecino debe solicitar autorización al Municipio. Y en la Secretaría de Ambiente se puede solicitar un turno para la realización del trabajo, justificando los motivos, dando dirección, observaciones y hasta adjuntando una foto del árbol a intervenir.

Las especies autorizadas para la plantación en veredas son lapacho, palo borracho, falsa caoba, jacarandá, ligustro, albizia, ficus, fresno, farolito, aguaribay, mango, citrus, guayaba, granada y níspero.

Notas Relacionadas