Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/178958

Mesón de Fierro sufre el aluvión de agua que cruza el canal de Pampa del Cielo

La alcantarilla de la ruta 13 es insuficiente, como otras, para ampliar el escurrimiento, explica Varela de Vialidad Provincial.

El administrador de Vialidad Provincial, Hugo Varela, indicó ayer que “estamos en San Bernardo. Vamos a mantener una reunión con los intendentes de la zona y después se concretará otra en Charata”. 

Una de las excavadoras que estuvo trabajando en el interior para construir defensas.

“En el tema puntal de Mesón de Fierro, como en varios sectores de la provincia, hay mucha agua acumulada contra la ruta provincial número 13, que va de Villa Ángela a General Pinedo. Cerca de la localidad de Mesón de Fierro cruza el canal de Pampa del Cielo que recolecta toda el agua de Las Breñas y de Charata”, dijo.

“Como es natural los altísimos milimetrajes caídos van descendiendo y a Mesón de Fierro le llega el agua de esa zona y en el alcantarilla, que es enorme, donde cruza la ruta 13, hace pocos días el agua sobrepasó el nivel de la calzada”, explicó.

“Realmente es una masa de agua impresionante. También ocurre en otras partes de la provincia donde la rutas demoran un poco el paso del agua y eso hace que se acumule mucho líquido”, mencionó.

“Las rutas y los canales no están diseñados para estos milimetrajes, que superan todos los promedios que se tomaron en cuenta para el diseño de los mismos”, indicó Varela.

“El agua escurre. La alcantarilla no está rebalsada hoy. Está trabajando muy bien y pasa cualquier cantidad de agua. Sin embargo, hasta que pase toda la masa, que está acumulada, va a demorar un buen tiempo. Igual pasa en muchos lugares de la provincia donde estamos con el mismo inconveniente”, determinó.

“Entre Villa Berthet y San Bernardo donde cruza el canal Río Muerto - Las Colonias, donde hay agua acumulada y productores reunidos. Hay que espera que escurra el agua. Tampoco, con esta cantidad de agua, se pueden hacer obras. Sólo las de emergencia como limpiar los tapones o algo que esté obstruyendo el paso del agua. No se pueden hacer obras importantes”, detalló el funcionario.

“En la ruta 6, en cercanías a San Bernardo, hay mucha agua acumulada contra la calzada que está actuando como un muro defensa. Solo está pasando agua donde la comuna lo permite porque de lo contrario inundaría el pueblo”, informó.

“Más cerca de Las Breñas, a unos 15 kilómetros, donde hace 20 días había pasado el agua por encima de la ruta, nuevamente ocurrió en unos 300 o 400 metros. Hay una alcantarilla que está trabajando bien pero no da abasto ante la cantidad de agua que desciende de la zona de Las Breñas y Corzuela”, alegó.

Trabajos en Villa Ángela

“Villa Ángela era una zona donde no teníamos mayores inconvenientes pero el agua que está descendiendo hace que se acumule, tanto en la intercesión de ruta 13 con la nacional 95 como en cercanías a esta ciudad”, graficó.

“El agua va ingresando por canales y alcantarillas hacia la zona urbana. Había un sector que se llama Quinta 10 que no está protegido por la defensa norte de Villa Ángela. Tenemos una delegación y personal que conoce el lugar”, comentó.

“Entonces hemos colaborado haciendo un paredón de defensa para proteger, como se hace en todos los pueblos, la Quinta 10 y después con bombas sacar el agua. Hubo un mal entendido con la gente de la comuna pero es la solución que hay que hacerla”, añadió.

“Se cerró la defensa en Quinta 10 y luego se bombeó. Es algo que se hizo en todos los pueblos: San Bernardo, La Tigra, Samuhú y en todos los pueblos que tuvieron esos inconvenientes, es lo que habitualmente se hace”, relató.

Desde Sáenz Peña

En tanto, mencionó que “la situación es muy comprometida desde Sáenz Peña. Arranca desde La Montenegrina, Colonia Bajo Hondo, Napenay, Pampa Grande, Corzuela, Las Breñas, Hermoso Campo, Pinedo, Meson de Fierro, Villa Ángela, San Bernardo y La Clotilde. Toda esa zona con muchos problemas dada la cantidad de agua que hay y que lentamente va escurriendo”.

“En La Tigra se pusieron bombas y se cortó el tránsito porque los caños de la bomba estaban sobre la ruta. Una vez que bajó el nivel en el pueblo se levantaron las bombas y se permitió el tránsito libremente”, exhibió.

“En la ruta 89 entre Pinedo y Gancedo como en cuatro kilómetros pasa el agua por encima de la calzada. Hay mucha agua acumulada, más que en la zona de Mesón de Fierro, por dar un ejemplo”, enseñó.

“Y donde está el puente Bailey el agua cruza por la alcantarilla pero es insuficiente para desagotar rápidamente, por eso el agua supera a la calzada por cuatro kilómetros más o menos”, aseveró.

“Y ahora con un agravante: la calzada por la acción del agua y el tránsito del paso de los camiones se va deteriorando rápidamente. Por eso se recomienda circular con mayor precaución”, afirmó.